Xerez DFC - Salerm Puente Genil | Crónica Oportunidad de oro desaprovechada (0-0)

  • La falta de remate pasa factura a los azulinos, que sólo empatan ante un sólido rival y no recortan puntos con los primeros clasificados

Javi Casares controla el balón en presencia de un contrario. Javi Casares controla el balón en presencia de un contrario.

Javi Casares controla el balón en presencia de un contrario. / Manuel Aranda

El Xerez DFC no pasa del empate ante el Salerm Puente Genil (0-0) y desaprovecha una gran oportunidad para haber recortado distancias con los primeros clasificados en una jornada en la que sólo el Betis Deportivo fue capaz de ganar. Los azulinos, sin pegada, sin remate y desesperados, fueron de más a menos ante un cuadro pontanés muy sólido en defensa y que apenas dio concesiones.

Los xerecistas, con el empate, se quedan séptimos a la misma distancia de la cuarta plaza que la pasada jornada, tres puntos. Suman 60 por los 63 que tienen Córdoba B y Ceuta, que se coloca quinto. 

García Tébar, como se esperaba, sólo movió una ficha en el once respecto al que ganó en Coria. Álex Colorado recuperó la titularidad tras su sanción en lugar del lesionado Jorge Herrero y Antonio Jesús conservó su puesto escorado a la derecha.

Los azulinos conocían los resultados de la jornada matinal y sabían que ganar les daba la vida. Con la derrota de Los Barrios ante el Sevilla C (1-0) y las tablas entre Córdoba B y Ceuta (2-2), la cuarta plaza estaba matemáticamente inalcanzable pero sí dos puntos más cerca.

Se notó. El equipo salió enchufadísimo y dispuesto a abrir la lata cuanto antes. A base de saques de esquina -nueve en la primera mitad- y de faltas, obligaron a los pontaneses a no salir de atrás y a aplicarse en defensa. La primera gran oportunidad del choque llegó a los seis minutos, cuando Álex Colorado botó una falta de forma magistral desde la frontal del área. Muy ajustada al palo izquierdo de Cristian, el meta se tuvo que estirar para mandarla a córner.

Los de Puentenueva le vieron la cara a Flere en el minuto 18 con un remate de cabeza de Manolo Cano tras un rechace de la defensa. La réplica la puso Bello con un buen disparo colocado que Cristian, con mucho trabajo, despejó a saque de esquina.

El carrusel de ocasiones no paraba. En el 22', Adrián Gallardo se entretiene en exceso, se escora, se resbala justo cuando iba a rematar y pierde una clara oportunidad en una contra de las que no se pueden perdonar. Luego, Robin lo intentó con un lanzamiento lejano (24') que Cristian despejó. Era el preludio de lo que le quedaba al equipo, falta de pegada y de acierto en el remate.

Una de las pocas opciones visitantes en el primer tiempo pudo acabar en algo más que susto si en un desajuste defensivo también en el minuto 24' Joaqui no está atento a la hora hacerle la cobertura a Robin, que falló en el despeje.

La grada rugía como nunca y los aficionados y los azulinos reclamaron manos en un tiro de Casares (25'). La pelota acabó en saque de esquina y Robin lo cabeceó a las manos del portero.

En el último tramo del primer tiempo, el Puente Genil se sacudió algo la presión y los azulinos lo tuvieron más complicado tanto para generar juego como oportunidades. 

Juan Gómez estrella un balón en el poste (53') y Álex Colorado, expulsado en el 79'

El segundo acto arrancó del mismo modo que el primero, con una gran ocasión para el Xerez DFC, que ya sabía que perdía también el Algeciras ante el Ciudad de Lucena. Antonio Jesús, después de una bonita jugada, le puso un balón de oro a Marcelo, que a bocajarro no pudo con un inspirado Cristian. El portero se quitó el balón de encima como pudo (48'). Juan Gómez probó fortuna tras irse bien de su par en el minuto 53 y estrelló el balón en el palo.

Los visitantes, haciendo su partido, cada vez perdían más tiempo, intentado cortar el ritmo del juego de los xerecistas, muy arropados por una hinchada que seguía apretando muchísimo y que protestaba cualquier lance.

En el 66', una falta en la frontal de Marcelo sobre Salva la lanzó Isco, pegó en la barrera y se fue a saque de esquina. Los visitantes se empezaban a sentirse más seguros y tenían más el balón. Tébar movió el banquillo, sacó a Javi Tamayo y retiró del campo a Antonio Jesús. Los suyos no remataban ni un centro, todos los sacaba una segura defensa o morían en el portero. Además, Álex Colorado vio la segunda amarilla en el 79. Su equipo se quedaba con diez.

En el minuto 85, un remate flojo de Javi Casares entre muchas piernas acabó en manos de Cristian. El Xerez DFC empezaba a acusar el cansancio y la expulsión de Álex. El partido acabó con suspense. El capitán pontanés Manolo Cano remató fuera por poco un saque de esquina.

La decepción se reflejó en los rostros de los jugadores y de los seguidores. Sabían que se les había escapado una ocasión de oro para dar un salto importante y para sumar por segunda vez tres triunfos seguidos, un reto que se les resiste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios