DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol

El Xerez DFC se adjudica el Trofeo Ciudad de Jerez (0-1)

  • Un gol de Jacobo a cinco minutos del final acaba con la resistencia del Jerez Industrial

El Xerez Deportivo FC se ha adjudicado la segunda edición del Trofeo Ciudad de Jerez al derrotar por un gol a cero al Jerez Industrial. Los más de mil aficionados -la mayoría xerecistas- tuvieron que esperar hasta el minuto 85 de partido para ver el único tanto del encuentro, un magnífico testarazo de Jacobo que superaba al meta industrialista tras un centro medido de Sergio Narváez. Hasta entonces, el Jerez Industrial había resistido, en parte por el buen hacer de su guardameta Adri y también por los fallos de un equipo azulino que demostró su falta de pegada y que le hace falta un 'killer' como el comer.

Había expectación por ver a las dos escuadras jerezanas, que esta temporada parten con objetivos muy ambiciosos cada una en su categoría. El Jerez Industrial se ha reforzado con jugadores de la talla de Albertito, Alberto del Río y Caballero; mientras que el Xerez DFC no se ha quedado atrás en este empeño.

En la primera mitad, Juanjo Durán apostaba por un equipo en el que sólo Kevin y Adri seguían de la pasada temporada. En el bando xerecista, Andrés García Tébar optaba por un once inicial con cuatro canteranos más el juvenil Beni. También debutaban Álvaro Iso en la portería, los nigerianos Ikwu y Edet y Alain en el lateral derecho, más Goma en el centro del campo junto a Álex Colorado.

La primera parte tuvo poco ritmo y muchas imprecisiones. El Jerez Industrial entró en un par de ocasiones bien por la banda izquierda con Joselito Zambrano como protagonista. La mejor ocasión la tuvo Rubén con un lanzamiento a quemarropa que se quitaba de encima Adri.

En la segunda mitad, dos equipos totalmente nuevos y un Xerez DFC que ponía sobre el verde de La Juventud todo su arsenal: Zafra, Jacobo, Casares, Bello y Sergio Narváez.

Los xerecistas tomaron el mando y empezaron a acumular ocasiones: un remate al larguero de Jacobo; un lanzamiento de Sergio Narváez que taponaba Juni; un mano a mano de Casares que atrapaba Adri; y un disparo desde la frontal de Narváez que se marchaba junto al poste derecho.

Bello pudo marcar en un lanzamiento de falta que se fue por encima del larguero. Fue el preludio del único tanto del partido, que evitaba tener que ir a los penaltis. En el último minuto, Toboso pudo hacer el segundo, pero su disparo se marchaba al palo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios