Deportes

Mane ajusticia al Arcos

Sufrir para perder. Perder para sufrir más. Este es el sino del Arcos de cara a las próximas jornadas tras caer ante el conjunto más en forma de la categoría, el filial del Córdoba, que juntó a más de un millar de personas en el Nuevo Arcángel para aupar a los suyos a remontar y ganar en pos de seguir luchando por el liderato. Por su parte, el conjunto arcense se complica de lo lindo ya que acaba la jornada sólo tres puntos por encima del antepenúltimo, el Antoniano, que delimita el descenso.

El filial cordobés empezó llevando la manija del encuentro, buscando la amplitud por las bandas y el toque entre líneas. Sin embargo, antes de llegar al cuarto de hora inicial, una falta botada por Adrián en la zona de tres cuartos llegó a Casilla, que ganando la acción a su par remató franco en el área pequeña para romper el cero visitante del marcador.

Los cordobeses entraron entonces en una fase de juego pobre y nerviosa que les llevó a cometer muchos errores, aunque el conjunto dirigido por Vicente Vargas no supo aprovecharse de la situación. Más metidos en el partido, los de Villa estuvieron a punto de empatar en una falta sacada por Toni Seoane que acabó en el larguero de un atareado Lebrón.

Agazapados atrás, los gaditanos vieron como el filial cordobesista dejaba su defensa con tres hombres tras la entrada de Mauro por De las Heras. Mane, en los últimos minutos del primer tiempo, a punto estuvo de empatar el encuentro pero su disparo desde la frontal llegó manso al arquero.

Tras el paso por vestuarios, y en una excelente jugada del ataque cordobesista acabó con el gol de Mane, tras disparar primero, recoger el rechace después y fusilar a placer al meta arcense.

Con el empate se vio a todas luces que el próximo paso, al menos el más lógico, era el del segundo gol local. Mane de nuevo, en jugada personal desde la frontal, disparó de forma rasurada y preclara buscando un ángulo imposible para el portero, solo diez minutos después de haber cosechado el empate.

En los instantes finales los de Vargas achucharon con fuerza y enceraron atrás a los blanquiverdes, pero sin obtener recompensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios