Guadalcacín-Cabecense | Crónica

Pena máxima para el Guada (0-2)

  • Rosales falla un penalti al cuarto de hora, el Cabecense marca en su primera llegada de la segunda parte y sentencia en el minuto 85

Juanjo y sus compañeros se lamentan tras una ocasión fallada junto a Schuster, medio centro del Cabecense. Juanjo y sus compañeros se lamentan tras una ocasión fallada junto a Schuster, medio centro del Cabecense.

Juanjo y sus compañeros se lamentan tras una ocasión fallada junto a Schuster, medio centro del Cabecense. / Manuel Aranda

En un partido áspero, frío y feo, el Guadalcacín no pudo mantener las buenas sensaciones que apuntó ante el San Roque y en Arcos y volvió a mostrar tantos defectos como carencias en el duelo de colistas, que se lo adjudicó un Cabecense al que le bastó minimizar errores y sacar provecho de sus llegadas para regresar con los tres puntos. Eso y una pizca de suerte, acierto que le faltó a Rosales en el penalti al cuarto de hora que bien pudo variar el guión, porque ya se sabe que en este campo el que se adelanta en el marcador tiene mucho ganado. Pero el Guada falló una pena máxima y para el Guada fue la pena máxima de la derrota, con lo que queda anclado en el farolillo rojo y ya con el penúltimo, el Cense, a 10 puntos.

No fue un buen partido -tan frío como la mañana- y no fue un buen Guada, al que le faltaron tanto continuidad en el juego como claridad de ideas en ataque, mucho más que otras veces. Sin duda, la ausencia de Luis Castillo la acusó el equipo en la sala de máquinas, porque los juveniles Fernando y Benítez no estuvieron tan arropados como hace quince días y Juanjo es más eficaz en la recuperación que en la construcción.

Pero no hay más cera que la que arde y el Guadalcacín pelea, lucha y compite con lo que tiene, lo que no es poco -competir, no lo que tiene, que lo que tiene sí que es poco- en esta categoría que aunque alguno trate de denostarla y menospreciarla es de lo más competida porque todos los equipos tienen algo con lo que buscarle las cosquillas al rival.

Ayer, un Cabecense que se resiste a su suerte compareció con las ideas claras, tratando de evitar riesgos atrás para salir con velocidad a la contra. Schuster buscaba a la más mínima oportunidad el envío largo en diagonal y los laterales, el exxerecista Alvi y el ex del Guada Juanan, buscaban la incorporación a la menor oportunidad. Y por la banda izquierda encontró petróleo el Cense en la primera jugada de la segunda mitad, para sentenciar luego en otra llegada por la izquierda cuando el equipo de Jesús Mendoza buscaba el empate en arreones, con más corazón que cabeza, jugando con defensa de tres y metiendo arriba todo lo que tenía en el banquillo: Robert, David Piñero y el debutante Germán.

Pero no llegó con claridad el Guadalcacín a Iván Casas, aunque sí tuvo ocasiones para empatar, y el que acertó fue el Cabecense, que sentenció con el segundo y a punto estuvo de anotar el tercero. Al Guada, después de dos jornadas seguidas puntuando, se le acabó la racha y volvió a su cruda realidad: otra derrota más y ya son 21 en 27 partidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios