César Ruiz Vázquez | Candidato de Vox a la Alcaldía de Jerez “Vox es un partido que va de frente y dice la verdad; es nuestro éxito”

  • “He tenido que soportar en la calle que me llamen fascista; ya no les presto ni atención”, afirma

César Ruiz, candidato de Vox Jerez. César Ruiz, candidato de Vox Jerez.

César Ruiz, candidato de Vox Jerez. / Manuel Aranda

Vox Jerez designó a su coordinador local, César Ruiz, como candidato a la Alcaldía. Esta es la primera vez que la formación presenta candidatura a las elecciones municipales.

–Vox viene de conseguir unos 10.000 votos en las elecciones autonómicas y unos 15.000 en las generales. Entiendo que la formación es bastante optimista de cara a estas municipales...

–Entendemos que sí. Lo que ocurre es que nunca se puede hacer una comparativa entre unas elecciones generales y autonómicas con unas municipales. En las municipales, el ciudadano quiere conocer el candidato, verlo de frente. Aún así, notamos una gran aceptación en Jerez; nos llaman las asociaciones y entidades y la gente se está volcando con las mesas informativas que instalamos. Todo eso nos está dando una idea de que en Jerez podemos conseguir algo importante.

–¿Qué implantación tiene actualmente Vox en Jerez?

–Cuando asumí la coordinación local del partido, éramos 46 los afiliados. Ahora ya estamos más de 200, una cifra que lo dice todo.

–¿Fue un antes y un después para Vox Jerez el acto en el hotel Guadalete del mes de octubre donde estuvo el secretario nacional, Javier Ortega Smith?

–Absolutamente. Cuando me plantearon hacer un mitin con Javier Ortega Smith, me dijeron que buscara un espacio para 300 o 400 personas. Tenía la duda de que fuera demasiado grande pero nos vimos desbordados porque hubo gente que se quedó fuera. Quedé impactado porque Jerez pasó a ser el segundo Vista Alegre de Vox.

–Ahora bien, la organización de aquel acto no fue fácil por las amenazas de boicot que conllevaron cambios de ubicación...

–Hemos tenido siempre en contra a muchos medios de comunicación y nos hemos sentido muy aislados. Por eso no preveíamos que fuéramos a lograr el éxito.

–¿Por qué cree que Vox ha conseguido hacerse un hueco entre el electorado?

–Nosotros somos un partido que vamos de frente y decimos la verdad. El éxito de este partido es que hay personas que piensan como nosotros pero que han estado cohibidos. Nos daban la razón pero tenían miedo de externalizarlo. El éxito de Vox ha sido ese: hemos dicho la verdad aquí, en el norte, en el este y en el oeste. Vamos con el mismo mensaje a todos los sitios y eso ha calado, máxime cuando otros partidos no cumplen sus promesas. Sin embargo, la mal llamada izquierda sigue demonizándonos, va con el miedo de que se van a quitar libertades y vamos a volver al pasado. Para nada... Han ganado en las elecciones generales por el miedo que han metido y han movilizado a esa masa que ya ni les votaba. Los de Vox somos gente normal y sencilla.

–Les acusan de ser de ultraderecha y de tener un discurso xenófobo y racista...

–Quien me conoce sabe que ni encajo en ese perfil y ni mi partido lo es. Para muestra ahí está nuestro número dos por Barcelona, que es Ignacio Garriga, de Guinea Ecuatorial. He tenido que soportar en la calle que me llamen fascista, un calificativo del siglo XIX. No lo entiendo pero poco a poco me estoy acostumbrando a tantos ataques. Ya no les presto atención porque son etiquetas que nada tienen que ver con nosotros. Una vez tuvimos que soportar que limpiaran con lejía la calle donde habíamos puesto una mesa informativa; eso duele y ofende. Hemos aguantado mucho pero no nos van a callar.

–Ante esto, ¿por qué decidió entrar en política y presentarse como candidato?

–Nosotros no somos políticos ni hemos vivido de la política. Estaba en un impasse en mi vida al dejar la empresa donde trabajaba por temas personales. Cuando leí las ideas de este partido, vi que coincidían con mi ideario y con mi forma de ser y de actuar. Estaba harto de que se le faltara el respeto al Himno, al Rey... y dije que había que defender nuestra cultura, nuestra identidad y nuestro pasado histórico. Al final, entré a colaborar con el partido como coordinador y la bola se fue haciendo cada vez más grande hasta hoy.

–¿Qué proyecto tiene Vox para Jerez?

–Hay una medida que yo destacaría y es la necesidad de que los cargos políticos se bajen el sueldo en un ayuntamiento tan endeudado. Y, por supuesto, tenemos que hacer un estudio exhaustivo de los gastos superfluos que tiene tanto el Ayuntamiento como las empresas municipales. Hay que hacer más sostenibles los servicios públicos y rentabilizar los solares municipales. Esto puede servir para repoblar el centro histórico, que está de vergüenza.

–El principal problema de la ciudad es el desempleo. ¿Qué medidas propone Vox para reducir las tasas de paro?

–Todos los impuestos que se puedan bajar, se bajarán. Tengo amigos empresarios y me dicen siempre lo mismo: estamos asfixiados. Muchos políticos han prometido bajar los impuestos y luego hicieron lo contrario. Y, por otro lado, hay que ir a buscar a las empresas, no esperar a que vengan. Nos consta de que esta zona es calificada como un ‘bombón’, pero el suelo está carísimo y los impuestos altísimos, por no hablar de la burocracia. Me pongo yo como ejemplo que al salir de la empresa quise montar una zapatería y no pude hacerlo. Desde el Ayuntamiento hay que apoyar a los emprendedores porque esta ciudad no tiene industria, es de servicios. Por eso, también pensamos que hay que apoyar el turismo y cuidarlo. No puede ser, por ejemplo, que la Alameda Vieja, donde los autobuses dejan a los turistas, esté llena de basura. Estamos dando una imagen pésima.

–Desde las generales, el PP está apelando al voto útil para que no haya una división del electorado de derechas...

–Eso es lo que nos quieren vender. El PP tiene que asumir el fracaso de sus políticas porque cambiaron todas las promesas que hicieron. No es que Vox les haya robado votos, es que la gente está desencantada con el PP y el PSOE porque nunca han llevado a cabo lo que prometieron. Ya conocemos a Ciudadanos que es la veleta porque, según vaya el viento, se va a un lado o a otro. Y el PP ahora con Casado dice que es de centro y antes quería apoyos con nosotros; otro veleta. Para mí el voto útil es el voto en conciencia. Y a la vista está que a nivel nacional tenemos más de 2,7 millones de votos, más que los partidos independentistas y los proetarras. Hemos logrado un éxito tras arrancar de cero. Ya nos tienen que escuchar sí o sí, aunque algunos nos tengan un cerco hecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios