Feria taurina

Bohórquez se despide a lo grande

  • Emotiva tarde de Fermín, que suma cuatro orejas. Hermoso corta un rabo a un gran murube de Fuente Rey premiado con la vuelta al ruedo. Los dos toreros y el mayoral salen a hombros.

Comentarios 1

No ha podido salir mejor la despedida de Fermín Bohórquez de la plaza de Jerez, patio de su casa durante sus 25 años en las alturas del escalafón del arte ecuestre.

Un festejo que reunió los tintes de una fiesta, con la complicidad de todos para que este torero jerezano guarde un excelente momento y a fe que disfrutó de la tarde de su adiós, hasta el punto de que los toreros, los jinetes, los rejoneadores, regalaron el sobrero toreándolo al alimón tras brindárselo a un póquer de ases del toreo a caballo: Ángel Peralta, Álvaro Domecq Romero, Rafael Peralta y Paco Ojeda.

No fueron los únicos nombres del mundo ecuestre en la plaza, repleta de amigos y buenos aficionados al caballo desde la crianza, monta, doma y rejoneo. Una tarde muy de Jerez, con los sones del fandango desde el tendido y la voz de Joaquín el Zambo que también dedicó un cante a su amigo Fermín.

Y momentos muy emotivos: el brindis de Fermín a su padre, Fermín Bohórquez Escribano que hizo que la tarde rompiera al compás de las palmas por bulerías; el guiño continuo del torero a sus padres, el brindis de uno de los pares de banderillas a Salguero, fiel mayoral que dio la vuelta al ruedo tras la vuelta al ruedo del excelente quinto de la suelta.

Y la plaza ambientada por las pancartas y el ánimo de los seguidores y la banda subrayando la alta escuela en el sobrero de regalo de la pareja, toreando al alimón.

No podía faltar el juego de los toros de la casa, una corrida muy noble, que adoleció de fuerzas en el conjunto de los cuatro primeros toros pero alcanzando la vitola de los toros de Bohórquez, ideales para el rejoneo a caballo, al salir los dos últimos, los mejores del encierro hasta el punto de ese pañuelo azul que mereció el sexto toro de la suelta y que su lidiador, Pablo Hermoso de Mendoza, despidió con un beso: propicio toro para cortarle el rabo en una plaza como la de Jerez.

Un festejo creciente, porque la tarde comenzó templada por la despaciosidad de la lidia que prestó Fermín a su primero, un toro flojo pero noble. El jerezano lo manejó con temple y eficacia, entrándole en los terrenos en una labor pulcra y siempre en los terrenos de afuera. Un compendio de las formas toreras de Bohórquez que sobresalió en las banderillas a dos manos con Nevado. La blandura del toro le hizo medir la arena alguna vez pero al son del pasodoble "Bohórquez" de Domingo Díaz le sacó partido Fermín con limpieza y cobró las dos orejas que solicitó el público.

En su segundo, tercero de la suelta, tuvo más altibajos el torero, que devolvió el brindis de Hermoso. Fue un toro con muy poca fuerza que vino muy a menos . pareció tener más celo en el primer tercio el toro pero se desfondó. Fermín de nuevo a dos manos y con las cortas, remontó las dificultades y cortó una oreja.

la cumbre de Bohórquez vino con el quinto: un toro en regla al que muleteó con la bandera mirando al tendido después del primer rejón. Luego a más citando de largo alzando de manos al caballo para cuatro banderillas reunido y templado y por último las cortas a dos manos y las rosas para rematar una faena redonda. El toro, con brío y nobleza y el premio de una oreja, sin duda porque al palco le pesó la colocación del rejón.

Hermoso dio muestras de su talento lidiando a caballo con sus primeros toros. Al segundo muy blando y parado le cortó la oreja y nada pudo hacer con el inválido quinto. Pero con el excelente sexto lo bordó.

Tanto parando en la boca de riego en muy breve espacio de terreno, como con Disparate citando en la cara de un toro de emotiva embestida, lidiándolo por toda la plaza cambiando de costado y muy en corto. La gente en pie y el rejoneador saliendo de la suerte con la pirueta. Cuatro palos para no olvidar y un remate de Pirata con las cortas para no dejarse ganar la pelea por el jerez ano en una excelente y feliz tarde de toreo a caballo con el remate de la puerta grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios