Feria del Caballo 2019 No hay quien pare la fiesta....

  • Los descuentos del ‘Día de los Cacharritos’ llenan la zona de atracciones en un día marcado por el calor

Imágenes del martes de Feria Imágenes del martes de Feria

Imágenes del martes de Feria / foto © Miguel Ángel González (jerez)

Parece que el calor, como era de esperar, no se quiere ir...ni el viento tampoco. Pero da igual. El cuarto día de Feria del Caballo 2019 transcurrió bajo el mismo prisma, calor y levante, dos factores que no impidieron a jerezanos y a visitantes disfrutar de ella. Lógicamente, la afluencia de personas fue aumentando a medida que avanzó el día porque a eso de las tres o las cuatro, e incluso las cinco, el movimiento por el Real fue escaso, por no decir mínimo.

El mejor plan, sentarse en una calle a la sombra, si tiene aire, mejor, y disfrutar de la compañía o bailar. Porque a la feria también se viene a bailar.

Ya con el sol enfilando el oeste, el ambiente fue a más, sobre todo en la zona de atracciones, que ayer celebraba el tradicional ‘Día los cacharritos’.Para muchos, un alivio en sus bolsillos, más si cabe si se tiene una familia considerable.... Aquello de ‘Papá o mamá quiero montarme en eso’ no fue tan difícil con la rebajita.

Llegadas las siete y media de la tarde, la que muchos llaman la ‘calle del Infierno’, ayer con los decibelios de la música sonando bien fuerte, se convirtió en un auténtico hervidero de personas, llegadas desde todas las partes de la ciudad y acompañados por sus hijos, sin lugar a dudas, los protagonistas de la jornada vespertina del martes.

Pero el día no fue color de rosa para todos. Y si no que se lo pregunten a los caseteros, que sufrieron a primera hora de la mañana de este martes una oleada de visitas por parte de los inspectores solicitándoles los contratos y la situación laboral del personal contratado.

De los nueve inspectores que actualmente cuenta la provincia de Cádiz, cuatro pasaron en la jornada de ayer por la Feria del Caballo, un número a los que hay que unir, algo habitual, otros tantos inspectores de sanidad que suelen aparecer por las cocinas de las casetas a menudo durante esta semana, al menos los primeros días.

Pese a que el viento roló más fuerte de lo normal, su presencia no fue especialmente incómoda

Este martes de Feria dejó también movimiento político. En plena campaña, por el Real pasó esta vezFernando Grande-Marlaska, ministro de Interior en funciones. El número uno por Cádiz en las pasadas elecciones nacionales, que ya había estado en Jerez semanas atrás y en varias ocasiones, no dudó en bajar de nuevo para arropar a Mamen Sánchez. Sin corbata y en modo sport, el ministro comprobó en primera persona cómo se las gastan en la Feria del Caballo. Seguro que repetirá.

En el ambiente, sevillanas, rumbas, bulerías y también música disco, una opción cada vez más patente entre muchas casetas y no sólo a partir de una determinada hora. Y eso que la ordenanza lo pone claro. Quizás, como ayer explicaba Mamen Sánchez, no estaría mal una revisión a esa ordenanza municipal, que en muchos aspectos se ha quedado obsoleta.

Lo importante es que la gente se lo pase bien, que disfrute, y eso en Jerez se respeta al cien por cien. Cada uno a su manera, pero se disfruta. La del martes, como todos estos días, fue también una jornada plagada de turistas, foráneos y nacionales, decididos a conocer a fondo la feria.

Los caseteros tuvieron ayer por la mañana la visita de la inspección de trabajo

Con abanico en mano, muchos deambularon por el Real un tanto perdidos, deteniéndose en casetas llamativas como González Byass o el Templete municipal, una de las que más llama la atención.

Y hablando de casetas, el Ayuntamiento anunció este martes a los ganadores de la edición de este año. El ganador, el Trasiego, celebró por todo lo alto este reconocimiento, teniendo en cuenta que “esta caseta familiar”, como admitió ayer su presidente Muñoz Vega, “cumple 30 años”. La apuesta por ampliarla, por recuperar los viñedos, el sarmiento, el farolillo blanco o la torre del Restaurante el Bosque iluminada (que se ve al fondo), “es un diseño de Juan Vega”, recalcó el presidente mientras agradecía el respaldo de Lustau, y de Juan Ángel González de la Calle, autor de la portada de la caseta.

La citada caseta de González Byass, que un año más se ha superado, y la Gañanía, que ha logrado el tercer premio completan la terna, es última, por cierto, también en pleno treinta cumpleaños, ha querido rescatar también al Jerez más antiguo y vitivinícola con una decoración preciosa.

Para este miércoles, en el ecuador de esta edición de 2019, la protagonista volverá a ser la mujer, su día. El día servirá para el arranque de Equisur, otra cita clásica dentro del calendario de feria, pero sobre todo para seguir disfrutando de la feria, de la gente y del vino de la tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios