DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

XXIV Festival de Jerez | Resumen Villamarta

De la magia de Liñán a la confirmación de la generación de los 80

Sólo con mirar el inicio y la clausura de este XXIV Festival (Rafaela Carrasco y el Ballet Nacional de España), se vislumbraba que esta edición no pasaría a la historia sin causar revuelo. Evidentemente, el paso del huracán Liñán marcará para siempre este 2020, gracias a ¡Viva!, un espectáculo que dará que hablar en los próximos años, y que en su función en el Villamarta logró emocionar a todo el teatro, hasta el punto de ver a gente llorando a lágrima viva por lo vivido.

La que formaron Manuel Liñán, Manuel Betanzos, Miguel Ángel Heredia, Hugo López, Jonatan Miró, Víctor Martín y Daniel Ramos, con el cante de David Carpio y Antonio Campos y la guitarra de Francisco Vinuesa, quedará en la memoria de los que tuvieron la suerte de asistir aquella noche al teatro, con un espectáculo en el que además de talento, creatividad, técnica y desparpajo, hubo duende.

Pero sería injusto quedarnos sólo con esta experiencia, ya que a lo largo de estos 16 días de Festival, las propuestas que han pasado por el espacio principal de la muestra también han elevado el listón a lo más alto.

Imágenes del espectáculo de María Moreno 'De la Concepción' Imágenes del espectáculo de María Moreno 'De la Concepción'

Imágenes del espectáculo de María Moreno 'De la Concepción' / foto©Miguel Ángel González

Cierto es que muchos artistas han aprovechado su ocasión para hacerse un hueco de cara al futuro, caso de María Moreno, extraordinaria con ‘De la concepción’, dejándonos una soleá inmejorable, o del propio Antonio Fernández ‘El Farru’, que llegó al Festival casi de rebote, por la ausencia a última hora de Isabel Bayón, pero supo conectar con el público con un espectáculo original y donde mostró sus diferentes aristas como artista.

En este grupo habría que incluir también a Mercedes de Córdoba, que se ha destapado no sólo como bailaora, sino como creadora. La joven artista no sólo aportó frescura con ‘Ser, ni conmigo ni sin mí’, sino en otras propuestas adyacentes en las que ha participado como directora artística.

Imágenes del espectáculo 'Rayuela' de Marco Flores Imágenes del espectáculo 'Rayuela' de Marco Flores

Imágenes del espectáculo 'Rayuela' de Marco Flores / foto© Miguel Ángel González

A lo largo del Festival hemos asistido también a la consolidación de artistas ya situados en la cumbre. Me refiero a nombres como Marco Flores, que con ‘Rayuela’ y de la mano de Alfredo y David Lagos, puso a sus pies al teatro Villamarta; Sara Baras, con un cuidado ‘Sombras’ que encandiló a todos; o la pareja formada por Andrés Peña y Pilar Ogalla, un tándem que demostraron en ‘Por cuatro reales’ que han encontrado el camino ideal para ellos, ofreciéndonos, con las guitarras como eje, detalles de buen gusto y buen baile.

Dentro de este molde encontramos también a Rafael Estévez y Valeriano Paños, dos coreógrafos que han conseguido crear un estilo propio y que demuestran, guste más o menos al público, que detrás de sus propuestas no sólo hay baile, sino también un completo estudio de investigación. Pasa igual que con Rafaela Carrasco, encargada de levantar el telón de esta edición con el estreno de ‘Ariadna’. La sevillana, que también sigue desde hace tiempo una línea concreta, no suele decepcionar y esta vez, teniendo en cuenta la siempre complejidad de un estreno, dejó pinceladas interesantes.

Imágenes del espectáculo 'Gala Cádiz-Jerez' Imágenes del espectáculo 'Gala Cádiz-Jerez'

Imágenes del espectáculo 'Gala Cádiz-Jerez' / foto© Miguel Ángel González

El flamenco más clásico volvió con Antonio El Pipa, que con su discurso habitual, supo rodearse de cuatro voces magistrales (Joana Jiménez, Jesús Méndez, Antonio Reyes y Samuel Serrano) para poner en escena ‘Estirpe’; y con la Gala Cádiz-Jerez en la que María Moreno, Mercedes Ruiz y Eduardo Guerrero revolucionaron al teatro en una cita en la que la presencia como artista invitada de La Chana, que bailaba por primera vez en el Villamarta, también quedará para la historia.

No me gustaría pasar por alto el gran trabajo de la Compañía de Shoji Kojima (irreductible a sus 80 años), sobre todo a nivel musical y coreográfico, con Chicuelo y Javier Latorre a la cabeza, y el resurgir, aunque no bailara en Villamarta, de Ángel Muñoz con ‘Iberias’.

Imágenes del espectáculo 'Lorca x Bach' de Shoji Kojima Imágenes del espectáculo 'Lorca x Bach' de Shoji Kojima

Imágenes del espectáculo 'Lorca x Bach' de Shoji Kojima / foto©Miguel Ángel González

También ha habido decepciones, la primera la de La Lupi, con un lenguaje que nadie entendió, y en cierta forma Olga Pericet, sobre todo por la complejidad de la obra y su intensa información, dejando al espectador en un mar de dudas.

El cierre, con el nuevo Ballet Nacional de Rubén Olmo, nos trajo emoción y nostalgia, pero un futuro esperanzador para la danda de nuestro país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios