Miedo en Jerez tras el 'Caso Julen'

Arquetas destapadas y un pozo en La Marquesa

  • Crecen las denuncias por la existencia de infraestructuras peligrosas

  • También en la zona de Chapín hay otro pozo sin sellar

Pozos en Jerez. / Manuel Aranda

Comentarios 0

Las denuncias por la existencia de infraestructuras viarias en mal estado se están multiplicando en las últimas semanas. Se trata de pozos y arquetas que se encuentran abiertas y que suponen un peligro para los ciudadanos. Son construcciones que llevan muchos años en este estado pero no ha sido hasta ahora, con la muerte del pequeño Julen, cuando los jerezanos han comenzado a mirar con lupa cualquier excavación que sea accesible.

Es lo que ha pasado en Las Flores, cuyos vecinos alertaron la semana pasada a la Policía Local de la existencia de pozos sin sellar en la barriada. Igualmente en los terrenos situados frente al estadio Chapín pueden encontrarse dos pozos, uno de los cuales ha sido clausurado hace pocas semanas. Sin embargo, el otro permanece abierto –aunque no está a ras de suelo– en una zona que suele utilizarse para el pastoreo y como aparcamiento.

La misma situación de Las Flores se ha dado también en La Marquesa, donde un vecino ha advertido a los agentes de que hay alrededor de una docena de arquetas abiertas y un pozo en la zona comprendida entre las unifamiliares y la obra inacabada de Mirabal. En este caso, el perfil de la Policía Local de Jerez en Facebook se ha hecho eco de la denuncia realizada en redes sociales por Jesús Zarazaga y Noemí Vázquez para que el aviso llegue al mayor número de personas, mientras se actúa en la zona. De momento, el mensaje ha sido compartido por medio millar de personas.

En concreto, el autor del texto llama la atención sobre la necesidad de "concienciarnos" después de lo ocurrido en Totalán. Por ello, Zarazaga explica que fue a sacar a sus perros "como cada día a un descampado que hay por detrás de mi casa en La Marquesa". Un espacio, entre las unifamiliares y los edificios en obras, en el que constató la existencia de "muchas arquetas de agua descubiertas".

Tal como ha asegurado en Facebook, "son un peligro. Es un sitio donde andan muchos chavales de día y de noche y somos muchos los que sacamos a nuestros perros en ese sitio". Aun así, reconoce que "los que conocemos el lugar sabemos dónde están pero quien no lo conoce puede meter el pie sin darse cuenta y llevarse un buen porrazo, porque pueden tener casi 1,5 metros". De hecho, recalca que una de las arquetas "tiene una corriente de agua que es capaz de llevarse a un niño por los tubos". En total, estima que puede haber "unas 10 o 15 arquetas destapadas" y detalla también que "hay un pozo que puede tener unos 15 o 20 metros de profundidad a ras del suelo y tiene un agujero por el que cabe una persona perfectamente".

Incluso, explica que "sin ir más lejos al cabrero que saca las cabras en ese sitio se le cayó ayer una en una de las arquetas y tuvo que sacar al animal con una cuerda como pudo. No es la primera vez que le pasa".

Ante esta situación, este vecino de La Marquesa decidió alertar días atrás a la Policía Local. "No han tardado ni cinco minutos en venir, han tomado fotografías de todo y os puedo asegurar que han puesto mucho interés en arreglarlo. Me han dicho que van a pasarlo a sus superiores y que van a hacer todo y más de lo que estén en sus manos para arreglarlo". "Lo que quiero decir es que ya que ha pasado la desgracia de Julen no nos callemos nada de lo que veamos así y que no dudéis en llamar a la Policía, que todos podamos aportar nuestro granito de arena para evitar más desgracias", concluye Zarazaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios