Jerez

Aumentan los ingresos urbanísticos del Ayuntamiento jerezano

  • El Consistorio mejoró en 2018 sus cobros por tasas urbanísticas e impuestos de construcciones

  • Estos ingresos suponen una cuarta parte del presupuesto

Cartel de una promoción de viviendas en la antigua estación de autobuses. Cartel de una promoción de viviendas en la antigua estación de autobuses.

Cartel de una promoción de viviendas en la antigua estación de autobuses. / Miguel Ángel González

El sector de la construcción ha vuelto. Lo refrenda no solo el aumento de promociones en venta o de licencias de obras concedidas por el Ayuntamiento sino que el Ayuntamiento también lo aprecia en su tesorería.

Se ratifica así la dependencia financiera que siguen teniendo las entidades locales de la actividad urbanística pues los ingresos procedentes de ella siguen suponiendo en torno a una cuarta parte del importe total que entra en las arcas municipales. No en vano, y con datos aún por ser definitivos, la cuantía total cobrada por el Ayuntamiento alcanzó los 49,8 millones en 2018, una cifra que a buen seguro se incrementará una vez se tenga el resultado de cierre de los ingresos por IBIurbano así como lo obtenidos por ventas de suelo y aprovechamientos urbanísticos, unos datos que no ha podido facilitar la Delegación de Economía.

Los resultados de la liquidación del pasado año que maneja el gobierno local y que ya fueron avanzados en parte semanas atrás, atestiguan un incremento de los ingresos por esta actividad. Según los datos aportados por la Delegación de Economía, han aumentado tanto lo recaudado por el Impuesto de Construcciones (ICIO), por el cobro de tasas de licencias y las multas por infracciones urbanísticas en relación con 2017.

Tasas urbanísticas e ICIO al alza

En concepto de tasas urbanísticas, el Ayuntamiento recaudó en 2018 1,4 millones de euros de los que 1,2 millones correspondían al ejercicio corriente y 212.000 euros a años precedentes que aún no había percibido. El importe ha aumentado un 35% respecto a lo obtenido en 2017. Superar el millón de euros por este concepto en los años de crisis del ladrillo era una entelequia que, una vez recuperada la actividad constructiva, parece superada.

El Impuesto de Construcciones también ha aumentado exponencialmente respecto a lo recaudado en el ejercicio precedente, según los datos que arroja el avance de la liquidación municipal. Así, de los 2,2 millones de 2017 se ha pasado a 3,5 millones.

Ahora bien, el grueso de los denominados ingresos urbanísticos se lo lleva el cobro del IBI urbano (Impuesto de Bienes e Inmuebles). A fecha de septiembre, el Ayuntamiento había recaudado unos 44,6 millones, un importe sensiblemente inferior a la de la liquidación de 2017, aunque es previsible que esta se incremente antes del cierre contable del ejercicio una vez se conozcan los derechos reconocidos (este dato es de recaudación). Por lo tanto, es factible que se acaben alcanzando los 46,7 millones que se estimaron por este tributo en el presupuesto municipal aprobado a mediados del año pasado.

Los cobros por infracciones urbanísticas aumentaron también con respecto al ejercicio precedente situándose en los 102.000 euros, una cuantía similar a la registrada en ejercicios precedentes. Por contra por las cuotas de urbanización el Ayuntamiento percibió algo más 173.300, unos 200.000 euros menos respecto a 2017.

Cal y arena en las previsiones

Teniendo en cuenta la importancia que la actividad urbanística tiene en la hacienda local, es muy importante que los presupuestos reflejen previsiones de ingresos reales. Así, comparando lo recaudado con lo previsto en las cuentas aprobadas a mediados del pasado año, se muestra que el Ayuntamiento ha mejorado en su afinación en algunos conceptos pero en otros sigue pecando de optimismo.

En el lado positivo, las previsiones sobre el impuesto de construcciones se quedaron cortas pues se presupuestó una recaudación de 2,3 millones y finalmente se ha obtenido 1,2 millones más. Lo mismo ha pasado con las multas urbanísticas pues el Ayuntamiento ha logrado recaudar el doble respecto a lo inicialmente apuntado.

En el lado contrario, los ingresos previstos por cuotas urbanísticas apenas llegan a los 173.000 euros cuando se barajó recibir más de 1,8 millones por actuaciones de urbanización.

Y está por conocer los ingresos obtenidos por venta de solares puesto que en el presupuesto municipal del pasado año se barajó unos ingresos de más de 634.000 euros. Los resultados se conocerán una vez se cierre la liquidación del ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios