Bodegas La plantilla de Williams cumple un mes de huelga y se manifiesta el sábado

  • El comité de empresa niega que los salarios se ajusten a convenio como sostiene la empresa

  • Elabora una propuesta en la que marca lo mínimo indispensable para zanjar el conflicto laboral

Marcha de los trabajadores de Bodegas Williams, de huelga indefinida desde el pasado 12 de febrero. Marcha de los trabajadores de Bodegas Williams, de huelga indefinida desde el pasado 12 de febrero.

Marcha de los trabajadores de Bodegas Williams, de huelga indefinida desde el pasado 12 de febrero.

Los trabajadores de Williams & Humbert se manifestarán el próximo sábado tras cumplirse hoy el primer mes de la huelga indefinida convocada por el comité de empresa ante el “incumplimiento” por parte de la dirección de la empresa del convenio colectivo de la Vid. En su escrito de solicitud de autorización para la movilización a la Subdelegación del Gobierno, FICA-UGT (Federación de Industria, Construcción y Agro) esgrime que tanto la empresa como la patronal bodeguera Fedejerez hacen caso omiso a la disposición de representación de los trabajadores a sentarse para acercar posturas.

La manifestación tiene prevista su salida a mediodía desde la plaza del Arenal , para recorrer la calle Larga de ida y vuelta, hasta Cristina y finalizar nuevamente en el Arenal.

Los trabajadores mantienen las concentraciones diarias a las puertas de la bodega en un conflicto sobre el que el presidente del comité de empresa, Francisco López, informará a los grupos políticos representados en la Corporación jerezana en el próximo pleno municipal, al que acudirá para detallar la situación del colectivo.

Hasta la fecha, el comité se ha reunido con distintos responsables institucionales -caso de la delegada del gobierno andaluz en la provincia, Ana Mestre, la presidenta de Diputación, Irene García, y la alcaldesa, Mamen Sánchez- que se han ofrecido a mediar en el conflicto, sin que se hayan registrado avances entre las partes desde el inicio de la huelga. 

La plantilla sigue recibiendo muestras de apoyo y recabando aportaciones a la caja de resistencia de empresas de dentro y fuera del sector, entre las primeras Fundador, Caballero El Puerto y Bodegas Caballero.

Por otra parte, y al hilo del desmentido de la dirección de Williams sobre las acusaciones vertidas por la representación de los trabajadores, el comité niega algunos de los principales argumentos esgrimidos por la empresa, entre ellos que los salarios se ajusten al convenio. Según la información facilitada por Williams, el salario mínimo en el departamento de producción es de 21.000 euros brutos anuales, mientras que la media en esta área de la bodega asciende a 26.000 euros.

La dirección de la empresa también ofreció el dato de las primas cobradas por los trabajadores de producción en el trienio 2015-2017 , que ascienden a 310.000 euros, frente a lo que la representación sindical señala que las primas se han visto reducidas en los últimos ejercicios y, de hecho, en el último bienio (2017-18) rondan los 130.000 euros, de los que poco más de 57.000 corresponden al último año.

El comité de huelga recuerda, además que sobre Williams pesa una sanción de la Inspección de Trabajo por incumplimiento del convenio –recurrida por la empresa– a la que se suman otras denuncias presentadas por la representación de los trabajadores que han dado pie a la incoación de nuevos expedientes sancionadores.

Por otra parte, el comité de huelga ha elaborado una propuesta en la que marca lo “mínimo” que está dispuesto a aceptar para dar salida al conflicto, si bien señala que el “máximo” sería que la dirección “respete tanto el convenio como el pacto interno de condiciones laborales, y así no tener más problemas en cuanto a eventuales, jornadas, contrataciones, turnos, plus de turnos y rotación en los mismos” cuya “no aceptación nos ha traído a esta huelga”.

Las líneas rojas, según recoge el documento, pasan en primer lugar por regularizar la situación de los trabajadores temporales con más de 240 jornadas trabajadas. El comité está dispuesto a aceptar el censo antiguo de 15 trabajadores presentado por la empresa en el Sercla el 12 de febrero, “siempre y cuando exista el compromiso por escrito” de hacerlos fijos de forma escalonada, pero durante la vigencia del actual convenio, que expira en 2020. Entre tanto, aceptarían la formación necesaria “sin requisito de evaluación” para que estos trabajadores puedan desarrollar su trabajo de forma aceptable en cualquier departamento de producción –embotellado, cabeceo, frío, bodega, vinificación o clarificación–.

En el censo nuevo, el comité propone acogerse a partir del 1 de enero de 2019 a la figura de la jubilación parcial con contratos relevos para rejuvenecimiento de las plantillas, relevos que, “prioritariamente, deberán realizar trabajadores temporales con 240 jornadas trabajadas en un periodo de 12 meses entre la firma del convenio y la del presente acuerdo”.

En el apartado de los turnos, el comité aboga por establecer tres turnos rotatorios cuando la alta producción lo requiera y un plus adicional, con un importe a negociar entre las partes. Para la confección de los turnos se enumeran una serie de criterios como la voluntariedad, duración y abono del plus.

Y para otras faenas ajenas a la alta producción que precisen trabajar fuera de la jornada de 7 a 15 horas, la propuesta de acuerdo establece que el plus de turno sería el recogido en el pacto interno de condiciones laborales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios