Bodegas

El Día del Enoturismo adapta su programación al toque de queda

  • El refuerzo de las actividades digitales y las cancelaciones marcan el arranque de la celebración

  • La Sherry Week, que se desarrolla en paralelo, mantiene su esencia gracias a su caracter digital 

Un grupo de visitantes, ayer en el museo de Bodegas Fundador. Un grupo de visitantes, ayer en el museo de Bodegas Fundador.

Un grupo de visitantes, ayer en el museo de Bodegas Fundador. / Pascual

El Día Internacional del Enoturismo y la International Sherry Week, que se desarrollan en paralelo hasta el próximo 8 de noviembre, han tenido un inicio de su celebración muy dispar por la mayor incidencia de las restricciones del toque de queda y el cierre perimetral sobre la programación del primero debido al carácter presencial de muchas de sus actividades.

El programa del Día del Enoturismo, que este año se presentaba en versión muy reducida por los efectos de la pandemia, ha sufrido importantes modificaciones en las últimas horas tras la suspensión de algunas de las propuestas y la adaptación a la versión digital de otras a causa de las nuevas restricciones de movilidad y horario que afectan a Jerez.

Pese al endurecimiento de las medidas, las bodegas mantienen las visitas guiadas, muchas de ellas con degustación o espectáculo, previstas para esta semana y cuyos precios oscilan entre los 7,50 y los 25 euros. Bodegas Fundador, que este martes ha recibido a los primeros grupos aunque reducidos a un máximo de 20 personas por la limitación de aforo, mostró su satisfacción por la buena respuesta de los jerezanos.

Entre las modificaciones, el Ayuntamiento ha decidido ampliar las jornadas de puertas abiertas en El Alcázar, que se extienden a toda la semana en horario de mañana, y a las que se sumará el Museo Arqueológico el sábado, también en horario matutino. Ambas actividades son gratuitas y tienen aforo limitada.

El conjunto monumental del Alcázar también mantiene el brindis por la celebración del Día del Enoturismo el domingo, en el que se ofrecerá una degustación de jerez servido por un venenciador a los visitantes de 12 a 14 horas.

En el ámbito privado, el restaurante La Carboná ha anunciado a través de las redes sociales la cancelación de las dos cenas maridadas ofertadas para la ocasión por Javier Muñoz, el ‘Chef del Sherry’, mientras que en el extremo opuesto, José Luis Baños, responsable de la empresa Winable dedicada a la organización de experiencias enoturísticas, ha confirmado la sustitución de las catas presenciales en la viña por catas digitales y musicales, que mantienen sus fines solidarios –pueden realizarse donaciones en especie o económicas– a beneficio de la protectora de animales San Antón, el comedor de El Salvador, la lucha contra el cáncer de mama y Aspanido.

Winable retransmitirá las catas ‘Sherry and Music’ de miércoles a viernes a las 20.30 a través de su perfil de Facebook y su canal de Youtube, mientras que el sábado y el domingo se adelantarán a las 17 y 12 horas, respectivamente.

También se mantienen la recolección de granadas ecológicas y merienda en Rancho Cortesano, el sábado a partir de las 16.30 horas, y la degustación de tapas de chacina que se mariden con vinos de Jerez en el Tabanco El Pasaje, prevista para el domingo a las 14.00 y 20.30 horas. Ambas actividades requieren reserva previa y tienen aforo limitado.

En cuanto a la Sherry Week, este miércoles y jueves concentran algunas de las principales actividades, entre ellas el seminario on line en el que el sumiller del Celler de Can Roca, Josep Roca, y el presidente del Consejo Regulador, César Saldaña, presentarán una Guía para conocer los vinos de Jerez dirigida a sumilleres.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios