Bodegas Fedejerez pide amparo a la Junta para cambiar la norma de elecciones al Consejo del vino

  • Agotada la vía judicial, la patronal bodeguera solicita a la Consejería de Agricultura una modificación que permita a los bodegueros presentarse por el censo de los productores

  • El TSJA falló en contra del recurso presentado en su día por Fedejerez, también desestimado en casación por el Tribunal Supremo

Constitución del pleno del vino tras las últimas elecciones al Consejo Regulador en 2016. Constitución del pleno del vino tras las últimas elecciones al Consejo Regulador en 2016.

Constitución del pleno del vino tras las últimas elecciones al Consejo Regulador en 2016. / Vanesa Lobo

La Federación Española del Vino (FEV) va a solicitar un informe a instancias de la patronal bodeguera Fedejerez sobre la expropiación del derecho de representación de los legítimos intereses de las empresas en los procesos electorales de los Consejos Reguladores andaluces. Y también ha elevado consulta sobre el particular a la Conferencia de Consejos Reguladores.

El año que viene toca renovar en las urnas los vocales del pleno del Consejo Regulador. El decreto 17/2016 de 19 de enero, que regula el procedimiento electoral de los Consejos Reguladores de las denominaciones de calidad diferenciada de Andalucía, impide a las bodegas presentarse por dos censos a la vez, el del sector elaborador-comercializador, de un lado, y el de los productores como propietarias de viñas, de otro.

La modificación aprobada por el anterior gobierno andaluz del PSOE obliga a las bodegas a presentarse únicamente por el censo o subcenso que se corresponda con su actividad principal, es decir, aquel que represente más del 50% de sus ingresos netos. La decisión le costó a Fedejerez en la últimas elecciones pasar de una posición mayoritaria en el pleno a contar con ocho de los 20 vocales en disputa.

Más de tres años después, y sin entrar en el fondo del asunto, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) resolvió recientemente en contra del recurso presentado en su día por la patronal bodeguera contra dicha modificación, también desestimado en casación por el Tribunal Supremo.

Tras el revés judicial, Fedejerez trata ahora de lograr el respaldo del nuevo ejecutivo andaluz, en manos del PP y Ciudadanos, para reinstaurar por la vía administrativa las reglas de juego de anteriores elecciones, en las que las bodegas con viñedo de su propiedad podían concurrir por uno y otro censo para la defensa de sus intereses como viticultores y como bodegueros.

"En Rioja, Castilla y León, Galicia, Madrid... las bodegas pueden presentarse por los dos censos", esgrime Fedejerez

“En Rioja, Castilla y León, Galicia, Madrid, Murcia... los bodegueros pueden presentarse como candidatos por los dos censos”, señalan desde Fedejerez, que una vez agotada la vía judicial, solicita ahora amparo a la Consejería de Agricultura frente a una situación que califica de “inconstitucional”.

El pleno del vino cuenta con veinte vocalías, diez de ellas del sector productor –en la actualidad, los viñistas de Asevi-Asaja tiene seis vocales y las cooperativas, cuatro– y otras tantas del sector comercializador –ocho de ellas en manos de Fedejerez (siete por el censo de bodegas de la DOVinos de Jerez y una de la DOVinagre de Jerez), mientras que las otras dos se las reparten la cooperativa Virgen de Palomares de Trebujena y Bodegas Barbadillo, que ostenta la vocalía de la manzanilla.

Fedejerez entiende que el reparto de las vocalías del sector productor debería hacerse en función de la superficie de viñedo en manos de cada organización sectorial. Según la memoria de 2018 que elabora el Consejo Regulador, las cooperativas ostentan el 50% del viñedo, con lo que le corresponderían cinco sillones del sector productor en el pleno. Los viñistas independientes de Asevi-Asaja, por su parte, apenas representan ya el 20% de la viña, con lo que tendrían dos vocales. Y las bodegas de Fedejerez, en virtud de su propuesta, tendrían acceso a tres vocales de los productores como propietarias del 30% del viñedo del Marco.

Según Fedejerez, la Consejería de Agricultura se ha comprometido a estudiar la solicitud de la patronal, que de cara a las elecciones de los Consejos Reguladores en 2020, reclaman la supresión de la “tenaza” que limita a los bodegueros, ya que “coarta” la posibilidad de que defiendan sus intereses legítimos en el sector productor.

De aceptarse la propuesta, Fedejerez optaría a contar en el pleno con once vocales, la mitad más uno, ya que a los ocho que aspira renovar en el sector comercializador se unirían las candidaturas a otros tres por el sector productor. Y aunque la propia patronal ha propuesto igualmente ampliar de uno a dos los vocales de la manzanilla, el segundo representante caería de su lado con casi toda probabilidad, toda vez que entre las empresas federados figuran bodegas que acaparan más de la mitad de la comercialización del vino sanluqueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios