Jerez

Buscan una promotora para acabar dos bloques de pisos de Rochdale

  • La promoción, ubicada en el extremo este de la ciudad, está paralizada desde 2013

  • Los bloques contarían con 95 viviendas de protección oficial

Bloques inacabados de Rochdale a espaldas de La Marquesa, en el sector Mirabal. Bloques inacabados de Rochdale a espaldas de La Marquesa, en el sector Mirabal.

Bloques inacabados de Rochdale a espaldas de La Marquesa, en el sector Mirabal. / Manuel Aranda

En el extremo este de la ciudad, a espaldas de la zona residencial de La Marquesa, se encuentran abandonados varios edificios aún a medio construir. Una plataforma digital especializada en venta de activos de empresas en liquidación tiene abierta una subasta pública para tratar de encontrar comprador a dos de esos bloques inacabados.

Esta fue una promoción que en su día fue promovida por la firma jerezana Rochdale pero que no logró finalizarse ya que la empresa entró quiebra. Ya en su momento se trató de vender dentro del proceso de liquidación de activos de la promotora jerezana pero no logró encontrar entonces algún interesado.

La promoción, denominada Jardines de Caulina, se encuentra ubicada en el sector Mirabal, un enclave de más de 536.000 metros cuadrados que declaró urbanizable el vigente PGOU (Plan General de Ordenación Urbana). En él se han proyectado 1.931 viviendas, de las que 724 deben ser de protección oficial (VPO). La obra inacabada era la primera de las construcciones previstas en este sector.

El lote que se ofrece, con una valoración que ronda los 3,6 millones de euros, comprende dos bloques de viviendas ubicados sobre una parcela de unos 7.100 metros cuadrados. El primero está conformado por dos bloques de 47 viviendas de protección oficial. Junto a él se ubica un solar donde el plan parcial de estos suelos permite la construcción de un tercer bloque con otros 48 pisos, también de protección oficial.

Ahora bien, la finca cuenta con cargas correspondientes a la deuda que mantiene con la junta de compensación del sector, el órgano encargado del desarrollo de estos suelos, cuya urbanización está también pendiente de concluir, y que asciende a unos 52.000 euros.

La promoción Jardines de Caulina se constituyó como una cooperativa de viviendas que estaba liderada por la promotora jerezana. Sin embargo, en septiembre de 2013 el Juzgado de lo Mercantil número 1 declaró el concurso de acreedores sobre la promotora que acabó siendo liquidada al no poder afrontar su elevado pasivo. Durante este tiempo, además, un grupo de compradores de estas viviendas demandaron a la mercantil por no haber concluido las obras.

A mediados de 2015 el Juzgado autorizó una subasta pública para tratar de vender los activos que aún no habían podido desvincularse de la empresa entre los que se encontraba estos bloques de vivienda sin acabar.

Esta subasta se suma a las que distintos juzgados tienen abiertas por otros activos inmobiliarios de cierto calado en este mes. Así se puede pujar por unas parcelas en el complejo residencial de Montecastillo o por unos solares ubicados en la Ronda de los Alunados. A ello se une que también está en venta el antiguo hotel Palmera Plaza, situado en la calle Pizarro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios