Antiguo hotel Palmera Plaza Un juzgado saca a subasta el hotel abandonado de la calle Pizarro

  • El antiguo Palmera Plaza lleva cinco años cerrado

  • Está embargado por sus elevadas deudas

Aspecto que presenta el antiguo hotel Palmera Plaza. Aspecto que presenta el antiguo hotel Palmera Plaza.

Aspecto que presenta el antiguo hotel Palmera Plaza. / Miguel Ángel González

El Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Jerez acaba de sacar a subasta el antiguo hotel Palmera Plaza, en la calle Pizarro. Este establecimiento hotelero, que llegó a contar con cinco estrellas, se encuentra cerrado desde hace cinco años, una circunstancia que ha provocado que el inmueble haya sido víctima del vandalismo y del saqueo desde entonces.

Desde ayer, el Juzgado ofrece en el portal de subastas del Boletín Oficial del Estado (BOE) la posibilidad de adquirir las fincas y los inmuebles que conforman este malogrado complejo hotelero. Se puede pujar de manera independiente por los dos lotes en los que está dividido por un importe total de 3,9 millones de euros. El acreedor es el Banco Popular, entidad bancaria con la que la propiedad tiene concertado un préstamo hipotecario sobre los inmuebles.

Según consta en los registros oficiales, el edificio es propiedad de la sociedad Grand Hotel Las Palmeras SL, una mercantil que carece de actividad desde 2013. No obstante esta pertenecía hasta hace unos años a un grupo hotelero afincado en Gerona que está en proceso de liquidación tras entrar en concurso de acreedores.

Sobre las fincas eso sí, según los datos recabados por este periodo, pesan elevadas cargas, no solo el correspondiente préstamo hipotecario sino también otras deudas con la Junta de Andalucía, con la Tesorería de la Seguridad Social y con la Agencia Tributaria. La cuantía adeudada supera los 20 millones de euros según ha podido saber este medio.

Esta situación de embargo ha provocado que no se haya podido ejecutar algún tipo de proyecto que permitiera la recuperación de este espacio hotelero ubicado en la confluencia de la calle Pizarro con Pozo del Olivar y la avenida Duque de Abrantes que llegó a ser uno de los más importantes de la ciudad durante la pasada década. De hecho, el gobierno local aseguró hace un año que había interés de una empresa por desarrollar en este enclave un proyecto hostelero pero que no podía hacerse con la propiedad mientras no se resolviera su situación jurídica y se levantaran los embargos.

El hotel Palmera Plaza, que contaba con 52 habitaciones, abrió sus puertas en 2002 y en 2004 fue adquirido por la cadena Prestige Hotels. Sin embargo, con el inicio de la actual década comenzaron los problemas económicos que derivaron en la quiebra del grupo hotelero gerundense que lo gestionaba y su posterior cierre. Posteriormente reabrió bajo la firma Vita Hoteliers pero acabó cerrando echó el cierre unos meses después de forma definitiva. Desde entonces, ha sido objeto de saqueos y actos vandálicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios