DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Jerez

El cierre de la hostelería pone contra las cuerdas a las bebidas espirituosas

  • El sector alerta de su "situación dramática" y reclama medidas urgentes

  • Pide aplazar impuestos y la reapertura inmediata de la hostelería

  • La patronal FEBE dice que los datos ministeriales sobre el fuerte incremento del consumo "no son reales"

Exhibición de Brandy de Jerez en la semana dedicada al espirituoso jerezano en una tienda especializada de Madrid. Exhibición de Brandy de Jerez en la semana dedicada al espirituoso jerezano en una tienda especializada de Madrid.

Exhibición de Brandy de Jerez en la semana dedicada al espirituoso jerezano en una tienda especializada de Madrid.

El sector de las bebidas espirituosas, “golpeado como pocos y con pérdidas millonarias”, se enfrenta a una situación “dramática” frente a la que reclama medidas urgentes al Gobierno que permitan paliar el impacto del cierre de la hostelería y evitar así la desaparición de las empresas.

“El 100% de las empresas está en grave riesgo y sólo tiene tesorería para unas semanas si no se adoptan medidas”, ha alertado Bosco Torremocha, director general de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), desde la que exigen el aplazamiento de los impuestos especiales al consumo de bebidas alcohólicas y la apertura inmediata de la hostelería, de la que depende el 70% de sus ventas.

“La recuperación de los mercados y la apertura de la hostelería es esencial para la supervivencia del sector”, ha asegurado Torremocha en su “llamada de auxilio”, a través de la que ha apelado al rigor frente a las informaciones sobre el fuerte crecimiento de las bebidas alcohólicas, en particular de las espirituosas, basadas en datos del panel de consumo en los hogares del Ministerio de Agricultura, que “no son reales”.

Según los datos en poder del sector, cruzados con los de organizaciones de la distribución tomados en línea de caja, las empresas han perdido el 70% de su negocio con el cierre de la hostelería, que se corresponde con nueve millones de litros de los que sólo 172.000 litros, menos del 2%, se han traspasado al canal de la alimentación. Sin embargo, el panel de consumo refleja crecimientos de hasta el 112% en la última semana pese a que las principales categorías de bebidas espirituosas han registrado caídas de doble dígito desde el inicio del a crisis, caso de la ginebra, los licores, el vodka y los brandies con denominación específica, incluidos los de importación como Cognac y Armagnac, que han llegado a perder cerca de la mitad.

El sector sólo recupera en el canal alimentación 172.000 litros en ventas de los nueve millones que pierde en la hostelería

“No son datos reales, confunden a la opinión pública y disipan la urgencia para adoptar las medidas necesarias para la supervivencia del sector, por lo que exigimos su rectificación”, ha indicado el director de FEBE, no sin antes “desmentir categóricamente” que el consumo se haya disparado, porque “las ventas que se pierden en hostelería no se recuperan en alimentación”. 

De acuerdo con estos datos, que esbozan una situación “dramática” y sin visos de recuperación a corto plazo –Espirituosos España descarta la recuperación en 2021–, FEBE exige al Gobierno el aplazamiento de los impuestos especiales que gravan los consumos y que “nos obligan a adelantar al Estado más de 84 millones de euros de nuestros clientes sin poderlos recaudar porque tienen sus establecimientos cerrados”.

Del mismo modo, hace un llamamiento al Ejecutivo central para que escuche las propuestas de FIAB, Aecoc y la patronal hostelera, que a finales de esta semana presentará un plan de apertura de la hostelería post-Covid por una oferta segura y una reactivación de la demanda en hostelería.

"El problema ahora no es perder el año, es que se pierdan las empresas", asegura el director de FEBE

A juicio de Torremocha, la colaboración público-privada es muy importante, “si alguien piensa que va a salir solo de esta crisis, no lo va a hacer”, por lo que las patronales de las bebidas, la alimentación y la hostelería han trabajado conjuntamente para proponer “medidas reales y eficaces para que esto se produzca en el menor tiempo y con el menor daño posible”.

“Tenemos un gran plan, pero lo importante es ponerlo en marcha porque si no va a servir para nada” y “esta sangría hay que pararla y hay que pararla ya, por lo que esperamos que la propuesta que estamos haciendo todos los sectores se tenga en cuenta” ha insistido.

La recuperación de los mercados es esencial para la continuidad de las empresas de las bebidas espirituosas, que confía en que en paralelo a la reactivación de la hostelería y el turismo, también empiece a cambiar el signo en las exportaciones, a la que se destina el 40% de su producción, con presencia en más de 170 países. “O eso se recupera o difícilmente vamos a pasar de números rojos a azules”, ha asegurado el director de FEBE, quien considera que “el problema ahora no es perder el año, sino que no se pierdan las empresas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios