DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

ENTIDADES SOCIALES JEREZ

Un edificio con alma y corazón

  • Cruz Roja inaugura la remodelación de su sede, convertida ahora en unas modernas instalaciones destinadas a ofrecer a los usuarios una acogida más digna y con mayor eficiencia

La asamblea local de Cruz Roja ha inaugurado este viernes de forma oficial la ambiciosa remodelación que se ha realizado en su sede de la calle Arquitecto José Vargas, durante un acto al que asistieron representantes de todas las Administraciones, responsables de asambleas de Cruz Roja de otras localidades y también de entidades sociales de la ciudad.

Evaristo Babé, presidente local de Cruz Roja, actuó de anfitrión de unas instalaciones que han sido objeto de una importante mejora, con el único fin, según dijo, "de poder prestar una mejor atención a quienes se acercan a Cruz Roja y en particular a los usuarios, para que se sientan acogidos de una manera más digna, y desde luego, con más eficiencia". Explicó que el proyecto ha ido encaminado a ofrecer una atención más personalizada en pequeños despachos, a la vez que permite un mejor desarrollo de la labor diaria de Cruz Roja en lo que respecta a los cursos de formación que imparte para que personas en situación vulnerable puedan encontrar empleo.

Babé indicó que con la reforma, "para adaptar la sede al siglo XXI", se ha pretendido también mejorar las condiciones en las que trabajan los voluntarios, a los que agradeció su compromiso y dedicación, al igual que el personal laboral. "En el estado en que estaba antes la sede no se podía. Incluso teníamos riesgo de incendio, porque la instalación eléctrica estaba en unas condiciones lamentables".

Las obras se han desarrollado durante un año y esta misma semana se organizó una jornada de puertas abiertas para socios y voluntarios. "La verdad es que quedaron muy satisfechos. Son una parte fundamental y sin ellos es imposible que Cruz Roja desarrolle su trabajo", mencionó Babé.

Recordó el presidente local que la institución está unida a la historia de Jerez desde hace más de 120 años y que fue de las primeras asambleas que se constituyeron de Cruz Roja Española, siempre con el respaldo de personas muy comprometidas. Tuvo también palabras para los que a lo largo de estos años han acudido a Cruz Roja a pedir apoyo, de los que dijo que "son los que escriben la intrahistoria" de la institución y en su opinión, "han encontrado siempre ayuda dentro de las posibilidades que tenemos".

Babé se remontó a los inicios de Cruz Roja en una sede cercana a la plaza del Arenal, su posterior traslado a la calle Ávila y su implantación en la década de los 80 en su actual ubicación, entre otros motivos, para poder dar cabida al servicio de ambulancias y "atender a quienes sufrían problemas, en aquellos años tan importantes, relacionados con las drogodependencias".

El edificio se ha vuelto a quedar ahora pequeño, porque según el responsable local de Cruz Roja, la institución no ha parado de crecer en la ciudad. "Hace 10 años me decían que se atendían a 1.300 personas en proyectos de intervención social, hoy atendemos a más de 12.000 personas a través de nuevos e innovadores programas". También el número de voluntarios ha aumentado hasta los 740 actuales, al igual que los socios, más de 3.700.

Desde estas modernas instalaciones recién inauguradas se lleva a cabo la atención a personas que llegan en una situación difícil, con las que los voluntarios hacen un trabajo que Babé elogió. "Se les atiende mirándoles a los ojos, pidiéndoles además información, porque también sabemos que hay pícaros que intentan aprovecharse de los servicios que se prestan desde instituciones como ésta". Además está el reparto de alimentos, el servicio de lavandería y duchas para las personas 'sin techo' y los servicios preventivos que Cruz Roja presta en eventos.

Era inevitable mencionar también la atención que Cruz Roja dedicó el pasado verano a los numerosos inmigrantes que llegaron a las costas de la provincia. Babé agradeció a la alcaldesa Mamen Sánchez la colaboración municipal, al ceder el pabellón Kiko Narváez, como alojamiento provisional.

La presidenta provincial de Cruz Roja, Rosario García, mostró su satisfacción por ver hecho realidad el sueño de disponer de unas mejores instalaciones y señaló que "el edificio ha ganado estructuralmente, pero sobre todo es un edificio con alma y corazón. Tenemos que verlo como un corazón que bombea solidaridad"·. En la misma línea, la presidenta regional de la institución, María del Mar Pageo, afirmó que las instalaciones de Cruz Roja deben ser espacios abiertos, cómodos y accesibles, adaptados a la realidad social, la diversidad y la participación. Pageo felicitó a "la sociedad jerezana porque es un lujo tener esta asamblea local", al mismo tiempo que hizo un llamamiento para que Cruz Roja y las Administraciones vayan de la mano.

A esa colaboración se refirió también el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Antonio Pacheco, quien recordó el trabajo que se realizó el pasado año ante la llegada masiva de inmigrantes y el contacto continuo que existió con Cruz Roja.

La delegada territorial de Salud, Isabel Paredes, en representación de la Junta, junto con el director general de Emergencias, Agustín Muñoz, valoró igualmente la labor que realiza la institución y la alcaldesa agradeció la disposición de Cruz Roja ante cualquier emergencia. Sánchez manifestó que "Cruz Roja es imprescindible para la ciudad" y garantizó el respaldo del Ayuntamiento ante situaciones como las del pasado verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios