Jerez

La Feria toma el relevo con el alumbrado este sábado

  • La presencia el año pasado de José Tomás en el cartel taurino hace difícil igualar las cifras

Las colas formadas ante la taquilla de la plaza de toros, en la mañana de ayer. Las colas formadas ante la taquilla de la plaza de toros, en la mañana de ayer.

Las colas formadas ante la taquilla de la plaza de toros, en la mañana de ayer. / vanesa lobo

Tuvo carácter casi simbólico. Pocas horas después de que los moteros enfilaran el camino de vuelta a sus respectivas ciudades tras la celebración del Gran Premio de España, ayer se abrían las taquillas de la plaza de toros, que vinieron acompañadas de las tradicionales colas de aficionados. Y eso que el cartel resulta algo menos llamativo que el año pasado. "Lo que ocurrió con la corrida de José Tomás, que fue un evento mundial, no se va a repetir este año, eso está claro", explicaba Stefaan De Clerck, representante de Horeca. La presencia en el cartel del diestro de Galapagar marcó la edición de la Feria de 2016, cuando el precio de las habitaciones repuntó de cara a aquel segundo sábado.

Esto no significa, en realidad, que la venta de entradas no esté yendo bien. Al contrario. "Debido a lo que se formó con José Tomás, tomamos como referencia 2015 en la venta de abonos, y vamos por alrededor de unos 2.200 frente a los mil de hace dos años", señalaban ayer desde el coso jerezano. "La venta de entradas sueltas", que comenzó ayer, "va también a buen ritmo y al menos las corridas del viernes y el sábado están camino de rozar el lleno". El precio de las localidades se mantendrá en los rangos de los últimos años. "A nivel nacional, se ha incrementado en un 15% la asistencia. Y Roca Rey (que protagoniza el sábado un mano a mano con Talavante) ha colgado el cartel de no hay billetes nueve veces en lo que va de año".

Lo cierto es que, si se intenta reservar una habitación para este sábado día 13, el del alumbrado, a de hoy puede llegar a pagarse más de 350 euros por una doble, y como poco se superarán los 100 euros en establecimientos de una o dos estrellas. "Se va a rozar la ocupación completa en la ciudad, pero aún quedan habitaciones para viernes o sábado. Los días grandes llegan a partir del jueves de Feria, aunque el martes también puede ser un día fuerte". Otra de las particularidades de la Feria de 2017 respecto a la pasada es que el lunes de 2016 era 2 de mayo, festivo en la Comunidad de Madrid, por lo que muchos residentes en la capital disfrutaron de un puente que este año no se da. Por otro lado, si el año pasado la Feria coincidió en sus primeros días con el final de la de El Puerto, este año la de Jerez no tiene eventos paralelos.

Por otro lado, ayer se celebró la Mesa Técnica de Seguridad de la Feria, a la que asistieron el delegado de Urbanismo, Cultura y Seguridad, Paco Camas; la delegada de Igualdad, Acción Social y Medio Rural, Carmen Collado; y el de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz. A ellos se unió el jefe de la Policía Local, Javier Aranda, junto al intendente, Manuel Benítez, y el jefe de Protección Civil, Tobías Perdigones, además de representantes de los Consorcio Provincial de Bomberos y del Distrito Sanitario de Jerez-Costa Noroeste. En la reunión se abordaron las actuaciones que están llevando a cabo las distintas delegaciones, así como diversos aspectos del Plan Integrado de la Feria.

Igualmente, se trataron aspectos de seguridad e infraestructuras, como la celebración de la llamada 'barrilada' de los jóvenes el viernes antes de la Feria o la zona de esparcimiento juvenil, que este año se traslada a los jardines de El Bosque, con acceso vigilados al recinto ferial para que no puedan entrar con bebidas alcohólicas adquiridas fuera del recinto. Esta zona contará con efectivos tanto de la Policía Nacional como de la Policía Local. Asimismo, se refuerza la seguridad con la instalación de cinco cámaras en el recinto que, al igual que el año pasado, están autorizadas por la Subdelegación del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios