Gran Premio de Motociclismo Jerez, un fin de semana motero sin moteros

  • Jerez vive el primero de los dos grandes premios de motociclismo sin apenas aficionados por las calles

  • Policía Local y Nacional extreman los controles para evitar que se repitan las carreras ilegales en la zona sur y la avenida de Europa

La avenida Alcalde Álvaro Domecq, sin motoristas. La avenida Alcalde Álvaro Domecq, sin motoristas.

La avenida Alcalde Álvaro Domecq, sin motoristas. / Vanesa Lobo

El Circuito de Jerez vive hoy y mañana el primero de sus tres grandes fines de semana del año. La celebración del Gran Premio de España de Motociclismo volverá a ser el momento cumbre de un trazado que siempre tiene marcado en rojo la cita con el mundial de las dos ruedas. Este año lo hará por partida doble, con dos pruebas en fines de semana consecutivos que tendrá su epílogo con la prueba del mundial de Superbike a final de mes.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha propiciado que estas pruebas se celebren a puerta cerrada por lo que el ambiente que suele generar esta competición no se está viviendo ni en las calles de Jerez ni en las ciudades del entorno. La patronal hostelera Horeca estimaba a principios de la semana una ocupación hotelera que ronda entre el 70 y el 80%, aunque el sector afirma que hay establecimientos que han podido mejorar esas cifras.

Por lo tanto, a falta de aficionados, son los integrantes de los equipos y los que han elegido Jerez como destino vacacional —no hay que olvidar que estamos en julio— los que están sustentando a un sector que trata de que Jerez se venda como un destino seguro en estos tiempos.

Por ello, generaron tanta alarma las imágenes que se vivieron el pasado miércoles en la avenida de Blas Infante, con motociclistas haciendo acrobacias y carreras ilegales mientras eran jaleados por decenas de jóvenes, la mayoría sin mascarilla y sin respetar la distancia interpersonal de seguridad.

En la noche del jueves, Policía Local y Nacional montaron un dispositivo especial en este enclave para evitar que se repitan estas escenas, una vigilancia que se mantendrá durante todo el fin de semana. También se ha extremado la vigilancia en otros puntos habituales de concentración de aficionados a las dos ruedas como la avenida de Europa aunque, al cierre de esta edición, no se habían producido incidencias por el momento.

Mientras tanto, en el entorno del trazado de velocidad se mantendrá operativo durante todo el fin de semana un dispositivo para evitar concentraciones de aficionados en sus aledaños.

El despliegue policial realizado en la noche del jueves en la avenida Blas Infante se saldó, según la información apuntada por el Ayuntamiento, con un detenido por un delito contra la seguridad vial, cinco denuncias de tráfico, la intervención de dos motocicletas y la inmovilización de un coche.

Tras esto, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento jerezano, Rubén Pérez, afirmó que se “ha evitado la reproducción de incidentes y de posibles accidentes de tráfico por actuaciones imprudentes de motociclistas y público”. “La avenida Blas Infante es ahora mismo una zona bajo control”, sentenció.

Sin embargo, en la noche del miércoles este punto de la zona sur se convirtió en un lugar de carreras y acrobacias ilegales, a lo que se unió una importante concentración de jóvenes en las aceras jaleando las exhibiciones, muchos de ellos, además, sin llevar mascarillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios