Modificación del PGOU de Jerez Un nuevo paso para ampliar las Bodegas Internacionales

  • La Junta da vía libre a tramitar el cambio urbanístico en suelos a espaldas de Williams y Las Copas aunque exige especial celo con las zonas inundables

  • Los promotores del suelo y el Ayuntamiento deben ahora concretar la propuesta urbanística

Terrenos que pretenden desarrollarse a espaladas de Williams & Humbert. Terrenos que pretenden desarrollarse a espaladas de Williams & Humbert.

Terrenos que pretenden desarrollarse a espaladas de Williams & Humbert. / Pascual

La Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento ya se encuentra inmersa en la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá el desarrollo de unos suelos industriales ubicados a espaldas de las Bodegas Internacionales (González Byass y Williams & Humbert) en la zona sur de la ciudad. La Junta de Andalucía ha dado vía libre a tramitar el cambio tras un primer análisis medioambiental de la propuesta urbanística.

Fue en junio de este año cuando el pleno municipal aprobó la formulación de la modificación del ordenamiento municipal para declarar una parte como suelo urbano y otra como no urbanizable y, de este modo, desbloquear este desarrollo urbanístico que lleva pendiente desde hace más de dos décadas. La solicitud partió de Bodegas Williams & Humbert, que proyecta ampliar sus instalaciones. La declaración de una importante franja de suelo como zona inundable ya que por este enclave discurre el arroyo de La Loba (que evacua en la laguna de Torrox) había dificultado notablemente el desarrollo de estos suelos, tal y como estaba concebido en el vigente plan, de ahí que se esté tramitando ahora su modificación.

Tras el acuerdo plenario, la Junta de Andalucía inició el procedimiento de evaluación ambiental estratégica de la propuesta. Y recientemente ha remitido al Ayuntamiento el documento de alcance, un texto donde explica qué contenido y qué requisitos debe tener desde el punto de vista medioambiental la propuesta que finalmente se tramite para su aprobación.

La mayor dificultad para el desarrollo de esta zona es que una parte de este sector, que tanto el PGOU de 1995 como el de 2009 declararon como suelo urbano (aunque en el ordenamiento vigente se catalogó como no consolidado), se ha incluido dentro del dominio público hidráulico, de ahí que haya tenido que ‘redibujarse’ la zona donde se puede construir.

Para ello, la propuesta del Ayuntamiento va encaminada a modificar completamente las determinaciones urbanísticas de este suelo para fijar unas nuevas donde se establecerá que los terrenos del arroyo de La Loba y su zona de servidumbre se declaren como zona no urbanizable al ser zona inundable. Mientras, el resto del sector (las franjas de suelo situadas junto a los complejos bodegueros), que están mayoritariamente fuera de la zona inundable, pueda desarrollarse urbanísticamente al catalogarse como suelo urbano consolidado.

En el informe elaborado por la Delegación Territorial en la provincia de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Sostenible, se detallan los requisitos que deberá tener la propuesta que realice el Ayuntamiento para modificar el PGOU en esta zona, especialmente en materia de protección del medio hídrico. Así, este organismo demanda que se ponga especial celo en la adopción de medidas correctoras en el caso de que se opte por la posibilidad de desarrollar suelos que tengan un riesgo bajo de inundabilidad.

Tras este trámite, los promotores de este desarrollo y el Ayuntamiento tienen que concretar con detalle la propuesta de modificación del Plan General y elaborar el estudio ambiental, documentos que necesitan ser refrendados por el organismo autonómico.   

A pleno las viviendas en unos cascos bodegueros de Pío XII

Por otro lado, el pleno municipal tiene previsto aprobar mañana de manera definitiva la modificación puntual del PGOU que permitirá la construcción de viviendas en el interior de unos cascos bodegueros en Pío XII (el complejo conocido como De la Riva). Estas antiguas bodegas se encuentran ubicadas en la intersección de la calle Arcos con María Antonia Jesús Tirado (una de ellas alberga actualmente un bingo).

La propuesta edificatoria contempla el mantenimiento de las estructuras de estos cascos bodegueros y la rehabilitación de su interior permitiendo entreplantas para facilitar el uso residencial que se le pretende dar a estos inmuebles. En las tres bodegas se contempla la construcción de un centenar de viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios