Jerez

El pleno da vía libre a la ampliación de Bodegas Williams

  • Se hará una modificación puntual del PGOU que permitirá aumentar la planta de embotellamiento de la firma bodeguera

  • También se hará un cambio en el planeamiento para desbloquear el desarrollo urbanístico de Montealegre Alto

El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, durante el pleno. El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, durante el pleno.

El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, durante el pleno. / Miguel Ángel González

El pleno municipal ha aprobado este jueves iniciar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá ampliar las instalaciones de las Bodegas Williams & Humbert. También se ha dado el visto bueno al cambio del planeamiento urbanístico para tratar de desbloquear el desarrollo urbanístico de Montealegre Alto.  

Se inician así los trámites para cambiar el ordenamiento establecido en un sector de 246.000 metros cuadrados situado a espaldas de los complejos bodegueros de Williams y de González Byass (Bodegas Internacionales y Las Copas) en la antigua N-IV. La modificación ha sido promovida por la firma bodeguera que pretende ampliar su planta embotelladora para incrementar su producción.  

Estos suelos están clasificados en el PGOU como suelo urbano no consolidado. Ahora bien, con la modificación puntual se suprime esta ordenación haciendo una doble reclasificación: así, por un lado, habrá suelos que pasen a ser suelo urbano consolidado, lo que permitirá su pronta puesta en carga para su desarrollo, y otra como suelo no urbanizable de especial protección.  

Se inicia así la modificación puntual del planeamiento que también deberá contar con el beneplácito de la Junta de Andalucía. El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, justificó el cambio urbanístico en que esta permitirá una inversión de “8,5 millones de euros” por parte la firma bodeguera para "ampliar la producción de sus exportaciones a Asia”. “Es algo muy necesario para la ciudad porque va a permitir consolidar una industria muy importante”, argumentó.  

La propuesta contó con el apoyo de todos los grupos. Ahora bien, el concejal de Ciudadanos Jesús García advirtió de que propuestas como estas están demostrando la idoneidad de “revisarlo” para “adaptarlo a las necesidades de la ciudad” puesto que son continuas las modificaciones puntuales que se han realizado en los últimos años. En esta misma línea, Raúl Ruiz-Berdejo, de Adelante Jerez, abogó también por realizar una “revisión integral” del planeamiento general ya que es “un instrumento que se nos ha quedado obsoleto”.  

Por otro lado, el pleno dio el visto bueno a una reformulación del Plan General para tratar de desbloquear el planeamiento urbanístico de Montealegre Alto, una importante extensión de terreno situada en la zona este de Jerez y que se distribuye a lo largo de una de las márgenes de la carretera de Medina. Estos suelos fueron declarados urbanizables en 1995, pero los distintos instrumentos de planeamiento acabaron siendo anulados por la Justicia dos décadas más tarde, una circunstancia que ha motivado que estos suelos no puedan urbanizarse, a pesar de que hay viviendas en esta zona desde hace décadas. 

Según José Antonio Díaz, la modificación puntual del PGOU no alterará las determinaciones urbanísticas de este sector de más de 1,9 millones de metros cuadrados, sino que se eliminan las referencias al plan urbanístico que fue anulado por el Tribunal Supremo en 2014. Así, una vez se apruebe la modificación puntual del PGOU, se tendrán que aprobar los nuevos proyectos de reparcelación y de urbanización, documentos que también habían sido anulados años atrás por el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía). 

El edil de Urbanismo comentó que, con este primer paso, se busca “dar solución a 200 propietarios que desde hace años están deseando desarrollar su área”.  “Es una disfunción urbanística que se va a solucionar”, aseguró.  

La propuesta fue aprobada por los grupos salvo por Adelante Jerez, que optó por la abstención. El edil Ángel Cardiel justificó este posicionamiento en que le “genera dudas” el “crecimiento y modelo de ciudad” que conlleva. Al respecto, dijo: “¿Jerez necesita crecer tanto? Son muchas hectáreas más allá de los terrenos de 200 vecinos; por eso, nos suscita tantas dudas un crecimiento tan grande”.

Esta modificación puntual ya se llevó al pleno en febrero, aunque entonces no salió adelante al no contar con el apoyo de parte de la oposición. 

Un pleno en el Ayuntamiento de Jerez con mascarillas. / Miguel Ángel González

Un pleno con mascarillas

El de este jueves está siendo el primer pleno de manera presencial de toda la corporación desde el estallido de la pandemia del coronavirus. Para ello, se han adoptado una serie de medidas para tratar de garantizar el cumplimiento del distanciamiento de seguridad entre los concejales. 

Además de impedirse la presencia de público, los ediles se repartieron por todo el salón de plenos y se les obligó a que durante toda la sesión llevaran puesta mascarilla, incluso durante sus intervenciones. 

La sentencia recurrida de los asesores

El Partido Popular preguntó por qué el gobierno municipal no ha cumplido con la sentencia de un juzgado de lo Contencioso de Jerez que anuló el acuerdo de la junta de gobierno local por el que se permitió a Ciudadanos y Adelante Jerez contar con un asesor más que el resto de grupos.

La delegada de Economía y Recursos Humanos, Laura Álvarez, alegó que el fallo ha sido recurrido ante el TSJA y justificó que la ejecución de la sentencia deberá ser dictaminada por el juez. Mientras, el PP anunció que ya ha solicitado al Juzgado que este fallo se aplique, aun no siendo firme.

Los adoquines que "puso" Pedro Pacheco

José Antonio Díaz y Antonio Saldaña se enfrascaron en una pelea de informes técnicos sobre las obras de reurbanización de la calle Corredera y plaza Esteve, una actuación que permanece parada ya que la Junta considera que requería de su autorización para acometerla. Díaz mantuvo que el Ayuntamiento tiene competencias para hacer la obra; el PP, en cambio, defendió que no mostrando hasta siete informes en contra.

Y cada uno, para defender su postura, se remitió a diversos informes técnicos con conclusiones contrapuestas. Así, Saldaña hizo alusión de "siete informes técnicos" que advierten de que el Ayuntamiento requiere del beneplácito de la administración autonómica para levantar el adoquinado de Esteve; en cambio, Díaz aludió tras el pleno que la postura del gobierno estaba avalada por "nueve informes técnicos" que inciden que no es necesario el sí de la Junta.  

La anécdota fue que el edil del gobierno hizo mención de una conversación que mantuvo días atrás con el ex alcalde Pedro Pacheco sobre estas obras. “Él me dijo: el histórico soy yo, que fui quien puso los adoquines”.

Eso sí, el delegado no confía en que la Junta acabe aceptando el recurso que presentó por la paralización de las obras, por lo que anuncia que esta decisión acabará en el Juzgado de lo Contencioso

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios