Jerez

El pleno aprueba la recalificación urbanística de un complejo bodeguero de Pío XII

  • Se permitirá construir hasta un centenar de viviendas en las antiguas bodegas de La Riva

  • La corporación da vía libre para usar la mitad del fondo de contingencia para pagar facturas sin crédito

José Antonio Díaz, durante el pleno municipal celebrado este miércoles.

José Antonio Díaz, durante el pleno municipal celebrado este miércoles. / Vanesa Lobo

El pleno municipal, que se reunió en la mañana de este miércoles por primera vez de manera telemática, dio vía libre a la recalificación urbanística del complejo bodeguero de La Riva, situado en la intersección de la calle Arcos con María Antonia Jesús Tirado, en Pío XII. Ya en una sesión celebrada en enero se autorizó la formulación de la modificación puntual del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) y ahora se le ha dado su aprobación inicial. En esta manzana se prevén construir un centenar de viviendas. 

La propuesta, que no ha contado con el apoyo de Partido Popular y Ciudadanos, contempla que puedan albergar usos residenciales este complejo conformado por tres cascos bodegueros de unos 12.800 metros cuadrados de superficie total. La modificación contempla modificar la catalogación de estos edificios (uno de ellos es el que alberga actualmente un bingo) rebajando la protección de los inmuebles, aunque manteniendo su estructura. 

La modificación, al permitir entreplantas dentro de la edificación, conlleva un incremento de la edificabilidad por lo que se requiere de que haya una compensación al Ayuntamiento. Esta se prevé que se realice tanto monetariamente (no ha trascendido la cuantía) como con la cesión de suelo, concretamente la zona ajardinada situada en la intersección de la calle Arcos con María Antonia Jesús Tirado. 

Con el desarrollo de los suelos también se pretende regularizar la situación jurídica de las calles Doctor Antonio Lobo e Ingeniero Antonio Gallegos. Ambas calles, aunque en el PGOU se fijan como de dominio público, aún no han sido inscritas como tal por lo que ahora se cederán. 

El delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, justificó la necesidad de “agilizar” este trámite urbanístico en la necesidad de “generar actividad económica y empleo”. Díaz añadió que es necesario “facilitar el desarrollo de acciones que redunden en beneficio de la actividad económica de la ciudad, y esta modificación va a suponer nuevas viviendas centro histórico, además de poner en valor las edificaciones históricas de la ciudad” 

Por otro lado, se aprobaron cuatro modificaciones del presupuesto municipal. La de mayor crédito es una de 1,3 millones de euros para atender facturas de pequeños proveedores que no tenían crédito y que lo recibirán del fondo de contingencia, la bolsa de presupuesto para atender necesidades presupuestarias no contempladas inicialmente (su presupuesto ronda los 2,5 millones de euros).

La propuesta contó con la abstención del PP que justificó su posicionamiento en que se van a atender pagos de actividades que considera no urgentes, entre ellas mantenimiento de semáforos, vestuarios, actividades culturales y festejos, y no haya, por el contrario, facturas en materia social. Así, Antonio Montero le reprochó al ejecutivo que se aprueben ahora unas facturas “que antes se les podía haber dado solución”. 

La delegada de Economía, Laura Álvarez, justificó la modificación en que hay pequeños autónomos y empresas que “han prestado servicios al Ayuntamiento y es de justicia resolver esa situación”. “Esto no es un plan de contingencia, sino que estamos utilizando el fondo de contingencia para resolver estos problemas”, agregó. 

También se aprobó otra modificación presupuestaria para dotar de crédito a una de las fases del proyecto de Iluminación Singular, una actuación para mejorar la iluminación de calles y edificios del centro histórico para realizar rutas turísticas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios