Ola de frío en Jerez Buscando cobijo y calor humano

Una persona, pidiendo ayuda en una calle de Jerez. Una persona, pidiendo ayuda en una calle de Jerez.

Una persona, pidiendo ayuda en una calle de Jerez. / Pascual

¿Está pasando frío estos días? Pues imagínese no tener casa y pasar las 24 horas en la calle, con madrugadas por debajo de los cero grados. El drama de las personas sin techo se recrudece estos días con las bajas temperaturas, de ahí que haya aumentado tanto la demanda de cobijo en el Albergue Municipal como la asistencia puntual de la Cruz Roja a las personas sin techo en las calles de Jerez.

Así, la noche del pasado martes la pasaron bajo el manto del Ayuntamiento más de 50 personas entre el Albergue, que con las medidas anti Covid ha pasado ahora de 50 plazas a una capacidad de unas 30 personas -límite establecido por el Servicio Andaluz de Salud por las normas de seguridad sanitaria-, el Hogar San Juan y el Hogar La Salle.

En previsión de que ocurriera lo que ha sucedido, que con el frío llegaran más personas sin techo pidiendo cobijo, el Ayuntamiento ya derivó el pasado viernes a 11 personas habituales del Albergue al Hogar San Juan, y el pasado martes cinco más fueron alojados en el Hogar La Salle. De esta forma han quedado plazas libres en el Albergue Municipal de cara a estas jornadas y por el momento no hay que habilitar algún polideportivo para que puedan pasar la noche las personas sin hogar en el caso de que se llene el Albergue. No obstante, la situación se evalúa diariamente porque no se sabe -ni puede saberse- cuántas personas van a demandar una cama la próxima noche.

Carmen Collado, delegada de Acción Social del Ayuntamiento de Jerez, esperaba el aumento de demanda en el Albergue Municipal:" Evidentemente: el frío es muy duro para todo el mundo, y más en la calle".

También durante estos días las Unidades de Emergencia Social de la Cruz Roja están atendiendo a una media de 50 personas, cifra superior a la media de semanas atrás y aumento considerable con respecto a la cifra de personas asistidas antes de que empezara la pandemia.

Desde la Cruz Roja se subraya que "llevamos muchos meses atendiendo a muchas más personas que anteriormente". Actualmente, cuatro veces a la semana, las Unidades de Emergencia Social de la Cruz Roja -proyecto de atención a personas sin hogar que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Jerez- salen a la calle a repartir alimentos (bocadillos y bebidas calientes) y a identificar situaciones y ayudar informando de otros recursos: cómo ir al Albergue Municipal, acompañarles al Albergue, cómo solicitar la entrada; ayuda en otras gestiones administrativas en las que se les acompaña, se les informa y se les orienta.

Desde la Cruz Roja se hace hincapié en la importancia del acompañamiento, el calor humano, apoyo psicosocial que estas personas en riesgo de exclusión agradecen tanto o más que el bocadillo y las bebidas calientes y que también reconforta.

Y es que los efectos del Covid se han dejado notar en la falta de recursos económicos que en algunos casos ha llevado a personas a quedar en riesgo de exclusión social y dentro de las personas vulnerables, las personas sin hogar son las más vulnerables, las que se encuentran en una situación de extrema exclusión social, ahora en situación poco menos que desesperada con la ola de frío, ola gélida y helada como nunca.

Así que dar cobijo y calor, tanto material como humano, es el reto que asumen tanto desde el Ayuntamiento de Jerez como desde Cruz Roja, conscientes de que son días más duros de lo habitual para todas estas personas y a sabiendas de que hay 'sin techo' que no quieren acudir al Albergue con el riesgo que ello comporta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios