Jerez

Osborne presenta su colección de vinos viejos

  • La firma del toro desempolva su colección de vinos viejos para compartir estos tesoros líquidos con los aficionados al jerez  con motivo de la International Sherry Week 

  • El grupo bodeguero relanza sus joyas enológicas más preciadas, vinos VORS y Rare Sherry de soleras exclusivas, las más antiguas constituidas hace más de 200 años 

El consejero delegado de Osborne, Fernando Terry, junto a la colección de vinos viejos que se presenta mañana en la Bodega de Mora. El consejero delegado de Osborne, Fernando Terry, junto a la colección de vinos viejos que se presenta mañana en la Bodega de Mora.

El consejero delegado de Osborne, Fernando Terry, junto a la colección de vinos viejos que se presenta mañana en la Bodega de Mora. / Andrés Mora

El Grupo Osborne se anticipa a la International Sherry Week (ISW), la gran celebración en torno a los vinos de Jerez que tendrá lugar del 4 al 10 de noviembre y que brinda una oportunidad única a la compañía del toro para la presentación mañana en público de su colección de vinos viejos.

El relanzamiento de esta gama de jereces VORS y Rare Sherry, con un envejecimiento mínimo de 30 años, completa el largo proceso emprendido hace diez años por la firma bodeguera para agrupar en un mismo casco bodeguero la mayor colección de vinos viejos del Marco de Jerez. Hasta 26 exclusivas soleras, las más antiguas constituidas hace más de 200 años, de finos, amontillados, olorosos, palos cortados y Pedro Ximénez, que son historia viva del jerez.

Soleras como la del Palo Cortado Capuchino que inició su envejecimiento en 1790 y de la que tan solo se producen anualmente 600 litros o la del Oloroso Sibarita, que comenzó su proceso de envejecimiento bajo el sistema de criaderas y soleras allá por 1792, forman parte de esta colección única de diez vinos: 51 1ª y Venerable, certificados junto a los dos anteriores como VORS; y la gama Rare Sherry en la que se incluyen marcas como BC 200, que comenzó a elaborarse de manera artesanal en 1864 por encargo del Zar Nicolas II de Rusia; P Triángulo P; AOS (Antonio Osborne Solera); Solera India; Pedro Ximénez Viejo; y El Cid, oloroso este último reservado para consumo de la familia.

En estos diez años, Osborne se ha empleado a fondo para adecuar el espacio dentro de la Bodega de Mora; llevar un exhaustivo control de calidad de las soleras y existencias; y buscar el asesoramiento de expertos a través de catas antes de lanzarse a la comercialización directa en todo el mundo de estos vinos, cuya renovación se corona con el cambio de imagen, elegante y actual, de acuerdo con los gustos de los consumidores que apuestan por los productos Premium.

Colección completa de vinos viejos de Osborne, la mayor del Marco de Jerez que integran diez VORS y Rare Sherry. Colección completa de vinos viejos de Osborne, la mayor del Marco de Jerez que integran diez VORS y Rare Sherry.

Colección completa de vinos viejos de Osborne, la mayor del Marco de Jerez que integran diez VORS y Rare Sherry. / Andrés Mora

Se trata de producciones limitadas que no tendrán un gran impacto en la cuenta de resultados, pero que contribuirán a dar prestigio al portafolio Premium de la casa. “Tenemos un tesoro, unos vinos que hacemos de manera sosegada y que queremos compartir con los consumidores para que los disfruten con calma”, recalca Fernando Terry, consejero delegado de Osborne.

La firma del toro está convencida de que el crecimiento futuro de los vinos de Jerez llegará de la mano de los vinos de gama alta, que además de ayudar a prestigiar la categoría de jereces, servirán de trampolín para la entrada en los grandes restaurantes de España, Estados Unidos, Reino Unido, China... “No es tanto el mercado como el tipo de establecimiento”, puntualiza el responsable de Osborne, que buscará sinergias entre los vinos viejos con la venta de ediciones especiales de otras marcas de la casa como Cinco Jotas, Carlos I y Montecillo.

En paralelo a la puesta de largo de la colección, que se realizará mañana en la Bodega de Mora, la compañía presentará un vídeo que se divulgará en redes sociales de cara a la ISW y en el que se establece una especial relación entre la sexta generación de la familia y estos tesoros heredados de sus antepasados.

Durante la Sherry Week se han organizado visitas específicas a la bodega de los vinos viejos para conocer la historia de estas soleras. Al mismo tiempo, los restaurantes del Grupo Osborne (Cinco Jotas Madrid, Barcelona y Sevilla así como Toro Tapas) ofrecerán la posibilidad de catar durante toda la semana estos vinos por copas, mientras que la red comercial de la compañía realizará presentaciones de esta colección a clientes en Shanghai, Nueva York, Berlín, Paris, Londres y Ciudad de México además de en las principales ciudades españolas.

“Los vinos viejos son los que mejor representan a la familia Osborne y al jerez, en el que tiene su origen la compañía”. Son vinos que encarnan el lema, ‘Legado y futuro’, como los valores de la compañía: autenticidad, maestría, espíritu visionario y compromiso. “Nos gusta vanagloriarnos de tener la mayor colección de vinos viejos, cuya imagen renovamos ahora”, asegura Terry, quien apostilla que “estos vinos han estado un poco olvidados, pero se han mantenido, y ahora cerramos el círculo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios