DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Jerez

¿Efecto arrastre con la salida de Antonio Saldaña?

  • El PP baraja que algunos concejales opten también por dimitir si el edil accede a marcharse

Concejales y miembros del partido en Jerez el día de la toma de posesión de la actual corporación. Concejales y miembros del partido en Jerez el día de la toma de posesión de la actual corporación.

Concejales y miembros del partido en Jerez el día de la toma de posesión de la actual corporación. / Manuel Aranda

“Estaré donde diga mi partido”. Antonio Saldaña confesaba en la última entrevista concedida a Diario de Jerez el pasado mes de diciembre sus aspiraciones a repetir como candidato del PP a la Alcaldía de Jerez en las elecciones municipales de 2023, si bien eludía pronunciarse sobre sus opciones para suceder a María José García-Pelayo, su gran valedora dentro del partido, como presidente de los populares jerezanos. 

Saldaña se quedó en puertas del sillón de Alcaldía en las últimas elecciones de mayo de 2019 –sus nueve concejales y los cuatro de Ciudadanos, con el que el PP gobierna en Andalucía, se quedaban a sólo uno de la mayoría absoluta en el Consistorio jerezano– y su trabajo desde entonces se ha centrado en volver a intentar recuperar el poder en Jerez para su partido, para lo que se rodeó de un equipo de militantes e independientes, entre los que no se descartan dimisiones tras la caída de su jefe de filas.  

De hecho, fuentes del partido consultadas por este medio este domingo incidían en la posibilidad de que Saldaña arrastre en su salida, sea por decisión propia o por imposición del partido, a algunos de sus principales correligionarios en el grupo municipal. No obstante, el mutismo se ha instaurado en una formación que está viviendo estos días su mayor crisis desde hace décadas en Jerez.

Mientras tanto, las filtraciones se suceden a cuentagotas en las últimas horas. La lucha por ver quién doblega el brazo del adversario sigue en su apogeo, especialmente desde que en la madrugada del domingo el PP provincial emitió un comunicado invitando a Saldaña a marcharse tras haber colisionado con varios vehículos el pasado jueves y haber triplicado la tasa de alcoholemia.

Ahora bien, la salida de Saldaña marcará la senda del partido en los próximos meses. Sus opciones de presidir el PP de Jerez no estaban tan claras, menos aún tras la llegada a la presidencia provincial de la formación de Ana Mestre, con la que, a diferencia de García-Pelayo, de la que fue su principal delfín en su etapa como alcaldesa, no mantiene precisamente una buena relación. De hecho, la elección de Mestre supuso su salida del núcleo decisorio de la ejecutiva provincial, en la que anteriormente había ocupdado el cargo de secretario general (número dos). 

Todo esto debe culminar con la celebración del congreso del PP de Jerez, que lleva años pendiente, postergada por los acontecimientos a nivel nacional ocurridos en los dos últimos años. Así, la moción de censura contra Mariano Rajoy conllevó a un posterior congreso nacional que catapultó a Pablo Casado a la presidencia del partido.  

A partir de ahí comenzó la sucesión de procesos electorales –las dos elecciones generales, las autonómicas y las municipales y europeas–, que han ido retrasando aún más la celebración del congreso que deberá decidir quién estará al frente del PP jerezano durante los próximos años, ya que no está claro si García-Pelayo seguirá, o quiere seguir, liderándolo. El abanico se abre aún más con Saldaña más fuera de la partida que dentro. 

Mientras tanto, con el portavoz del partido relegado, Jaime Espinar y Antonio Montero están llamados a llevar el peso del grupo municipal durante los próximos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios