Pepe Ravelo | Hijo Adoptivo de Jerez "Estoy muy orgulloso de ser jerezano. Esto para mí es lo más"

  • Pepe Ravelo recibe el título de Hijo Adoptivo en un emotivo acto en los Claustros: "Soy un tío con suerte"

Pepe Ravelo, Hijo Adoptivo de Jerez / Miguel Ángel González

“Jamás en la vida pensé que iba a tener a tantas personas que me apreciaran. Soy un tío con suerte”. Pepe Ravelo sólo necesitó estas dos frases para arrancar las primeras risas de un público totalmente entregado. El refectorio de los Claustros de Santo Domingo fue el escenario este sábado del nombramiento de Hijo Adoptivo de Ravelo, en un acto en el que se recordó la vida del deportista y su "amor" por la ciudad. 

A pesar de que tenía varios folios escritos, nada de los planificado guió su discurso. La espontaneidad de Pepe fue la protagonista de un momento que se transformó en una charla entre el homenajeado y muchos amigos. Rio y contó anécdotas, como el día que recibió la llamada de María José García-Pelayo para que encarnara al Rey Melchor, la famosa frase de Pepe Valera sobre el jerez y la primera (y última vez) que el vino en la Feria del Caballo le dejó varias noches en cama con dolores de cabeza. 

En varias ocasiones, los logros y la simpatía de Ravelo 'obligaron' al público a ponerse en pie. Hay quien se emocionó y al final del acto todos coincidieron en "lo bien que ha estado Pepe. Qué bien lo ha hecho"

Ravelo también tuvo palabras para "todos los xerecistas". "El fútbol debe servir para unir, no para pelearse con nadie. Yo me prometí hace años que por el fútbol no me peleaba con nadie, con nadie. No tiene sentido. El fútbol es un deporte y un deporte de equipo", subrayó. 

"Es un honor muy grande ser Hijo Adoptivo de Jerez. Yo siempre he creído en Jerez, es una ciudad fantástica y deberíamos estar orgullosos de ella, hablo ya como jerezano. Aquí podemos presumir de montones de cosas. Yo ahora que viajo un poco más escucho 'mira esto qué bonito'. Y yo respondo 'de eso en Jerez tenemos cien'", declaró Ravelo. 

"Me dijeron que los discursos cuanto más cortitos mejor, pero yo sé que ustedes quieren saber algo más. Me conocéis, sabéis que de cortito soy poco. Además, he hablado hasta con la Federación para que cambiaran el partido del Barcelona para que ustedes no tengan prisas", dijo Ravelo arrancando un gran aplauso y risas de los invitados. 

"Estoy muy orgulloso de haber nacido en Canarias, de haber estado en Venezuela y ahora estoy muy orgulloso de ser jerezano. Esto para mí es lo más", reconoció. Para finalizar, pidió al público que ante sus familiares (de Tenerife, Bilbao, Barcelona...), el aplauso para cerrar su discurso fuera con palmas por bulería. Dicho y hecho. De pie (una vez más) los invitados quedaron rendidos ante el ya jerezano Pepe Ravelo. 

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la primera teniente de alcaldesa, Laura Álvarez, hicieron un repaso de la trayectoria profesional del lagunero. Ya cuando se aprobó en pleno por unanimidad conceder esta distinción, el Ayuntamiento recordó que Ravelo como deportista, ha conseguido una medalla al mérito deportivo de la Real Federación Andaluza de Fútbol, en calidad de bronce. También estuvo nueve temporadas que como jugador del Xerez CD, disputando 348 partidos oficiales de liga y copa. Es el tercer jugador de la historia xerecista que más veces ha vestido la camiseta, anotando 60 goles en la competición regular, donde también ha sido entrenador, directivo y vicepresidente en el Xerez CD, entre otros hitos profesionales.

A los méritos deportivos hay que sumarle su dedicación tras el mostrador de la tienda 'Deportes Ravelo', en la calle Francos. El periodista Eugenio Camacho -como representante de la Tertulia Xerecista- recordó en su semblanza que "por aquel pequeño local de 20 metros cuadrados, muy bien aprovechados, había de todo y por él pasó todo Jerez". 

Camacho también relató momentos de la infancia y juventud de Ravelo, como cuando jugaba siendo un niño "de sol a sol". "Esto es una ocasión le costó un susto, porque acabó desvanecido y delirando de fiebre después de pasarse horas y horas jugando al fútbol sin comer ni beber", describió Camacho. 

"Con quince años estudiaba, trabajaba y jugaba con los infantiles y los juveniles del Arenas. En un sólo día disputó tres partidos: a las nueve de la mañana con los infantiles en su campo; con los juveniles a las 12 en Santa Cruz; y a las cinco de la tarde en el norte de la isla con el equipo regional", mencionó el periodista. Tal era su "locura" por el fútbol -continuó explicando Camacho-, "que iba varias veces a ver la misma película sólo para disfrutar de los reportajes del NoDo con imágenes de la Selección, del Barcelona y del Madrid". 

La firma del contrato con el Xerez en una servilleta por el entonces presidente Andrés Reyes, sus años como capitán del equipo -este sábado llevaba el escudo de oro y brillantes del Xerez CDen la solapa de la chaqueta- y el ascenso a Segunda en Badajoz fueron otros de los momentos que se recordaron ayer en los Claustros. Camacho también alabó su "altura de miras y su entrega tras toda una vida teñida de azul y blanco" para apoyar y presidir el Xerez Deportivo Fútbol Club

Tampoco se dejó sin recordar su plan frustrado por su mujer de levantar una fábrica de picos en su tierra y su Navidad como Rey Mago en 2012

En esta ceremonia como Hijo Adoptivo, Ravelo fue optimismo, fue risa y compás. Nada de enfermedad -ha superado un cáncer-, ni de lamentaciones. Este sábado, el jerezano de La Laguna volvió a recibir la ovación de sus seguidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios