Promoción de viviendas inacabadas en Puerta del Sur

  • Más de una década después, continúa inacabada en Puerta del Sur una promoción de pisos que se ha convertido en un foco de suciedad e inseguridad y una pesadilla para los vecinos de la zona

  • La Delegación de Urbanismo asegura que se le han mandado requerimientos a la propiedad para que adopte medidas de seguridad

Reminiscencias de la burbuja del ladrillo

Estos bloques de viviendas ubicados entre Puerta del Sur y Santiago Ramón y Cajal llevan más de una década inacabados. Estos bloques de viviendas ubicados entre Puerta del Sur y Santiago Ramón y Cajal llevan más de una década inacabados.

Estos bloques de viviendas ubicados entre Puerta del Sur y Santiago Ramón y Cajal llevan más de una década inacabados.

Manuel Aranda

Escrito por

· E. M. Cañas

Redactor

La crisis del ladrillo que se inició en 2008 dejó innumerables obras inacabadas. En Jerez, el símbolo de aquel ‘crash’ fue la ya demolida estructura de hormigón que se edificó junto al Hospital para ser un palacio de congresos. Mientras, en la zona sur de la ciudad, desde hace más de una década, pervive otro ejemplo de la ruina que dejaron los años de gloria de la construcción desbordada.

Desde hace años, los vecinos de la avenida Puertas del Sur llevan denunciado la situación de inseguridad e insalubridad existente en cuatro bloques de viviendas inacabados situados en la confluencia de la avenida Puerta del Sur con la calle Ramón y Cajal (frente al hospital HLA-Puerta del Sur) donde ya solo queda hormigón, puesto que lo poco valioso que había ya fue expoliado tan pronto se marcharon los últimos trabajadores de la obra hace más de una década.

La situación de esta promoción inacabada, con graves problemas de seguridad por el abandono de años, se abordó en un pleno celebrado a finales del pasado mes. En aquella sesión, el Partido Popular presentó una interpelación donde reclamó al ejecutivo que adopte medidas para exigir al propietario que adopte medidas para evitar que estos bloques sigan siendo un foco de problemas para los vecinos del entorno.

En la sesión, el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, señaló que, aunque no tienen confirmación oficial, todo apunta a que la propiedad continúa sin tener intención de retomar las obras y que está en conversaciones para traspasarla a un tercero para que las concluya. Asimismo, aseguró que la Delegación de Urbanismo estará vigilante a que haya algún tipo de movimiento al respecto ya que, en caso de no que no lo haya, se iniciará el proceso para la inclusión de esta promoción en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas. Este procedimiento, tras una larga tramitación, puede acabar con una expropiación de la propiedad por parte del Ayuntamiento.

Sin embargo, tras esta respuesta, el portavoz del PP, Antonio Saldaña, le exigió al gobierno municipal que emprendiera en paralelo otro tipo de medidas tales como exigirle al propietario que acometa mejoras en la seguridad de los bloques evitando el acceso a su interior y, en caso de no hacerlo, que el Ayuntamiento lo haga de manera subsidiaria.

A día de hoy solo quedan las estructuras de hormigón puesto que lo poco valioso ya fue expoliado. A día de hoy solo quedan las estructuras de hormigón puesto que lo poco valioso ya fue expoliado.

A día de hoy solo quedan las estructuras de hormigón puesto que lo poco valioso ya fue expoliado. / Manuel Aranda

En declaraciones a este medio, el edil de Urbanismo aseguró que ya se le ha enviado un requerimiento para que adopte medidas de “conservación y seguridad” en estos inmuebles. Así, en el caso de que haya incumplimiento, el Ayuntamiento iniciaría las medidas disciplinarias correspondientes.

Ahora bien, hay una dificultad añadida porque, a día de hoy, la Delegación de Urbanismo trata de comprobar si la promotora madrileña Imasatec continúa siendo la propietaria de estas estructuras de hormigón. La firma, con sede en Alcobendas (Madrid), entró en concurso de acreedores en 2010 y, dos años más tarde, el Juzgado de lo Mercantil aprobó su convenio de acreedores. La compañía, según la información que tiene publicada, continúa a día de hoy con su actividad.

Así, en el último informe sobre el cumplimiento del convenio de acreedores, fechado en septiembre del año pasado, señalaba que la crisis del covid-19 estaba afectando sobremanera a su actividad. De hecho, apuntaba que, debido a las restricciones provocadas por la pandemia, se mantenía interrumpido sus “procesos de desinversión” así como se habían pospuesto las “decisiones de inversión de terceros con los que estábamos negociando”. Incluso, apuntaba la posibilidad de que pensaban solicitar la modificación del convenio de acreedores ante los “desajustes” provocados por la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios