Jerez

El Ministerio de Hacienda permitirá al Ayuntamiento de Jerez volver a refinanciar el grueso de su deuda

Un instante del pleno municipal celebrado el pasado lunes.

Un instante del pleno municipal celebrado el pasado lunes. / Manuel Aranda

El Ministerio de Hacienda permitirá que el Ayuntamiento de Jerez pueda refinanciar el grueso de su deuda financiera antes de que acabe el año. Actualmente el pasivo financiero municipal asciende a 868,9 millones, de los que en torno a 830 millones están vinculados al denominado fondo de ordenación, la línea de crédito habilitada por el Ministerio de Hacienda para las entidades locales con problemas financieros. No obstante, el importe refinanciable se concretará a lo largo de los próximos meses.

La medida ya ha sido comunicada al Consistorio jerezano tras haber sido aprobada por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos el pasado lunes día 24. En próximas semanas, el ejecutivo municipal deberá formalizar su intención de acogerse, aunque toda la operación no se completará hasta dentro de unos meses, por lo que será el próximo gobierno que salga de las elecciones municipales del próximo 28 de mayo el encargado de cerrar el acuerdo con la administración central.

La delegada de Economía, Laura Álvarez, confirmó a Diario de Jerez que el Ministerio ha incluido al Ayuntamiento jerezano dentro del listado de entidades locales que podrán acogerse a esta medida. De hecho, comentó que el ejecutivo llevaba meses en conversaciones con la administración central para concretarlas y, de este modo, continuar con el proceso de reordenación la deuda municipal.

A día de hoy, el Consistorio jerezano sigue estando entre las administraciones locales de toda España con más deuda. En años precedentes, ha podido afrontar el grueso de los adeudos con proveedores y con otras administraciones con la concertación de préstamos con el fondo de ordenación. Sin embargo, en paralelo, ha requerido de refinanciaciones cada cierto tiempo para poder afrontar estas devoluciones, cada vez más cuantiosas.

Ahora bien, en este 2023 estas amortizaciones aumentan exponencialmente pues, tal y como se recoge en el plan de ajuste municipal, pasarán de los 13,1 a los 38,2 millones y en 2024 se incrementará hasta los 55,7 millones (el presupuesto total del Consistorio es de 224 millones de euros). El motivo no es otro que en este ejercicio tiene que empezar a devolver el mayor préstamo que tiene en su pasivo, uno suscrito en 2021 con el fondo de ordenación por un importe de más de 673,7 millones de euros que sirvió para reagrupar anteriores operaciones crediticias con el Estado.

Aunque ya han empezado a abonarse intereses, el primer pago de esta obligación debe hacerse el próximo 30 de junio por lo que desde hace unos meses el gobierno municipal ha mantenido contactos con el Ministerio para concretar nuevas medidas con las que afrontar este importe gasto. Ahora, el Ministerio ya ha marcado el camino mediante un acuerdo donde se establecieron las bases y los criterios para “acordar un compromiso con determinados ayuntamientos” para “garantizar su sostenibilidad financiera”. Así, según se desprende del acuerdo, se pretende ofrecer una herramienta que vaya más allá de una simple refinanciación y que permita que “la carga financiera sea sostenible a medio plazo”.

La primera medida, un aplazamiento del pago

Según se recoge en el acuerdo de la Comisión Delegada, los ayuntamientos que comuniquen que deseen acogerse a este acuerdo podrán beneficiarse como primera medida de un aplazamiento del pago de los préstamos suscritos al fondo de ordenación correspondiente a este año hasta el próximo 30 de diciembre.

Según los datos del plan de ajuste, Jerez tiene que pagar unos 25,7 millones de euros en concepto de amortización y unos 4,7 millones de los créditos suscritos con el fondo de ordenación. Pero este no es el único pago financiero que deberá afrontar este año, puesto que tiene que pagar otros 9,1 millones del pago de amortizaciones de préstamos con otras entidades bancarias más otros 530.000 euros en intereses.

Según se recoge en el acuerdo de la Comisión Delegada, esta herramienta que ahora empezará a aplicarse es un “compromiso para la sostenibilidad financiera” de estas entidades locales para que su carga financiera “sea sostenible a medio plazo”. Ahora bien, los ayuntamientos deberán adoptar una serie de “medidas” que se concretarán con posterioridad.

El procedimiento para acogerse

Antes del próximo 9 de mayo, la alcaldesa, Mamen Sánchez, deberá firmar la solicitud de adhesión e informarlo al pleno. Una vez suscrita esta petición, automáticamente se modificarán los vencimientos de los préstamos que pasarán a fecha 30 de diciembre.

Mientras, a partir de junio, el Ministerio de Hacienda realizará un análisis preliminar de la situación financiera del Ayuntamiento y hará una propuesta de revisión de las condiciones de los préstamos, así como se establecerá una senda de evolución de las principales magnitudes económicas que deberá cumplir a partir de entonces.

En este punto, será el Consistorio el que plantee las medidas de reducción de gastos y aumento de los ingresos para lograr los hitos marcados. Estas deberán ser negociadas con el Ministerio de Hacienda y acordarse antes de noviembre. Si no hay acuerdo, el préstamo se quedará como está.

Pero, si lo hay, según se marca el acuerdo de la Comisión Delegada, el Ayuntamiento deberá empezar a cumplir con las medidas comprometidas. Así, en el primer semestre de 2025, el Ministerio hará una evaluación del cumplimiento de los hitos establecidos. Si no los cumple, cabe la posibilidad de que se penalice al Ayuntamiento con un mayor diferencial en la devolución de estos préstamos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios