Jerez

La Semana de la Pobreza de Cáritas concluye con los retos y oportunidades para la esperanza

  • Jesús Pérez Mayo ha sido el encargado de poner el broche final a este ciclo de conferencias en el Obispado

Conferencia de Jesús Pérez Mayo, este jueves en el Obispado. Conferencia de Jesús Pérez Mayo, este jueves en el Obispado.

Conferencia de Jesús Pérez Mayo, este jueves en el Obispado.

La decimosegunda edición de la Semana de la Pobreza y Exclusión de Cáritas, bajo el lema 'Frecuentando el Futuro ¿Qué hacemos hoy mirando al mañana?', ha concluido este jueves con éxito. El responsable de cerrar este ciclo de conferencias fue Jesús Pérez Mayo, catedrático de la Universidad de Badajoz y director de Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz.

En su intervención Pérez Mayo ha realizado una radiografía de la situación actual y explicó que "si hay un rasgo que describe a la sociedad actual es la incertidumbre" y ha añadido que "la crisis nos golpeó duramente y, aunque estamos en una sociedad que aparentemente se ha recuperado, queda mucho por hacer ya que el problema está en nuestro modelo económico y social".

Asimismo, en su intervención ha hecho referencia a indicadores "que nos muestran qué retos tenemos por delante" como sociedad y que se observan en el VIII Informe de la Fundación FOESSA que se publicará este año y en el que ha participado. De este modo, ha destacado que "la sociedad se está polarizando y mientras hay un grupo de personas que ya viven como vivían antes de la crisis, o quizás solo un poco peor, la situación de las personas que estaban en el otro extremo, en exclusión severa, ha empeorado".

Ante ello ha sido rotundo en afirmar que "en este camino de aparente recuperación, hay colectivos que se están quedando atrás".

Aun así, a pesar de la situación, Pérez Mayo se ha mostrado optimista y ha afirmado, en relación a las oportunidades, que "hay muchas nubes negras en el horizonte, pero esta situación incierta, de cambio, nos ofrece mucho camino por hacer en común". "Hay lugar para la esperanza si nos ponemos a construir y no a dejar que nos construyan porque solo así podremos conseguir un mundo diferente", ha añadido.

También en su intervención ha destacado el papel de Cáritas ante esta sociedad cambiante afirmando que "Cáritas tiene una oportunidad increíble de repensar su tarea y tiene el reto de embarcar a toda la comunidad cristiana en este camino".

"Tenemos como reto cambiar el mundo y atender a las personas más excluidas, pero no podemos hacerlo solos, sino que tenemos que hacerlo de la mano de la comunidad, sin la comunidad no somos nada", ha subrayado.

Finalmente, ha insistido en que "Cáritas en la crisis se centró en el hacer y el responder y en este periodo se tiene que centrar en construir comunidad porque uno de los grandes defectos de la sociedad actual es el individualismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios