Jerez

Sólo uno de cada veinte contratos registrados en Jerez es indefinido

  • En lo que va de año, la caída de las contrataciones en la ciudad supera las 9.000 · Septiembre cierra con un aumento mensual de 3.300 altas, pero pierde casi 2.500 respecto al mismo mes del año pasado

Comentarios 8

Sindicatos, partidos políticos, gobierno municipal y vecinos se concentraron la semana pasada en la plaza del Arenal con motivo de la convocatoria mundial por un trabajo decente, digno y de calidad, justamente de lo que menos puede presumir Jerez. A las desorbitadas cifras del paro en la ciudad, que rebasa ya los 22.000 demandantes de empleo, se une el problema de la precariedad, que afecta al 95% de los contratos que se firman en el término municipal.

De las 84.400 contrataciones registradas en Jerez entre enero y septiembre, 80.400 tienen fecha de caducidad frente a las apenas 4.000 de carácter indefinido, ya sea desde su inicio o por conversión de temporales. Por tanto, de cada veinte contratos que se firman en la ciudad, sólo uno tiene vocación de permanencia en el tiempo.

Los sindicatos, además, relacionan el empleo de calidad con el sector industrial, con diferencia, el que peores registros presenta en la ciudad, con poco más del 3% de los contratos totales del año en curso, que en números redondos se traduce en 2.865 altas, una bagatela frente a las más de 44.000 de los servicios (hostelería, comercio...) o las 17.000 de la agricultura, que respectivamente representan un 52 y un 20% del total.

Los datos de la contratación por municipios en septiembre, recién salidos del horno, son fiel reflejo de la precaria situación del empleo en la ciudad, pues si bien arrojan un aumento mensual de más de 3.300 contratos respecto agosto, para marcar el máximo del año con 11.344 altas, desde la perspectiva interanual -la comparación entre septiembre de 2007 y de este año- se aprecia una caída global de 2.400 contratos y de casi un centenar en el apartado de los indefinidos.

Otra perspectiva temporal, la de los nueve primeros meses del año en curso, agudiza el retroceso experimentado en Jerez, que al cierre del tercer trimestre perdía más de 9.300 contratos respecto al mismo periodo del año anterior, los que distan desde los 84.408 actuales hasta los más de 93.720 que se alcanzaron al término de septiembre de 2007.

La vuelta del verano -de lo que estrictamente se conoce como la temporada alta en el litoral, que se extiende hasta agosto- es además una época propicia para la contratación en Jerez, pues si las 11.344 altas del mes pasado son el techo anual, las 13.748 de septiembre de hace un año también lo fue del anterior ejercicio.

Tras un verano de sequía, todos los sectores registraron en septiembre un aumento de la contratación, encabezado por los servicios y la agricultura, con más de 1.500 altas más cada uno; la industria, con 120 más; y la construcción, que sumó 43 más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios