Ayuntamiento

La alcaldesa asegura que no subirá los impuestos en 2020

  • Apunta que el Ayuntamiento recibirá unos "ingresos extra" por la próxima implantación de nuevas plantas fotovoltaicas en el término municipal 

  • Anuncia que Economía ultima el presupuesto municipal para que pueda entrar en vigor a principios de año

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez, durante un pleno. La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez, durante un pleno.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez, durante un pleno. / Pascual

La alcaldesa, Mamen Sánchez, ha asegurado que el gobierno municipal no contempla una subida de los impuestos municipales para el año próximo.

Durante una visita a las instalaciones de Piscinas Jerez, la regidora indicó que la Delegación de Economía continúa inmersa en tratar de cerrar el presupuesto del Ayuntamiento para el año próximo para que entre en vigor lo antes posible. En la previsión, según lo apuntado por Sánchez, no se contempla un aumento de la carga fiscal

El plan de ajuste municipal que aprobó el pleno semanas atrás incluye, un incremento de los ingresos por la vía de los tributos en unos 7,5 millones. Sin embargo, la regidora descartó un incremento de la carga fiscal señalando que el próximo año se esperan unos “ingresos extras” por la implantación de unas plantas fotovoltaicas en el término municipal.

En cuanto al presupuesto, Sánchez señaló que los delegados del gobierno ya están ultimando su propuesta presupuestaria definitiva, aunque reconoció que ya ha presentado algunas líneas generales a algunos grupos de la oposición. Por ello, volvió a mostrar su confianza en que el documento pueda entrar en vigor a principios del año próximo.

Acto seguido, Sánchez comentó que ya se tiene concretado uno de los pilares de la previsión presupuestaria como son los gastos financieros tras haberse aprobado semanas atrás la refinanciación de unos 594 millones de euros en préstamos (alrededor de un 85% de la deuda del Ayuntamiento con los bancos).

Precisamente, en relación con este acuerdo, la regidora hizo mención que en la mañana de este martes se tiene previsto “firmar el convenio” para adherirse a esta medida promovida por el Ministerio de Hacienda que, según el ejecutivo, supondrá “un ahorro plurianual” de unos “58 millones de euros.

Este lunes, la administración estatal comunicó el interés que se aplicará a la operación por lo que ahora el Ayuntamiento tendrá que remitir la modificación del plan de ajuste (el documento contable que establece las medidas para aumentar los ingresos y reducir los gastos municipales) para acogerse a esta línea de ayuda.

Esta refinanciación supone agrupar en un solo préstamo buena parte de los que tenía el Ayuntamiento concertados de distintos rescates del Ministerio de Hacienda al Ayuntamiento desde 2012. El nuevo crédito, al que se le aplicará un interés del 0,4%, tendrá vigencia hasta 2045.

Esto permitirá que, a corto plazo, el Ayuntamiento tenga una menor carga financiera. Según el plan de ajuste, en 2020 se ahorrará unos 3,7 millones menos a los bancos, unos 45,7 millones en 2021 y 30,9 millones en 2022. La refinanciación supone que durante los dos próximos años el Ayuntamiento no pague amortizaciones por estos créditos, de ahí el ahorro en los gastos. financieros.

El periodo medio de pago continúa in crescendo

El gobierno local justifica la necesidad de acogerse a estas líneas de ayuda del Ministerio de Hacienda en la necesidad de tener más liquidez para poder afrontar el gasto corriente del Ayuntamiento. Sin embargo, y a pesar de que los rescates se suceden, el Consistorio continúa lejos de reducir su periodo medio de pago de facturas a proveedores. 

Así lo atestigua el último dato conocido de esta magnitud, que es el correspondiente al mes de septiembre. En ese mes, el tiempo medio de abono en un año y tres meses (458 días) y la deuda total con los proveedores se situó en los 50,2 millones, aunque asciende a 54,7 millones si se le suma el pasivo que tienen las empresas y fundaciones municipales. En el mismo mes del año anterior, los pagos pendientes estaban en poco más de 49 millones de euros. 

De este modo, el Ayuntamiento continúa sin poder revertir la tendencia alcista del periodo medio de pago. Hace un año estaba en 275 días por lo que en este tiempo se ha incrementado en 183 días. El ejecutivo municipal sostiene que hay facturas históricas que “penalizan” esta magnitud por lo que el periodo medio de pago “real” es inferior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios