Economía municipal

El Ayuntamiento seguirá endeudado con los bancos hasta 2045

  • La deuda financiera continuará aumentando, al menos, hasta 2022

  • El pasivo finaciero actual supera los 695 millones de euros 

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez. La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez. / Manuel Aranda

El Ayuntamiento de Jerez estará endeudado con las entidades financieras hasta, al menos, el 31 de diciembre de 2045. La refinanciación de más del 85% de los débitos con los bancos aprobada hace escasas semanas por el pleno supone prorrogar en una década el pasivo financiero municipal.

Con esta medida se cambiaron las condiciones de 37 préstamos por un importe total que supera los 594 millones de euros. En este tiempo, el Ayuntamiento estima que pagará unos 102 millones de euros de intereses, aunque se espera que esta cuantía sea menor ya que se aplicará un interés más bajo.

Hasta ahora, según la información recogida en los distintos presupuestos, el Ayuntamiento tenía que devolver préstamos hasta 2034. Así, por ejemplo, el de mayor importe, el que suscribió la anterior alcaldesa, María José García-Pelayo (PP) en 2012 para pagar casi 300 millones de euros en facturas, vencía en 2032 ya que en 2015 se refinanció junto a otros suscritos hasta entonces dentro de las medidas habilitadas por el Ministerio de Hacienda para los ayuntamientos con problemas financieros.

En cambio, el grueso de los préstamos que se refinanciarán ahora tenía vigencia hasta principios de 2026. Pero ahora se ha aprobado una doble financiación, por un lado, agrupándolos en nuevo préstamo con vigencia hasta 2035 y, por otro, alargando el periodo de amortización en otros 10 años hasta 2045.

Evolución de la deuda financiera Evolución de la deuda financiera

Evolución de la deuda financiera

La deuda financiera continuará aumentando

A 30 de agosto, según un informe de la Intervención Municipal, la deuda financiera del Ayuntamiento ascienda a 695.759.739,61 euros, un importe al que hay que sumar los 62.945.945,42 que tiene Emuvijesa, la empresa municipal de vivienda, en su pasivo.

No obstante, esta cuantía aumentará en unos 31,3 millones por la operación que se suscribirá en enero de 2020 y que aprobó el pleno en el mes de septiembre para atender sentencias judiciales —la mayoría de estos importes proceden de la obligación que tiene el Ayuntamiento de devolver unas subvenciones para obras que desvió el gobierno socialista de Pilar Sánchez a otros gastos del Ayuntamiento en 2011—.

De este modo, el ejecutivo local estima que la deuda financiera del Ayuntamiento seguirá subiendo en 2020 y 2021. Precisamente, dentro de dos años alcanzará su pico máximo con 734,3 millones de euros dentro de dos años.

La refinanciación permitirá al Ayuntamiento rebajar sus gastos financieros a corto plazo. Así se estima un ahorro de 3,7 millones de euros el próximo año, de 45,7 millones en 2021 y de 30,9 millones en 2022. De este modo, y como es habitual en este tipo de rescates del Ministerio, es necesario modificar el plan de ajuste que tiene el Ayuntamiento, el documento que establece las líneas para aumentar los ingresos y reducir los gastos. Ahora bien, no se incluyen nuevas medidas sino las ya existentes y que, en mayor o menor medida, el Ayuntamiento está obligado a cumplir.

Las medidas para aumentar ingresos y reducir gastos

Por la vía de los gastos, el principal ahorro viene, claro está, por la rebaja en gastos financieros que supone la refinanciación. Si bien es cierto el nivel de ahorro en 2020 y 2021, que se prorrogará en los años sucesivos, a partir de 2022 se verá incrementado notablemente el gasto financiero pues pasará de los 9,1 millones previstos en 2021 a 38,6 millones en 2022.

Mientras, en el apartado de los ingresos se establece que se espera obtener unos 12,3 millones de euros más el año próximo. El grueso de este importe (unos 7,5 millones) están reflejados en una medida que lleva por denominación “subidas tributarias, supresión de exenciones y bonificaciones voluntarias”.

Esta no es nueva pues ha venido apareciendo en los distintos planes de ajuste aprobados años atrás. Dentro de este epígrafe se incluyen tres medidas: la “actualización” de tipos y tasas al IPC, la supresión de bonificaciones fiscales exigidas por el Estado desde 2014 y un aumento de las tasas y precios públicos para que financien la totalidad de los servicios que se prestan. 

El Ayuntamiento de Jerez, desde que tiene el plan de ajuste no ha cumplido en su integridad con estas obligaciones, tal y como ha venido informando la Intervención Municipal en sus informes trimestrales sobre el grado de cumplimiento. Los impuestos no han subido el IPC de forma anual y solo se han eliminado bonificaciones en el Impuesto de Construcciones y en la plusvalía.

Ahora bien, hasta ahora la Delegación de Economía ha sorteado este incumplimiento aprovechándose de la mejora de la recaudación en los tributos. Eso sí, a día de hoy se desconoce públicamente el grado de cumplimiento de esta medida ya que el gobierno no da a conocer los informes de la Intervención Municipal desde el primer trimestre de 2018. 

Este medio preguntó a la delegada de Economía, Laura Álvarez, cómo prevé el ejecutivo aumentar los ingresos por la vía fiscal y si habrá modificación de las ordenanzas fiscales para el próximo año. Al respecto, la edil señaló que aún se está cerrando una propuesta pero acto seguido aseguró: “No hay subida de tributos prevista”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios