Jerez

Tapian una casa en Picadueñas tras denuncias por la presencia de okupas

  • Los inquilinos ilegales abandonaron la vivienda hace unos días, dejando dos perros en su interior que ya han sido rescatados

La ocupación ilegal sigue siendo noticia en la ciudad. En esta ocasión, vecinos de Picadueña han conseguido que se tapie una vivienda en la calle Ronda del Pino y que ha estado ocupada por varias personas. Según relatan vecinos de la zona, “la gente entraba y salía sin control, pero desde hace unos días no había ya nadie, dicen que se han ido a Barcelona. Sin embargo, dejaron aquí a dos perros abandonados que hemos tenido que ir alimentando nosotros con pan duro y agua”.

Desde el Zoosanitario, Juan Manuel García, jefe de unidad de salud pública y del citado centro municipal, ha confirmado que los dos cachorros “muy delgados” se recogieron hace “tres días” de la vivienda y ahora se encuentran en la casa de un colaborador del centro.

Los vecinos añaden que el inmueble estaba vacío tras fallecer su propietario, que vivía solo, “y se la quedó el banco”. “Esto era un nido de ratas y de droga. Hace varios días vi a trabajadores de Medio Ambiente y agentes de la Policía Nacional y se ha tapiado. Desde hace seis meses ya alertamos desde la asociación vecinal la situación al Ayuntamiento a través de un escrito, al igual que al banco”, detalla un vecino.

“Sí, eran conflictivos y el estado de la vivienda era lamentable. Hemos pedido muchas veces que se solucionara el tema, pero esto era como un partido de fútbol, el balón iba de los juzgados, a Medio Ambiente, a la Policía... Ahora lo que queda es que solucionen el otro gran foco de infección y drogas del barrio, las viviendas de la calle del Pino”, subraya una vecina.

A mediados de este mes de agosto vecinos de la zona relataron que estos inmuebles fueron embargados, “hará cuestión de 7 u 8 años”, y que han sido ocupados ilegalmente de forma sucesiva. Hace algo más de seis meses, según cuentan los vecinos, llegaron dos personas que se instalaron en una de las viviendas “con total impunidad”. A raíz de ahí, los problemas han ido aumentando, hasta el punto de que dicen estar “atemorizados por lo que pueda ocurrir”. “Hasta que no ocurra algo más grave nadie parará esto”, han llegado a decir.

Hablar de okupación – “tomar una vivienda o un local deshabitados e instalarse en ellos sin el consentimiento de su propietario”, según la RAE–, es hablar también de Barriada España. Desde Semana Santa, los vecinos han vivido episodios conflictivos con okupas, que llegaron incluso a las amenazas y robos en casas. Finalmente, el Ayuntamiento tapió el pasado 16 de agosto una de las viviendas –que salió ardiendo– y ha aumentado la seguridad en el barrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios