Jerez

Los vecinos de Barriada España presentan la denuncia contra los okupas

  • Un extenso documento detalla el sinvivir de los vecinos desde el pasado mes de mayo

Uno de los okupas de la casa de la calle Carmen Requejo Iglesias, el pasado lunes. Uno de los okupas de la casa de la calle Carmen Requejo Iglesias, el pasado lunes.

Uno de los okupas de la casa de la calle Carmen Requejo Iglesias, el pasado lunes. / Manuel Aranda

La lucha vecinal de la Barriada España contra el conflicto de los okupas ha dado un nuevo paso. Tras la aprobación en asamblea de presentar una denuncia conjunta, el presidente de la asociación Pedro Melgar y la vocal de la AAVV Trinidad Muñoz han entregado este miércoles el documento firmado por los vecinos en la Policía Nacional, la Local y en el Ayuntamiento, donde además fueron recibidos por la alcaldesa Mamen Sánchez.

En los tres folios de denuncia, los vecinos han relatado el aumento de la conflictividad en la barriada desde el pasado mes de mayo. Como recoge el documento, todo empezó tras la ocupación ilegal de una casa en la calle Alcalde Francisco Jiménez Guinea, describiendo a los okupas como “personas violentas y agresivas a las que no podemos pedirles que moderen su comportamiento, ya que varios vecinos han sido amenazados al hablar con ellos para que depongan su actitud”.

Como ya se alertó el pasado mes de julio, los vecinos han dejado reflejado en la denuncia que “sospechan” que en el interior de esta casa se ejercía la prostitución, hasta que el pasado 1 de agosto el inmueble salió ardiendo. Cabe decir que en la denuncia se añade que uno de los okupas llegó a amenazar a los vecinos días antes diciendo que “iban a meter fuego a dicha vivienda y a las demás casas a fin de perjudicar más al vecindario”.

En la denuncia también se detalla lo que está ocurriendo en la casa abandonada y okupada en la calle Carmen Requejo Iglesias. Los jóvenes que están en este inmueble “forman el mismo tipo de escándalo diario y nocturnos, amenazando al vecindario, transitando desde la azotea de esta vivienda a otras pasando por los pretines de las azoteas, pudiendo acceder fácilmente a los patios de las viviendas de los vecinos, con el temor que conlleva el oír cómo están andando por encima de tu casa personas extrañas y de dicha índole”.

En la tarde del pasado domingo, los okupas de esta vivienda amenazaron a una vecina –en el documento se detalla el número de atestado de la denuncia de la afectada– y señalan que “desde que dichos okupas habitan en la barriada, se vienen sufriendo robos en interior de vehículos, incendios en vehículos y daños en los mismos, los cuales han sido denunciados; y robos en patios y en comercios situados en dicha zona”.

“Se quiere hacer mención a que nuestra barriada siempre ha sido un lugar tranquilo, primera barriada de extramuro con una valoración especial a nivel de Urbanismo, con lo que ello conlleva para cualquier gestión en nuestras viviendas. Y sin embargo, nos vemos abandonados por los servicios de alumbrado, limpieza, mantenimiento..., y en este caso seguridad”, han firmado los vecinos en la denuncia.

Cabe recordar que fue en la asamblea del martes –tras un fin de semana de varios robos en la barriada– donde se dio el visto bueno al documento y se aprobó dar de plazo hasta primero de septiembre para dejar actuar al Ayuntamiento, Policía Nacional y Local para que vuelva la seguridad a su barrio: “Nos sentimos inseguros. A alguna joven de la barriada se le ha invitado a entrar dentro de la vivienda al pasar por allí, negándose a entrar. No podemos estar con los niños en nuestra plaza, nuestros mayores no pueden pasear, temen abrir sus puertas para poder estar pacíficamente al fresco, pues se ven amenazados por estos indeseable ocupantes que han implantado el temor en nuestras vidas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios