Hostelería

La Vega: apertura y... cierre

  • Urbanismo cierra ‘La Vega’ por carecer de licencias de utilización y de apertura

La Vega, con sus puertas clausuradas. La Vega, con sus puertas clausuradas.

La Vega, con sus puertas clausuradas. / Miguel Angel González

La Vega se lució en su estreno este pasado puente de La Constitución pero, acto seguido, ha sido cerrada por carecer de los pertinentes permisos. Así lo ha destacado a este medio el teniente de alcaldesa delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, quien ha certificado que el negocio “carecía de las licencias de utilización y de apertura”. Para explicar ambos conceptos, valga apuntar que la licencia de utilización es aquella que viene a confirmar que las obras que se han realizado en el inmueble se corresponden con el fin al que éste va a ser destinado, es decir, que si se ha solicitado una licencia de obras para abrir un bar las mismas no se corresponden con las de otro tipo de negocio como, por dislocado que pueda parecer, un taller. La de apertura es la que da permiso para que el inmueble sea abierto al público y ejerza su función.

“Estamos en la tesitura de que hay determinadas conductas que hay que reeducar”, manifestó a este periódico José Antonio Díaz, a la vez que añadía que “la labor de los inspectores de Disciplina Urbanística y los agentes de la Policía Local ha sido encomiable”.

Fue el pasado martes cuando los servicios municipales detectaron que el establecimiento, una de las joyas de la ‘corona’ de la hostelería local en estos momentos, estaba abierto al público sin los correspondientes permisos. Los agentes de la Policía Local también se apercibieron de este hecho y fue un día después, es decir el pasado miércoles, cuando la maquinaria municipal se puso en marcha y se acabó conminando a los rectores del negocio a que cerraran las puertas.

Los procedimientos abiertos son rutinarios y se dividen en dos frentes. De un lado está una vía de expediente sancionador, la cual contempla multas comprendidas entre los 600 y los 30.000 euros de multa. De otro lado está el expediente de clausura.

Un hecho especialmente destacable es que los socios del negocio ya han presentado los documentos necesarios para que se solucione esta desagradable situación, motivada a buen seguro por las prisas por abrir en pleno puente de diciembre. Este negocio ha sido fruto de una inversión de más de 500.000 euros.

El delegado municipal de Urbanismo hace hincapié en que “nadie en Jerez se escapa a la normativa, la cual está ahí para ser cumplida. No sé si hay mala educación a este respecto pero lo que sí puedo decir con total certeza es que quien quiera que abra un negocio en la ciudad sin cumplir la normativa será detectado. Es posible que si se abre en un barrio podamos tardar un poco más en detectarlo, pero lo vamos a detectar a buen seguro y se actuará en consecuencia”.

José Antonio Díaz manifestó, a modo de resumen, que “Jerez no es una casa sin vallado. Eso debe estar absolutamente claro para todos”.

Las intenciones del departamento local de Urbanismo pasan por agilizar al máximo los trámites, tanto el sancionador como el administrativo, para que el problema que se ha generado en ‘La Vega’ pueda ser solventado cuanto antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios