Jerez

Las adopciones y la pirotecnia, protagonistas de la fiesta de San Antón

San Antón 2020 / Manuel Aranda

Un año más el parque González Hontoria vive la gran fiesta animal de San Antón. Más de 500 mascotas han desfilado ante la mirada de centenares de familias que se han dado cita esta mañana soleada de domingo. El Ayuntamiento y las protectoras han animado la fiesta haciendo un claro llamamiento a las adopciones y a la lucha contra el abandono. Además, también fueron protagonistas los petardos, ya que una de las protectoras, San Antón, recogía firmas para tener una ciudad ‘libre de pirotecnia. Ayudemos a vivir en paz a los que sufren esta práctica tan cruel e innecesaria’.

La celebración comenzó sobre las 10,30 horas con las exhibiciones y el concurso de dibujo organizado por el patrocinador del evento, Bricopinturas. Las exhibiciones corrieron a cargo de la Unidad Canina de Orysel, del Club del perro ratonero bodeguero andaluz, Efecto Huella y la Asociación Deportiva Kamuy.

Los más pequeños disfrutaron además de actividades como el pintacaras, jugaron en el castillo hinchable y con camas elásticas. Además, dos trenes (uno de ellos el del Zoobotánico) permitió pasear por el parque con las mascotas como compañeros de viaje durante toda la mañana.

La suelta de palomas fue uno de los momentos más aplaudidos durante el desfile, una pasarela que abrieron por primera vez 10 perros del Centro Municipal de Protección Animal (antigua perrera). “El centro tenía su stand con voluntarios de Brillantina y Ayuda Animal. Iban los primeros, haciéndose visibles y lo lindo que son. Ha sido muy emocionante”, destaca la presidenta de la protectora ‘No me abandones’, Fátima González.

Por el desfile han pasado perros (algunos disfrazados y hasta en coches teledirigidos), caballos, cobayas, gatos, lechuzas, reptiles como las iguanas y hasta un pato que iba con correa. El amor por los animales fue la tónica general de la fiesta de San Antón y una muestra de ello es la jerezana María José Gutiérrez, que estuvo acompañada por cuatro de sus perros, dos chihuahuas, una perra de agua y una pit bull: “Para mí son de la familia, son mis niños de cuatro patitas”.

Daenerys y Donatello son dos de los once perros que tiene Irina Galisteo. “No tengo hijos, pero tengo once chihuahuas que lo son todos. Y quiero más. El amor que te dan es incondicional”, declara Irina.

Desde la protectora ‘No me abandones’, han subrayado que la jornada ha sido “un éxito total”. “Buena temperatura, gran organización y mucha afluencia de público. Ha sido muy bonito, hemos tenido acercamiento de posibles adoptantes, de familias que ya han adoptado, casas de acogida, voluntarios nuevos, venta de artículos...”, declara González, quien ya avanza que “casi seguro” este domingo se han cerrado tres adopciones.

La protectora San Antón lidera la citada lucha contra los petardos y su presidenta, Mari Paz Calderón subrayó que “el día ha sido muy bueno. Muchas personas se han interesado por la pirotecnia una barbaridad, hemos recogido muchas firmas y se han interesado mucho los perros y las adopciones. Ha sido un día muy bueno”.

Desde que se presentó la cita de San Antón –cabe recordar que se aplazó una semana por las lluvias–, la Delegación de Fiestas, que coordina Rubén Pérez, ha puesto en valor que en esta edición se haría una campaña especial enfocada a la concienciación sobre una tenencia responsable de animales y con especial incidencia en la lucha contra el abandono. Esta delegación, ha creado precisamente la mesa de Protección y Bienestar, “aboga por seguir avanzando y fomentando acuerdos de colaboración con asociaciones y protectoras de animales y concienciando para evitar el abandono y el maltrato animal”, ha señalado el delegado. Por eso durante el desfile se pudieron leer mensajes como ‘esterilización, identificación y adopción. Son las palabras claves contra el abandono’.

En definitiva, Jerez vive una exitosa fiesta de San Antón –muy bien organizada, según las protectoras– en la que consignas como ‘adopta, no compres’ y la lucha contra el maltrato animal han llegado a mayores y pequeños. Ahora toca que no sólo lleguen, sino cumplirlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios