Jerez

Éxito reproductor de aves acuáticas de especies amenazadas en la Laguna de Medina

  • Los censos constatan que este año han criado 88 parejas de 13 especies, 70 más que el año pasado

Imagen reciente de la Laguna de Medina. Imagen reciente de la Laguna de Medina.

Imagen reciente de la Laguna de Medina. / Vanesa Lobo (Jerez)

Los últimos censos realizados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio durante 2018 confirman el buen estado de la Laguna de Medina, al constatarse en este humedal un notable aumento y diversidad de especies de aves acuáticas y el éxito de la reproducción de especies amenazadas. Un ejemplo de ello es que este año ha criado un total de 88 parejas de 13 especies de aves acuáticas, 70 más que en 2017 cuando se contabilizaron 18 parejas de 7 especies.

Otro indicador del buen estado de esta laguna es que este año ha recuperado su función como refugio de concentración de las aves acuáticas que han criado en otros humedales cercanos durante el periodo post-reproductor, tal y como refleja el último censo de septiembre, en el que se contabilizaron más 8.000 aves, de 29 especies diferentes. En concreto 6.000 fochas y 1.250 patos entre los cuales 751 son ánades reales, 60 patos colorados, 186 porrones, así como 250 flamencos y numerosos somormujos y zampullines.

Los trabajos de seguimiento han registrado también la vuelta como reproductoras de dos especies 'en peligro', en concreto, la malvasía cabeciblanca que desde 2010 no criaba en esta laguna y que este año cuenta con seis hembras reproductoras y 22 pollos, y la focha moruna que no se reproducía desde 2004, con una pareja.

Entre las especies de aves acuáticas catalogadas como amenazadas en Andalucía, destaca la presencia de 6 fochas cornudas, 142 malvasías, 59 porrones pardos, 4 cercetas pardillas.

Cabe destacar que el incremento de los efectivos de aves acuáticas durante los periodos reproductor y post-reproductor se debe a las fuertes precipitaciones de abril y marzo que han permitido que la laguna mantuviera un nivel de agua adecuado, así como por un importante descenso de la población de carpas (Cyprinus carpio) que ha permitido la regeneración de los fondos y el crecimiento de la vegetación acuática, en especial de macroófitos, alimento principal de anátidas y fochas.

La Laguna de Medina, localizada en la campiña, es una de las de mayor extensión de Andalucía. Este humedal Ramsar es clave como lugar de invernada, reproducción y descanso migratorio para importantes efectivos de aves acuáticas. Sin embargo, desde 2012 se venía produciendo una disminución de la cantidad y diversidad de aves, fundamentalmente por la presencia y expansión de carpas, una especie invasora causante de grandes desequilibrios ecológicos en humedales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios