Jerez

Liberados los últimos 7 millones de las ayudas a jóvenes agricultores de la ITi de Cádiz

  • Asaja estima que la nueva convocatoria, publicada este martes por la Junta, propiciará la creación de más de un centenar de empresas

  • Los interesados tienen tres meses de plazo para presentar sus planes empresariales

Responsables del Gobierno andaluz durante la entrega de resoluciones de la anterior convocatoria de la ITI de Cádiz. Responsables del Gobierno andaluz durante la entrega de resoluciones de la anterior convocatoria de la ITI de Cádiz.

Responsables del Gobierno andaluz durante la entrega de resoluciones de la anterior convocatoria de la ITI de Cádiz. / Miguel Ángel González

Los jóvenes agricultores de la provincia disponen de tres meses de plazo para presentar sus solicitudes a las ayudas a la creación de empresas de la convocatoria específica de la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz. La Consejería de Agricultura ha publicado este martes la convocatoria dotada con 7 millones de euros y que se enmarca dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020.

Se trata, según explica Asaja-Cádiz, de la última convocatoria en Andalucía de estas ayudas que pretenden garantizar el relevo generacional hasta el próximo marco presupuestario , que comenzará a partir de 2023 tras la prórroga por dos años del actual PDR.

El presupuesto total de la línea específica destinada a la incorporación de jóvenes agricultores con cargo a la ITI de Cádiz asciende en el actual marco a 13 millones de euros, de los que alrededor de 6 millones fueron asignados en la anterior convocatoria correspondiente a 2018, cuyas resoluciones fueron entregadas en diciembre del año pasado y a través de la que se apoyó la creación de 102 nuevas iniciativas empresariales agrarias.

De cara a la nueva convocatoria, Asaja-Cádiz considera que el importe de las subvenciones será suficiente para atender las solicitudes que se presenten en la provincia, hasta superar el centenar, a fin de ejecutar el 100% de los fondos disponibles.

Además del esfuerzo que está realizando Azucarera para intentar que los jóvenes apuesten por el cultivo de la remolacha en la provincia, en la que la superficie de secano ha crecido en los últimos años, la organización agraria confía en que en la nueva convocatoria entre algún joven para el viñedo del Marco de Jerez, que arrastra desde hace décadas un grave problema de relevo generacional.

Tras la publicación de la convocatoria, Asaja-Cádiz solicita a la Junta celeridad en la resolución de las solicitudes una vez finalice el plazo de presentación, si bien recuerda que el actual Gobierno andaluz, de acuerdo con su compromiso de simplificar la normativa y acabar con las trabas burocráticas, ya modificó las bases reguladoras de las subvenciones para jóvenes agricultores, anticipándose el pago del 25% del importe en el momento de la resolución.

“Antes se tardaba dos o tres años en cobrar la ayuda”, explica el secretario provincial de la organización agraria, Luis Ramírez, no sin recordar que los socios del Gobierno andaluz (PP y Ciudadanos) también han flexibilizado los planes empresariales, “en los que ahora se permiten modificaciones siempre que los jóvenes agricultores mantengan sus compromisos, frente a la rigidez de antes que hacía que se cayeran muchos expedientes”.

Las ayudas oscilan entre los 30.000 y los 70.000 euros, estableciéndose tres pagos: el anticipo del 25%; un segundo pago del 50% que se produce aproximadamente a los nueve meses, una vez justificada la incorporación a la actividad (alta en el censo de empresarios y en el régimen especial para trabajadores autónomos agrarios, así como demostrar la titularidad de la explotación o el código de explotación en los ganaderos); y un tercer abono del 25%, para el que hay que esperar dos años.

Los 13 millones de los incentivos a la creación de empresas para jóvenes agricultores de la convocatoria de la ITI de Cádiz se suman a los 75 millones del presupuesto global destinado finalmente en Andalucía para garantizar el relevo generacional del campo tras la decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de ampliar en más del doble la partida de 35 millones inicialmente asignada para tal fin.

Hasta la fecha se han atendido las solicitudes de 1.255 jóvenes andaluces a través de estas subvenciones que cofinancia el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y con las que también se persigue potenciar la creación de empleo y la fijación de la población a las zonas rurales a través de su desarrollo económico.

No en vano, el 86% de los beneficiarios de estas ayudas se compromete a residir en la comarca en la que se encuentra la explotación agraria que regenta, según datos de la Consejería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios