Urbanismo

Los bancos comercializan casi 1,5 millones de metros cuadrados de suelo en Jerez

  • Montecastillo y la zona norte concentran las mayores bolsas de suelo que aún tienen las entidades bancarias en sus balances procedentes de las quiebras del sector de la construcción

Parcelas en venta en el complejo residencial de Montecastillo. Parcelas en venta en el complejo residencial de Montecastillo.

Parcelas en venta en el complejo residencial de Montecastillo. / Miguel Ángel González

En torno a 1,5 millones de metros cuadrados de suelo tienen puesto el cartel de se vende por parte de las entidades bancarias. Estos activos se encuentran en los balances de estas compañías financieras, ya sea a través de sus filiales inmobiliarias o de sociedades a las que le han cedido su gestión, procedentes de la crisis que sufrió el sector de la construcción hace más de 10 años.

El paradigma de aquel ‘crack’ de un sector puntal de la economía es la urbanización de Montecastillo, construida en las inmediaciones del Circuito de Velocidad, que, a pesar de estar urbanizada, tiene numerosas parcelas pendientes de edificar, sumado a los inmuebles a medio construir que también forman parte de su característico paisaje. Según los portales inmobiliarios que comercializan activos bancarios, actualmente se busca comprador para más de 347.000 metros cuadrados de suelo en este enclave.

En esta urbanización están en venta tanto parcelas de unos 1.000 metros cuadrados para la construcción de una vivienda como manzanas completas de más de 130.000 metros cuadrados. Los precios oscilan entre los 45 y los 73 euros el metro cuadrado. Ahora bien, el precio de las parcelas con edificaciones a medio hacer supera los 1.000 euros el metro cuadrado, según la información que aparece publicada en estos portales inmobiliarios.

Otra de las grandes bolsas de suelo que tratan de vender algunas entidades bancarias es la situada entre Jerez y Guadalcacín, uno de los ejes cuyo desarrollo urbanístico contempla el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Suelos en el Pago de Lima, en las Abiertas de Caulina o en Santa María del Pino, todos ellos clasificados como urbanizables y con una superficie que ronda los 376.000 metros cuadrados, también son ofertados por estos portales a unos precios que oscilan entre los 20 y los 40 euros el metro cuadrado. Recientemente, la Delegación de Urbanismo inició la tramitación urbanística necesaria para poder desarrollar una de estas unidades, concretamente la del Pago de Lima.

Mientras tanto, en el paraje de Guadabajaque, en la zona sur de la ciudad, también hay bolsas de suelo por desarrollar que tratan de vender las inmobiliarias bancarias. Actualmente se ofertan en torno a unos 76.000 metros cuadrados de suelo en distintas parcelas. Entre ellas se encuentra la del hotel que se proyectó como complemento a las instalaciones golfísticas de Sherry Golf.

Paraje del Pago de Lima, entre Jerez y Guadalcacín. Paraje del Pago de Lima, entre Jerez y Guadalcacín.

Paraje del Pago de Lima, entre Jerez y Guadalcacín. / Pascual

En la zona oeste de la ciudad, otra de las grandes zonas de expansión prevista por el planeamiento municipal, se trata de hallar comprador para otras dos grandes bolsas de suelo urbanizable. Una se encuentra ubicada a espaldas de los depósitos de agua de Montealto y la otra es la ampliación de la zona residencial de Los Villares (en este enclave están a la venta unos 85.000 metros cuadrados de suelo).

También hay parcelas en manos de los bancos que se encuentran en el centro histórico. Según los portales inmobiliarios consultados, hay unos 8.000 metros cuadrados de suelo en el casco histórico y su entorno que buscan comprador. A esto se le une que una entidad bancaria también trata de vender el antiguo complejo bodeguero de Zoilo Ruiz-Mateos SL de la calle Pizarro, unos 15.000 metros cuadrados de suelo que podrían albergar hasta un centenar de viviendas.

En cuanto a la zona este, los bancos también tienen suelo en Montealegre y el entorno de la avenida Juan Carlos I (unos 22.000 metros cuadrados, según los portales consultados).

Pero no solo suelo residencial tienen las entidades bancarias en sus balances. También han colocado el cartel de se vende a suelo catalogados para uso industrial. La pastilla de terreno más grande que tiene el cartel de se vende es una unidad urbanística situada en el Pago de Caulina, de unos 13.000 metros cuadrados, que el planeamiento ha destinado a actividades económicas. También se buscan interesados para varias parcelas de la fallida ampliación del Parque Empresarial, unos suelos que están urbanizados pero que llevan pendientes de desarrollarse desde hace más de una década. Incluso, se ofertan parcelas en la Ciudad del Transporte. Y se comercializan también parcelas en El Portal, el mayor polígono industrial de la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios