Bodegas

El mercado británico acelera la desescalada del sherry

  • Las ventas de vino de Jerez caen un 20% hasta mayo frente al 30% estimado por el sector

  • Las salidas de bodegas en lo que va de año superan los 9,2 millones de litros

  • Reino Unido crece un 8% mientras que España se hunde un 34%

Clientes de un bar del centro conversan mientras consumen unas copas de Fino. Clientes de un bar del centro conversan mientras consumen unas copas de Fino.

Clientes de un bar del centro conversan mientras consumen unas copas de Fino. / Miguel Ángel González

Dentro de lo malo, no es tan malo. Por supuesto que el Covid está haciendo mella en las ventas de vino de Jerez; nadie se figuraba lo contrario, pero el impacto hasta la fecha es mucho más moderado del que cabía esperar. El sector se puso en lo peor y estimó que en el conjunto del año la merma rondaría el 30%, con picos a la baja del 40% o más en los duros meses de confinamiento, que afortunadamente, y salvo que los temidos rebrotes lo impidan, quedaron ya atrás.

El pronóstico en España es más certero, pues de enero a mayo la caída del mercado nacional, con cerca de 3,6 millones de litros, supera el 34%, entre otros motivos, porque casi tres cuartas partes del consumo interno se asocia al canal Horeca, es decir, a la hostelería y restauración, cerrada a cal y canto hasta hace escasas fechas.

Sin embargo, las exportaciones no dejan de sorprender al sector, ya que cierran el mismo periodo con 5,6 millones de litros y una bajada de apenas el 8%, en este caso motivada por la menor dependencia de los bares y restaurantes en el exterior, donde mandan las ventas del canal alimentación –supermercados y tiendas especializadas–.

En resumen, en los cinco primeros meses del año salieron de bodegas 9,2 millones de litros, el 20% menos respecto al volumen comercializado un año antes por las mismas fechas. Es decir, hay un 10% de margen sobre el descenso previsto por el sector, colchón que permite respirar a las casas jerezanas en una situación tan imprevisible como complicada de gestionar.

En las estadísticas que elabora el Consejo Regulador sobre la evolución de las salidas de vinos hay más sorpresas. La principal, que sean precisamente Reino Unido y Estados Unidos, los dos mercados que más quebraderos de cabeza han dado al jerez en los últimos tiempos, los que tiran del carro con sendos repuntes que rompen la tendencia generalizada a la baja.

El resultado del mercado británico, el principal destino allende las fronteras españolas y la gran pesadilla desde el referéndum y la posterior aprobación del Brexit, es muy llamativo, ya que arroja un aumento del 8,3% con un volumen próximo a los 2,3 millones de litros.

Los stocks por el Brexit y el impulso del canal alimentación animan las ventas en Reino Unido

César Saldaña, director general del Consejo Regulador del jerez, explica que hay dos factores que condicionan este resultado. De un lado, es muy posible que las grandes cadenas de distribución estén acumulando stocks ante el empeño del Gobierno de Boris Johnson de no extender el periodo de transición para la salida de Reino Unido de la Unión Europea más allá del 1 de enero del próximo año. En caso de no cerrarse un acuerdo, habría un ‘Brexit’ a las bravas que implicaría subida de aranceles y demás escollos al libre comercio, de ahí el estocaje preventivo de mercancía y la previsible reducción a posteriori.

El segundo factor a tener en cuenta, indica Saldaña, es el cierre de las fronteras por la crisis sanitaria, por lo que los británicos que en situación normal habrían viajado a España han tenido que quedarse en casa, aunque sin renunciar a consumir sherry, cuyas ventas en Reino Unido se han disparado en el canal alimentación, dato que dice mucho de la fidelidad de los consumidores británicos.

En cuanto a EEUU, una vez despejada la amenaza de la subida arancelaria impuesta por la Administración Trump a los productos agroalimentarios europeos de la que logró escapar el jerez, las salidas hasta mayo crecen por encima del 2% con algo menos de medio millón de litros comercializados, el grueso de los 600.000 litros destinados al continente americano, que crece al 3,8% en lo que va de año.

El empuje británico, por su parte, limita al 9% la caída en Europa, hacia donde salieron de bodegas un total de 4,9 millones de litros. Detrás de Reino Unido, que representa casi la mitad de las ventas (2,3 millones), se sitúan los otros dos mercados tradicionales, a saber: Holanda, que cede un 29% con un volumen de 1,1 millones de litros; y Alemania, que acumula 625.000 litros y el 9% menos.

Las ventas en Asia caen de enero a mayo un 18%, aunque apenas suponen 83.000 litros, de los que unos 60.000 tienen por destino Japón, que se deja medio punto en los cinco primeros meses del año.

La Manzanilla se desinfla

Por tipos, la Manzanilla se mantiene como el vino más vendido de enero a mayo con cerca de 2,2 millones de litros pese a su fuerte caída cercana al 40%, ligada al derrumbe del mercado español en el que el vino sanluqueño es líder indiscutible. Le sigue el Fino, que supera los 2 millones de litros tras un descenso del 21%, mientras que el Medium y el Cream, ambos con volúmenes de en torno a 1,8 millones de litros, pierden el 15,7 y el 4,6%, respectivamente.

Las tornas cambian en el acumulado del último año, donde el Cream rebasa los 6,5 millones de litros con idéntico resultado que en los doce meses previos para consolidarse en el primer puesto antes ocupado por la Manzanilla, que baja hasta el cuarto puesto con 5,5 millones y un 20% de caída. Fino y Medium ocupan los puestos intermedios con 5,8 millones de litros comercializados, en el primero de los casos tras un descenso del 9%, que en el segundo se convierte en un aumento del 1,2%.

Vocación exportadora

En el último año, de mayo a mayo, el vino de Jerez amortigua aún más su caída, en concreto hasta el entorno del 6,3%, con unas salidas de bodega de cerca de 28,3 millones de litros.

El mercado español absorbe 9,7 millones de litros, aunque con un retroceso del 16%, mientras que las exportaciones salvan los últimos doce meses con el mismo resultado que un año antes, que en su caso suponen unas ventas de cerca de 18,6 millones de litros.

La caída se reduce al 6% en el último año con unas ventas acumuladas de 28 millones de litros

El mercado británico, principal destino exterior de los jereces, mantiene un ligero crecimiento de tres décimas con 8,3 millones de litros, seguido de Holanda, con 4,2 millones de litros y cuatro décimas por debajo del año anterior. Alemania cierra la terna de mercados tradicionales del sherry con un descenso del 3,4% y 1,6 millones de litros importados, mientras que el resto de Europa se acerca a los 2,5 millones de litros tras un repunte de algo más de dos décimas.

El continente americano avanza un 2,4% con un volumen de 1,5 millones de litros pese al descenso del 5% experimentado por el jerez en Estados Unidos, ligeramente por encima del millón de litros.

Y Asia, con sus simbólicos 238.000 litros, también cierra el periodo de mayo a mayo con un aumento del 2,4%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios