Jerez

Condenan a dos años de cárcel al ex abogado de Ruiz-Mateos por pasar secretos a la Fiscalía

  • La Audiencia de Madrid confirma la condena impuesta por el juzgado de lo Penal a Joaquín Yvancos que ya cumplió un año en prisión por otra sentencia

  • El fallo judicial también corrobora la inhabilitación de Joaquín Yvancos durante cinco años y medio por revelación de secretos y deslealtad profesional 

Joaquín Yvancos en una entrevista concedida a Diario de Jerez.

Joaquín Yvancos en una entrevista concedida a Diario de Jerez. / Manuel Aranda

La Audiencia de Madrid ha confirmado la condena de dos años de cárcel para el ex abogado de Nueva Rumasa Joaquín Yvancos por facilitar sin permiso a la Fiscalía Anticorrupción documentación confidencial de la familia Ruiz-Mateos que acumuló mientras era su jefe jurídico.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, rechaza el recurso de Yvancos contra el fallo del juzgado de lo Penal número 15, que lo inhabilitó además para ejercer como letrado durante cinco años y medio por revelación de secretos y deslealtad profesional.

Así lo corroboró el pasado noviembre la Sección 15 de la Audiencia Provincial, que da la razón a los hechos probados de la primera resolución, entre ellos que Yvancos, jefe de los servicios jurídicos de la familia entre 2002 y 2010, entregó a Anticorrupción información secreta sobre las actividades de Nueva Rumasa.

El fallo judicial recoge que el abogado suspendido de profesión lo hizo sin autorización de la familia después de que José María Ruiz-Mateos, citado en la Audiencia Nacional para declarar por una querella por estafa de los perjudicados por los pagarés de Nueva Rumasa, dejase de contar con sus servicios.

El letrado aprovechó entonces para pasarse a la acusación contra Ruiz-Mateos, "en perjuicio de los intereses de sus anteriores clientes investigados" y antes de hacer entrega de documentación y correos electrónicos del grupo al que había pertenecido.A ojos del juez, también reveló datos confidenciales acerca de la familia en entrevistas con medios de comunicación.

La Audiencia de Madrid impone a Yvancos las penas, ya firmes, de cárcel e inhabilitación porque entiende que el código de la Abogacía prohíbe, en el caso de no contar con la autorización del cliente, desvelar un secreto profesional, que ha de guardarse incluso terminada la relación.

En el juicio, celebrado hace un año, Yvancos sostuvo que antes de dar la documentación a la Fiscalía pidió permiso a José María Ruiz-Mateos, quién lo autorizó -en una carta, según él- para representar a los afectados por los pagarés, entre ellos su suegro.

El acusado relató que había trabajado como asesor del padre, pero al mismo tiempo negó que hubiera defendido en alguna ocasión a los seis hijos varones, personados en esta causa como acusación.

Según declaró, hizo entrega de los papeles secretos a Anticorrupción porque fue llamado a declarar como imputado en la Audiencia Nacional -lo hizo antes, según el tribunal- y rechazó haber filtrado datos a la prensa.

Sin embargo, para José María, Álvaro, Zoilo, Francisco Javier, Pablo y Alonso Ruiz-Mateos Rivero fue Yvancos el "abogado de cabecera que todo lo sabía" sobre los negocios de una familia en la que contaba con "la máxima confianza" en lo personal y lo profesional.

Los hermanos señalaron que el acusado se había hecho con la documentación al tener acceso al libro de sociedades, que pudo consultar, pese a su privacidad, como director jurídico del grupo.

Aseguraron que ni ellos ni su padre dieron permiso para que entregara al Ministerio Fiscal información interna de las empresas y apuntaron que su ex abogado se reunía cada semana con los miembros de la familia en la mansión de Somosaguas, en Pozuelo de Alarcón.

En septiembre de 2012, el Colegio de Abogados de Madrid decidió por estos hechos expulsar a Yvancos como autor de cinco faltas de muy graves a graves, una sanción que se suma a las condenas anteriores que le hicieron entrar en 2016 en prisión. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios