Las consecuencias de la crisis del coronavirus La deuda del Ayuntamiento con sus proveedores, en máximos históricos

  • Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, los impagos han aumentado hasta los 83,5 millones

  • Jerez es el ayuntamiento de toda España que más ha visto incrementada su deuda desde marzo

La alcaldesa y la delegada de Economía, en un pleno en una imagen de archivo. La alcaldesa y la delegada de Economía, en un pleno en una imagen de archivo.

La alcaldesa y la delegada de Economía, en un pleno en una imagen de archivo. / Miguel Ángel González

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus ha afectado de lleno a la ya de por sí complicada situación económica del Ayuntamiento jerezano. Así lo atestigua la deuda que el Consistorio mantiene con sus proveedores, una magnitud que en el actual contexto económico se ha situado en máximos históricos.  

En el mes de mayo, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento de Jerez tenía más de 83,5 millones de euros pendientes de pago, el importe más elevado desde que se publica mensualmente estas cifras (estos datos comenzaron a ser públicos en el verano de 2014).  

Ahora bien, la incidencia de la pandemia en las cuentas públicas no ha cogido por igual a todos los ayuntamientos, aunque Jerez está siendo uno de los más perjudicados hasta el momento si se tiene en cuenta los impagos acumulados con sus proveedores en este periodo. No en vano, el jerezano es el consistorio de las principales ciudades del país que más ha visto aumentada su deuda comercial desde que estalló la crisis de la covid-19. Así, entre marzo y mayo, los débitos aumentaron en 9,2 millones de euros. Tras Jerez, le siguen en importe el de Las Palmas de Gran Canaria, que ha visto incrementada su deuda en unos cinco millones, Jaén (unos cuatro millones más) y El Puerto de Santa María (3,7 millones).  

En cuanto al importe total de pagos pendientes, a la administración local jerezana solo la superan Madrid (con una deuda comercial de más de 172 millones de euros), Granada (93,4 millones) y Jaén (85,9 millones).  

Por el contrario, en este periodo ha habido ayuntamientos que han podido reducir los pagos pendientes con sus proveedores. A tenor de los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, con registros de casi un centenar de las principales entidades locales del país (únicamente se excluyen las principales ciudades de País Vasco y Navarra al tener un régimen foral propio), ha habido 65 ayuntamientos (entre ellos algunos andaluces como Sevilla, Cádiz o Córdoba) que han podido reducir su pasivo comercial en este complicado contexto.  

Bien es cierto que, días después de decretarse el estado de alarma, el gobierno local aprobó una serie de medidas fiscales que han tenido su consecuencia lógica en una merma temporal de los ingresos durante este periodo. Entre estas decisiones estaban el aplazamiento durante varios meses del pago de impuestos (hubo una moratoria de dos meses en los planes personalizados de pago y una ampliación hasta el 31 de agosto del periodo voluntario de pago) y una reducción en las cuotas a pagar en algunas tasas de ocupación de la vía pública y de instalación en mercados y mercadillos. Ahora bien, las medidas fueron limitadas ya que el Ministerio de Hacienda sigue sin autorizar al Consistorio jerezano a reducir la carga impositiva de sus principales tributos debido a su complicada situación financiera. 

Pero la crisis del coronavirus no ha hecho más que ahondar en un problema endémico que tiene la tesorería del Ayuntamiento jerezano, que no recibe los ingresos necesarios para poder atender sus obligaciones, de ahí que en los últimos años solo haya podido reducir estos débitos cuando ha recibido inyecciones extraordinarias de capital mediante préstamos concedidos por el Ministerio de Hacienda. 

Este medio preguntó al ejecutivo por el notable incremento de la deuda sufrido en estos meses de crisis, aunque su respuesta se limitó a remitirse a un informe de la Airef (Autoridad Fiscal Independiente) fechado a principios de mayo donde se hace un análisis sobre el impacto de la crisis del coronavirus en las cuentas de las administraciones públicas. En él, se incide en la repercusión que está teniendo y tendrá esta crisis económica que ha provocado que las administraciones hayan tenido que incrementar sus gastos en materia social para hacer frente a las urgencias sociales generadas por la pandemia y han visto reducido sus ingresos por la aplicación de medidas fiscales y por el impacto económico en sus respectivos territorios.   

Sin embargo, Jerez no es solo el ayuntamiento que más ha aumentado los impagos con sus proveedores durante la pandemia, sino que también ocupa el primer lugar si se comparan con los adeudos registrados el año anterior. En mayo de 2019, según los datos publicados entonces por el Ministerio, la deuda comercial rondaba los 56,3 millones de euros; un año después, el importe ha aumentado en 27,1 millones de euros.  

Solo Madrid se acerca a estos dígitos con un incremento interanual de la deuda de 26,3 millones. Mientras ayuntamientos en situación financiera similar a Jerez como son Jaén o Parla incrementaron sus impagos en 17,4 y 14,7 millones de euros, respectivamente. El Consistorio de El Puerto, mientras tanto, aumentó sus impagos en 9,7 millones.  

Este notable aumento de la deuda con los proveedores tiene su repercusión en el tiempo medio de pago en abonar las facturas. Así, en el mes de mayo el Ayuntamiento jerezano liquidaba sus pagos más de un año después de reconocer la obligación, concretamente 401 días. Tras Jaén y Parla, es la entidad local que más se retrasa en atender estas obligaciones. Además, desde enero el periodo medio de pago no baja del año.  

Durante los meses de marzo, abril y mayo, el Ayuntamiento de Jerez ha pagado unos ocho millones de euros en facturas a los proveedores.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios