El desarrollo urbanístico de Jerez
  • La modificación del convenio urbanístico para la puesta en carga de estos suelos marca unos hitos que debe ir cumpliendo el promotor

  • No habrá desarrollo residencial sin el desdoble de la antigua travesía

  • Croft, una compleja historia del urbanismo jerezano

Las seis fases para acabar las bodegas de Croft de Jerez

Imagen de las antiguas bodegas de Croft. Imagen de las antiguas bodegas de Croft.

Imagen de las antiguas bodegas de Croft.

Miguel Ángel González

Escrito por

· E. M. Cañas

Redactor

En estos días se encuentra en exposición pública la modificación del convenio urbanístico con la que se pretende desbloquear el desarrollo urbanístico del antiguo complejo bodeguero de Croft, en la zona norte de la ciudad. El acuerdo contempla una puesta en carga por fases de estos terrenos de más de 247.000 metros cuadrados, de los que unos 52.000 se desarrollaron tiempo atrás (hay un centenar de viviendas construidas aproximadamente de las 600 proyectadas).

El acuerdo, suscrito el pasado viernes 11 de marzo, recoge una serie de compromisos que deberá ejecutar la propietaria de los suelos, la promotora jerezana Rentas y Vitalicios SL. No se establecen plazos, pero, tal y como adelantó Diario de Jerez hace una semana, el gobierno local confía en que este año pueda estar ejecutada la primera y la más simbólica de las actuaciones pendientes: el desdoble del último tramo de la antigua travesía de la N-IV.

Con la modificación del convenio también se pretende poner fin al enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la promotora por la paralización de este desarrollo, que acabó, incluso, en los tribunales. De hecho, el texto comprometido supone una entente por los adeudos existentes entre ambas partes. Rentas y Vitalicios le debe al Consistorio algo más de 1,2 millones de euros por las plusvalías generadas por la recalificación de los terrenos aprobada en 2004. Mientras, el Ayuntamiento tiene pendiente con la promotora unos 985.000 euros por la parte que le corresponde del coste de las obras de urbanización que sí se llegaron a ejecutar.

De este modo, unos y otros han concretado que los importes adeudados serán compensados. De este modo, le queda un saldo a favor del Ayuntamiento de unos 230.000 euros aproximadamente, aunque de estos Rentas y Vitalicios solo tendrá que abonar ahora en metálico unos 98.000 euros. El resto será compensado por la parte que el Ayuntamiento le corresponde de la urbanización de los suelos.

La modificación del convenio contempla seis fases de desarrollo que deben ir ejecutándose una tras otra con el objetivo de hacer viable su cumplimiento dado el volumen de las cifras de este desarrollo. Eso sí, cualquier actuación que quiera realizarse en los cascos bodegueros de la antigua Croft (que irán destinados a la implantación de actividades económicas) deberá realizarse una vez ejecutado el desdoble de la antigua travesía. El acuerdo no contempla modificaciones en las edificabilidades asignadas a este sector en la recalificación que acordó el Ayuntamiento en 2004 con los anteriores propietarios de este enclave.

Fase 1: La duplicación de la antigua travesía

Con un presupuesto de unos 235.000 euros, en los próximos meses deberá ejecutarse el desdoble de los aproximadamente 350 metros de longitud de la antigua travesía de la N-IV que aún tiene un carril por cada sentido (hoy tiene la denominación oficial de avenida Reina Sofía). Para ello, la propietaria deberá ceder parte de los jardines delanteros del antiguo complejo bodeguero para que puedan realizarse los viales correspondientes.

Tal y como establece el convenio, esta obra tiene que realizarse con carácter previo a la aprobación de cualquier licencia de obras o de algún instrumento de planeamiento sobre estos terrenos.

Fase 2: Urbanización de la avenida de Lebrija

Para el desarrollo de cualquier actividad económica en los antiguos cascos bodegueros de Croft, tendrá que ejecutarse previamente tanto el desdoble del tramo de la antigua travesía, así como la urbanización de parte de la avenida de Lebrija y de la calle Costa de la Luz.

En esta última, habría que culminar la duplicación de esta vía y construir el acerado de la zona pegada a la bodega. La actuación tiene un coste de unos 164.000 euros aproximadamente, más impuestos.

Terrenos a espaldas de las bodegas de Croft donde se construirán viviendas. Terrenos a espaldas de las bodegas de Croft donde se construirán viviendas.

Terrenos a espaldas de las bodegas de Croft donde se construirán viviendas. / Miguel Ángel González

Fase 3: La ejecución de la primera de las parcelas residenciales

En esta fase podrá ejecutarse el desarrollo de una parcela de unos 23.300 metros cuadrados donde se proyectan unas 60 viviendas. Para ello, estos terrenos, situados a pie de la avenida de Lebrija, frente al Parque Empresarial, deberá urbanizarse con la construcción de nuevos viales.

Ahora bien, el convenio establece que el promotor deberá abonar previamente al Ayuntamiento unos 76.000 euros al Ayuntamiento por el acuerdo que se suscribió en su día con la empresa suministradora Endesa para la ejecución de las infraestructuras eléctricas de la zona, así como unos 62.000 euros de adeudo por IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles).

También deberá depositar unos 200.000 euros en concepto de garantía de ejecución de las obras de urbanización que deberá realizar en una siguiente fase del desarrollo de este acuerdo.

Fase 4: El desarrollo de una parcela para 95 viviendas

Una vez culminada las tres fases anteriores, el promotor podrá empezar a desarrollar una de las manzanas situadas en la confluencia de la avenida Juan Sebastián Elcano con la de Croft, donde se permite hasta un máximo de 95 viviendas.

El coste de la urbanización de estos suelos se estima en unos 520.000 euros aproximadamente. Además, Rentas y Vitalicios se ha comprometido a pagar los 118.000 euros pendientes por el convenio eléctrico con Endesa y al abono de 107.000 euros por IBI. Además, deberá dejar en depósito otros 408.000 euros para que esté garantizada la ejecución de las urbanizaciones previstas en sucesivas fases.

Fase 5: Edificios de hasta seis plantas

En la penúltima fase del acuerdo alcanzado entre la propietaria de las antiguas bodegas de Croft y la Delegación de Urbanismo, se contempla el desarrollo de una parcela situada en el extremo norte de enclave de casi 30.000 metros cuadrados de superficie.

El coste de la urbanización de estos suelos ronda los 807.000 euros, aunque a estas alturas de la ejecución el Ayuntamiento debería contar en su tesorería con este importe abonado en fases anteriores. De este modo, o bien el Consistorio devuelve este importe para que se haga la obra o la ejecute de manera subsidiaria con estos fondos.

En los solares resultantes se podrá construir un máximo de 47 unifamiliares, así como un edificio de hasta seis plantas de altura para unas 50 viviendas aproximadamente, según los parámetros fijados en el estudio de detalle de estos terrenos.

Fase 6: La parcela de los equipamientos públicos

La sexta fase es la urbanización de la última de las parcelas lucrativas previstas, ubicada entre la avenida de Croft y la avenida de Lebrija, y de la de destinada a equipamientos públicos.

En los suelos residenciales, se deberán destinar a viviendas de protección oficial, con una edificabilidad asignada de un máximo de 263 viviendas. Mientras, la parcela dotacional tiene una superficie de unos 16.000 metros cuadrados. 

Su urbanización tendrá un coste que superará el millón de euros pues contempla el derribo de la nave en desuso existente en este enclave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios