francisco camas. TENIENTE DE ALCALDESA DE URBANISMO, CULTURA y fiestas, PATRIMONIO Y SEGURIDAD

"Cada vez hay más gente que viene a Jerez a disfrutar de su oferta cultural"

  • Tras tres años en el gobierno municipal, hace balance y desgrana lo que queda por hacer

  • Anuncia proyectos para Riquelme, Callejón de los Bolos, una radio digital flamenca...

Comentarios 3

-¿Se esperaba tanto ajetreo cuando le otorgaron las cinco delegaciones?

-No conocía la enorme tarea que asumía, simplemente tiré de entusiasmo y del equipaje acumulado. No me lo pregunté. Ganó la ilusión. El balance de estos tres años, en materia de cultura, pues hay que decir que Jerez sigue manteniendo una gran capacidad de generar creatividad y un capital humano impresionante. En estos tres años, en lo que ha estado en mi mano, he atendido al máximo todas las inquietudes que los ciudadanos me han manifestado. En el caso concreto del flamenco, en el Gobierno municipal lo hemos entendido como una oportunidad cultural y singular capaz de generar economía y por ello hemos metido la directa de cara al siglo XXI, como componente de cultura universal. Así, a nivel organizativo, hemos creado dos mesas de trabajo, la Mesa de Flamenco y el Consejo Consultivo, y desde ahí, para darle transparencia a lo que se está haciendo en ese ámbito, hemos posicionado nuestro flamenco como una marca, hemos abierto la puerta a la investigación con un premio, motivamos la formación con unas relaciones extraordinarias con las academias y con las peñas flamencas, la Universidad ha incrementado su colaboración y es que Jerez tiene por primera vez un máster en flamenco. Hemos abierto la puerta a la internacionalización como nunca antes. Cada vez hay más gente que viene a la ciudad a disfrutar de su oferta cultural.

-Usted dice que han puesto en rumbo a la Fiesta de la Bulería.

-Sí, la Fiesta de la Bulería había perdido el rumbo y en estos tres años la hemos situado en un entorno patrimonial y con un formato de tres días en agosto que han resultado positivos. Este paquete debe continuar el hilo de lo que es el Festival de Jerez y convertir la Fiesta de la Bulería en el gran festival flamenco del verano. Bueno, ya veremos. El hecho de que Jerez haya pisado el acelerador, puesto objetivos y haya dimensionado la gestión cultural y económica y la trascendencia y singularidad del flamenco propio de Jerez abriéndonos a nuestros vecinos ha servido de acicate para otros pueblos, por lo que este año la oferta es abrumadora, algo que es irremediable, y se llevará el gato al agua quien mejor organice y ofrezca mejor calidad. Jerez tiene vocación, siempre compartiendo con otros pueblos, de liderar el flamenco en el siglo XXI de una manera internacional. De hecho, en estos días nos entregan las llaves del palacio de Villapanés, que queremos que sea un centro dedicado a Fundarte, al flamenco y a la cultura, algo que se verá en otoño.

-Tanta oferta flamenca puede provocar, como ya ha ocurrido, que algunos espectáculos se queden sin llenar o no sean atractivos al público.

-Claro, pero a la empresa privada no se le pueden poner cortapisas y la gestión pública del Ayuntamiento tiene que competir con otros eventos. Sí es cierto que las ciudades tienen la capacidad que tienen de absorber o de ofrecer espectáculos y en Cádiz ha habido un incremento en materia de flamenco. Mientras no haya más turismo habrá una pugna por llevarse los espectáculos y por eso no dan los resultados esperados. El límite lo pone el mercado. El resto de los parámetros culturales (pintura, música...) la ciudad los tiene muy cubiertos, casi los 12 meses del año hay actividad permanente.

-Ha habido quejas sobre el alto presupuesto que tiene la próxima Fiesta de la Bulería, 240.000 euros.

-Es erróneo. Habrá que ver lo que cuesta la Fiesta de la Bulería cuando cerremos las cuentas porque ahí habrá que ver lo que pasa por taquilla. Los cálculos que tengo es que costará como años anteriores. Además, vamos mejorando los patrocinios para que cada año tengan una aportación mejor.

-Pero en 2016, por ejemplo, el presupuesto fue de 111.000 (Alameda Vieja) y en 2017 (Alcázar) costó 85.000 euros ¿Por qué este año el presupuesto es más del doble?

-Se duplica por el cambio de ubicación, más costoso en Alameda Vieja (escenario, medios técnicos y publicidad). Se ponen a la venta 7.000 entradas desde hace dos meses y los ingresos previstos son muy superiores al año pasado. Veremos al final la cuenta de resultados.

-En 2016 fue también en Alameda Vieja y se presupuestó la mitad.

-Aquel año fue una experiencia piloto, pocos medios. Ahora los espectáculos son cualitativamente superiores, sillas numeradas... Es otra organización.

-El Ayuntamiento presentó en el pasado Festival de Jerez tres webs: flamencodejerez.info, que ya funciona; flamencodejerez.org (que no) y flamencodejerez.tv.

-Esta última está arrancando y queremos hacer una presentación. También queremos hacer un canal flamenco de radio digital.

-El ciclo 'Noches de Bohemia' ha tenido otros años mayor variedad musical. En esta edición el flamenco está demasiado presente.

-Bueno, hay años más exitosos y otros menos, seamos sinceros. Depende del momento en el que estén los artistas, las contrataciones... Pero yo creo que la oferta está en un nivel muy bueno para lo que es la ciudad de Jerez. Noches de Bohemia y Viernes Flamenco en el Alcázar, el MIMA en el Museo Arqueológico, Delicatessen en los Claustros... La oferta es completa y para todos los gustos.

-También ha habido quejas por el retraso en la convocatoria de presentación de los pliegos de condiciones para la contratación de artistas.

-Eso fue el año pasado con el tránsito a Fundarte y la nueva Ley de Contratación. Este año ha sido más fluida la cosa y ya para 2019 será mejor, pero los requisitos para montar cosas y hacer contrataciones siempre son tortuosos.

-Se echa en falta una mayor difusión, con más antelación, de la programación estival. A veces las actividades se dan a conocer de un mes para otro.

-Ya este año hemos avanzado la venta de entradas para la Fiesta de la Bulería, pero el año pasado íbamos más apretados de tiempo.

-¿Qué le supone a la programación municipal la celebración del Tío Pepe Festival?

-Es una apuesta muy importante de la iniciativa privada con la que no debemos competir. Nos parece importantísimo. Tienen cogido su esquema e intentamos no pisarnos. El Ayuntamiento sigue haciendo su oferta cultural, más modesta si cabe porque no podemos invertir lo que se invierte en ese tipo de festivales. Ellos no entran en el flamenco de manera frontal, aunque lo tocan, y nosotros hacemos nuestra oferta cultural. Ya el tiempo dirá cuáles son los que permanecen.

-¿Qué planes tiene el Gobierno municipal para el Callejón de los Bolos?

-Está presupuestada su reapertura, un espacio que dará muchas posibilidades para actividades culturales. Se analizará el estado de la cubierta y se ha previsto una intervención en torno a 200.000 euros. Un objetivo que esperemos que se cumpla este año.

-Respecto al Museo de Lola Flores (Nave del Aceite), ¿qué pasará con la peña Buena Gente, que tiene allí su sede? ¿Cómo están las negociaciones?

-Estamos viendo distintas posibilidades y espero que en los próximos meses tengamos una buena salida a la situación. Está claro que es un patrimonio importante de la ciudad que tenemos que recuperar dentro de un entorno en el que hemos decidido poner toda la carne en el asador, para darle un vuelco rotundo al centro histórico de la ciudad. Plaza Belén, el Museo Flamenco de Andalucía, el Museo de Lola Flores..., y estamos trabajando en un posible proyecto con la UCA en el palacio Riquelme. Nos falta la pata de la vivienda, que es un asunto en el que también estamos trabajando. Si de aquí a un año o año y medio se consiguen consolidar todas estas iniciativas, que están en marcha y que no son fantasías, creo que estamos hablando de un hito en la ciudad en materia urbanística sin precedentes en muchas décadas. Es darle una vuelta rotunda al patrimonio del centro histórico de la ciudad. Están sentadas las bases y eso no ha sido fácil. A todo esto hay que sumar la intervención en San Lucas y el entorno de San Juan de los Caballeros y la plaza del Arroyo. Podemos adelantar ya que el próximo día 25 vamos a tener una reunión con los diferentes estamentos inmobiliarios de la zona del casco histórico para hacer un planteamiento global y ver qué posibilidades hay de invertir, por cada parte, en el centro histórico para darle cobertura a la primera piedra que es plaza Belén.

-Al respecto, ¿hay algún plan de conservación de la recién inaugurada plaza Belén?

-Desgraciadamente corremos riesgos pero está prevista la instalación de cámaras de vigilancia. Cuando empiecen las obras de los museos se le dará otro empujón a la plaza: tienen que crecer los árboles, la sombra también hay que hacerla posible. Hay que generar el afecto para que los ciudadanos participen de ella.

-¿Podría desarrollar los planes que tienen previstos para el palacio Riquelme?

-Hemos presentado un proyecto a un concurso cultural de la provincial con fondos ITI (Iniciativa Territorial Integrada). Si conseguimos los fondos se haría algo muy relacionado con lo usos tradicionales de la ciudad.

-El tabanco del Duque.

-Hay otra intervención presupuestada para recuperarlo como otro equipamiento. También tenemos otras intervenciones subsidiarias como la demolición de la antigua peña Los Juncales y seguramente vamos a poder intervenir para abrir la calle Pilar.

-Otra demanda es la intervención en el Archivo Municipal, con su ampliación, mejora o traslado.

-Este año no tenemos presupuesto para abordar la situación. Veremos año próximo.

-El cambio de los nombres de ciertas calles y plazas ha generado revuelo e indignación.

-Hay una cosa muy clara y es que vamos a normalizar en la próxima Comisión de Patrimonio que no se puedan jamás duplicar los nombres de las calles que son históricas. Otra cosa es el cumplimiento de la normativa de la Memoria Histórica. Nosotros no hemos cambiado el nombre de ninguna.

-¿Qué futuro hay para el convento de Madre de Dios, que se ha quedado sin su congregación?

-El Obispado dice que le dará el uso que ellos estimen oportuno.

-¿Se le ha quedado alguna espinita clavada, algún proyecto que le quede por hacer?

-En materia cultural y urbanística he recibido mucho más de lo esperado. Tenía la ambición y el objetivo de actuar en el centro histórico pero no sabía que iban a surgir tantas cosas como el Museo de Lola Flores, el del Flamenco... Pero estoy más que satisfecho. Queda por hacer la peatonalización de la zona centro y crear espacios de habitabilidad en el centro histórico con lógica y equilibrio, con diversidad social. Tiene que vivir gente si no, el centro no tendrá vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios