Mercado laboral de Jerez

Los servicios concentran el 80% de la caída de los contratos del último año

  • Jerez pierde 2.300 contrataciones en enero tras una caída interanual del 23,5%

  • La construcción es el único sector que apunta a una posible salida de la crisis

Obras de canalización en la calle Chapinería. Obras de canalización en la calle Chapinería.

Obras de canalización en la calle Chapinería. / Pascual

Bruselas cree que España liderará la recuperación económica de la UE este año con una expansión de su PIB del 5,6%, pero hasta entonces, los principales datos sobre la evolución del empleo siguen por los suelos, sobre todo en aquellos sectores más vulnerables al coronavirus sobre los que, también Bruselas, advierte del riesgo de un repunte del desempleo y de las quiebras empresariales.

La exposición de la restauración y el turismo entre los sectores más castigados por la pandemia y sus restricciones, ralentizará el rebote de la economía, situación que se refleja en las estadísticas de contratación de enero, que en el caso de Jerez marcan su peor registro en los últimos siete años, con algo menos de 7.500 altas –7.477 para ser exactos– y un retroceso del 23,5% respecto al mismo mes del año anterior.

La caída de un año para otro ronda el 23,5%, que en números redondos son casi 2.300 contratos menos de los que el 80% se pierden en el sector servicios, en el que se encuadran las actividades que ocupan el furgón de cola en la salida de la crisis a dos velocidades a la que apuntan los expertos.

Los servicios, que también engloban al comercio y al ocio igualmente castigados por la pandemia, rozan los 5.000 contratos en enero tras un desplome interanual del 27%, que en su caso se traduce en una bajada de algo más de 1.800 contratos.

Restauración, turismo, ocio... encarnan la parte baja de la ‘k’ con la que se representa el rebote de la economía española en la gráfica, mientras que la pata ascendente corresponde a las actividades más digitalizadas, entre las que además de las finanzas, se encuentran la construcción y la industria, las dos últimas con resultados muy dispares en las incorporaciones laborales del arranque del año en el municipio jerezano.

Las restricciones de enero hacen mella en las actividades más vulnerables a la pandemia

Aunque ambos sectores se mueven en el lado negativo, la construcción, ajena al cierre de la actividad no esencial, mitiga el impacto del covid sobre la contratación de enero con un descenso del 7,4% –16 puntos por debajo de la media– frente al mismo mes de 2020. En su registro del último mes constan 814 nuevas altas y 65 menos que hace un año, cifras que distan mucho de las que aporta la industria, que salda enero con medio millar de contrataciones y una caída del 21,4%, muy cerca por tanto del desplome interanual del 23,5%.

En descargo de la industria, cabe señalar que, a diferencia de la construcción, el cerrojazo de toda actividad no esencial durante los últimos días de enero y la caída de consumo generalizada desde el inicio de la crisis salpican a buena parte del sector (textil, calzado...).

La agricultura, que también escapa a las restricciones, tampoco tiene un buen comienzo del año, en el que se deja un 17,5% de su aportación a los contratos de enero. En concreto, el sector agrícola genera 1.216 contrataciones y 258 menos que las registradas un año antes.

Dentro de lo malo, enero mejora notablemente los datos de diciembre, que cerró con cerca de medio millar menos de contratos (-6.4%) pese al levantamiento de las restricciones por la Navidad. La comparativa intermensual es un fiel reflejo de la desigualdad en la recuperación: de un lado, construcción e industria llevan la batuta con sendos repuntes de la contratación 47,4 y el 50,6%; de otro, agricultura y servicios frenan el rebote con caídas del 12,8 y el 4,2%, respectivamente.

La evolución de los contratos por su tipología tampoco invita a pensar en un crecimiento acelerado, ya que los indefinidos se hunden en el último año un 31,8% con apenas 332 altas laborales en enero, mientras que los temporales soportan mejor el temporal, con un descenso interanual del 23% y 7.141 en su registro. En el último mes, eso sí, los primeros crecen un 28% frente al incremento del 5% de los segundos.

En cualquier caso, la salida de la pandemia se prevé lenta y su hoja de ruta está salpicada de posibles contratiempos relacionados con el desarrollo de la campaña de vacunación, en la que el cumplimiento de los plazos y la efectividad contra nuevas variantes están por ver, y las medidas anticrisis del Gobierno, de cuya continuidad depende que se acelere o se ralentice aún más la recuperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios