Jerez

El nuevo tanatorio de Jerez estará listo en poco más de un año

  • El proyecto promovido por Mármoles Márquez y Mémora cuenta con una inversión de más de tres millones de euros y generará una veintena de empleos

  • El edificio se levantará sobre la parcela frente al cementerio en la que tiene su sede la empresa jerezana del sector de la lápida con más de medio siglo de actividad

Recreación virtual del proyecto del nuevo tanatorio diseñado por el estudio de arquitectura Pérez de Eulate. Recreación virtual del proyecto del nuevo tanatorio diseñado por el estudio de arquitectura Pérez de Eulate.

Recreación virtual del proyecto del nuevo tanatorio diseñado por el estudio de arquitectura Pérez de Eulate.

El segundo tanatorio de Jerez estará en funcionamiento en poco más de un año. El proyecto del futuro equipamiento funerario, bautizado como Tanatorio Santa Isabel y que se ubicará en la carretera de Cortes frente al cementerio municipal, cuenta ya con licencia urbanística para el inicio de su construcción, en la que se invertirán más de tres millones de euros.

El estudio de arquitectura jerezano Pérez de Eulate ha sido el encargado de diseñar el proyecto, que contempla la construcción de un edificio de unos 2.500 metros cuadrados útiles repartidos en dos plantas y sótano sobre una parcela calificada como urbana en el PGOU, situada justo en frente del cementerio de Nuestra Señora de la Merced y en la que tiene su sede actualmente Mármoles Márquez, empresa que forma parte de Grupo Orizontia, compañía española especializada en la construcción de camposantos.

El nuevo tanatorio surge de la alianza entre esta empresa jerezana con más de cincuenta años de historia y líder en el sector de la lápida, y Mémora, unas de las firmas más importantes de las pompas fúnebres del país, a fin de ampliar la oferta de servicios funerarios existente en la ciudad, toda vez que Jerez reza como uno de los pocos grandes municipios, si no el único, con un sólo edificio de servicios fúnebres de estas características. Hay que tener en cuenta que la media de duelos en la ciudad ronda en la actualidad los 2.200, lo que vienen a ser unos 185 al mes.

Imagen del cementerio desde la sede de Mármoles Márquez en la parcela en la que se construirá el nuevo tanatorio. Imagen del cementerio desde la sede de Mármoles Márquez en la parcela en la que se construirá el nuevo tanatorio.

Imagen del cementerio desde la sede de Mármoles Márquez en la parcela en la que se construirá el nuevo tanatorio.

El futuro equipamiento contará con modernas salas para duelos, cafetería y aparcamiento subterráneo, así como otros servicios funerarios

El objetivo de los promotores de esta iniciativa privada es comenzar a la mayor brevedad posible las obras, que tienen un plazo de ejecución estimado de doce meses, con lo que Tanatorio Santa Isabel podría estar en funcionamiento a finales de verano de 2020.

Según la información a la que ha tenido acceso este medio, en el edificio contará con entre cinco y seis modernas salas para duelos perfectamente equipadas, así como diferentes servicios funerarios complementarios, como la exposición de lápidas y flores. El equipamiento dispondrá igualmente de cafetería y aparcamiento subterráneo para mejorar el acceso de los familiares y allegados. El tanatorio no tendrá, en principio, horno crematorio, aunque no se descarta su incorporación en un futuro.

Los promotores no descartan ampliar en un futuro los servicios con un horno crematorio

Las negociaciones para la construcción del nuevo equipamiento funerario comenzaron hará cuestión de dos años y el proyecto, tras la pertinente tramitación urbanística, recibió finalmente el visto bueno en la última sesión de la junta de gobierno local, celebrada a finales de mayo.

Mármoles Márquez da el salto así a la gestión de otros servicios funerarios, si bien mantendrá el negocio de las lápidas en un nuevo emplazamiento. Por su parte, el Grupo Mémora se estrena en Jerez, que considera un punto estratégico para el desarrollo de su actividad, centrada en la prestación de servicios funerarios y en la gestión de tanatorios, crematorios y cementerios en España y Portugal. La compañía propiedad del fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers’, está presente en una veintena de provincias de la Península, entre ellas Cádiz, donde gestiona el Tanatorio de Nuestra Señora del Rosario y el de San Fernando.

Según los datos publicados por la firma, Mémora alcanza una facturación de más de 150 millones de euros, cuenta con 1.200 empleados en plantilla y realiza más de 46.000 servicios anuales en los 125 tanatorios y 23 cementerios que explota en la actualidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios