Jerez

El optimismo empresarial puede con la incertidumbre del ‘Brexit’

  • Empresarios y expertos en comercio exterior apuestan por la internacionalización frente a amenazas como la salida del Reino Unido de la UE o la guerra comercial entre EEUU y China

  • El Consejo Regulador acoge una jornada sobre 'La internacionalización en tiempo de incertidumbre' organizada por Banco Sabadell y sus socios del programa 'Exportar para Crecer' 

Jornada sobre 'La internacionalización en tiempo de incertidumbre' celebrada ayer en la bodega de San Ginés. Jornada sobre 'La internacionalización en tiempo de incertidumbre' celebrada ayer en la bodega de San Ginés.

Jornada sobre 'La internacionalización en tiempo de incertidumbre' celebrada ayer en la bodega de San Ginés. / Pascual

Mientras Theresa May deshoja la margarita del ‘Brexit', las empresas españolas siguen con expectación y cierta impotencia el despropósito en el que el parlamento británico ha convertido su divorcio de Bruselas. En el actual escenario de incertidumbre, la inseguridad que transmite la clase política contrasta con el optimismo del sector empresarial sobre el futuro de las relaciones comerciales entre Reino Unido y la Unión Europea.

Mientras el país británico se desangra económica, social y políticamente a cuenta de la decisión aprobada en referéndum hace ya tres años, pero que aún colea, nadie concibe la posibilidad de un 'Brexit' duro o una ruptura abrupta entre las partes, entre otros motivos, porque como se puso ayer de manifiesto en las jornadas sobre ‘La internacionalización en tiempos de incertidumbre’ organizadas por Banco Sabadell en la bodega San Ginés del Consejo Regulador, “el Reino Unido no se lo puede permitir”.

Frente al 'Brexit' o frente a la guerra comercial entre EEUU y China, poco pueden hacer las empresas salvo esperar acontecimientos y tratar de minimizar el impacto de los distintos factores que determinan un entorno VUCA –Volátil, Incierto (Uncertain), Complejo y Ambiguo–, pero tampoco hay una fórmula mágica que se amolde a los distintos intereses empresariales, pues depende del tamaño, sector, volumen de negocio...

El riesgo es inherente a la actividad empresarial y el actual escenario de incertidumbre invita a diversificar, buscar nuevos mercados exteriores, para lo que los empresarios cuentan con herramientas que le sirven de red, como el acompañamiento a los proyectos de internacionalización, una “vocación que está en el ADN” de Banco Sabadell, detalló Agustín Rodríguez, director territorial de Empresas de la entidad en la inauguración, en la que estuvo acompañado de Beltrán Domecq, presidente del Consejo del vino.

Esta vocación de apoyo a la internacionalización explica la organización conjunta de este foro de debate por parte de los socios del programa ‘Exportar para Crecer’, en concreto Banco Sabadell, AENOR, AMEC, Arola, Cofides, CESCE, Esade y Garrigues.

De izquierda a derecha, Gonzalo Zehr, director regional Banco Sabadell; César Saldaña, director general del Consejo Regulador; Agustín Rodríguez, director territorial de Empresa del Sabadell; y Beltrán Domecq, presidente del Consejo. De izquierda a derecha, Gonzalo Zehr, director regional Banco Sabadell; César Saldaña, director general del Consejo Regulador; Agustín Rodríguez, director territorial de Empresa del Sabadell; y Beltrán Domecq, presidente del Consejo.

De izquierda a derecha, Gonzalo Zehr, director regional Banco Sabadell; César Saldaña, director general del Consejo Regulador; Agustín Rodríguez, director territorial de Empresa del Sabadell; y Beltrán Domecq, presidente del Consejo. / Pascual

La jornada se estructuró en dos mesas redondas, una sobre exportación moderada por Ana Páez, directora de Administraciones Públicas de Banco Sabadell, y participada por Álvaro Portes, director Territorial Sur de CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación); Nicolás Bonilla, abogado especializado en Impuestos Especiales de Arola; Rosario García Ruiz, directora de la Cátedra Extenda de la Universidad de Sevilla; y Narciso Fernández, presidente de la tonelería Tevasa para la que el Reino Unido representa el 70% del negocio de botas envinadas o ‘sherry cask’ .

En esta primera mesa de debate se puso de manifiesto que el impulso a la internacionalización de la empresa española en los últimos años ha sido clave en la salida de la crisis, como también puede serlo en el actual escenario de incertidumbre y ralentización de la actividad comercial a causa del 'Brexit' en el Reino Unido, uno de los principales mercados para España y para la industria del vino de Jerez.

La salida al exterior favorece el crecimiento y la innovación, también de la gestión de la empresa, que se enfrenta a otros retos como la transformación digital, motivo por el que los ponentes coincidieron en la necesidad de “abrir ventanas para tomar oxígeno y ganar músculo”, porque el mundo no se acaba en el 'Brexit'.

Hay que innovar, pero con conocimiento de causa, pues la información y la formación también se erigen en factores determinantes para el éxito de la aventura exterior, que además requiere “valentía, criterio y suerte”.

La segunda mesa redonda, bajo la moderación del director del Consejo Regulador, César Saldaña, abordó la implantación en el exterior, en este caso a través del contraste entre la dilatada experiencia de González Byass –representada por su vicepresidente, Pedro Rebuelta– y de la gran proyección en apenas una década de historia de la firma de ropa sevillana Scalpers –representada por su consejero delegado Alfonso Vivancos–. Junto a ellos se sentaron José Ramón Tenor, socio de Garrigues; y José Antonio Bretones, director de Iniciación, Implantación y Cooperación Empresarial de ICEX.

Rebuelta y Vivanco pusieron de manifiesto las diferencias entre las medidas que pueden adoptar las empresas para hacer más llevadera la transición del 'Brexit'. Pero como en la exportación, la principal coincidencia entre ambas empresas, avalada por los expertos en comercio exterior y fiscalidad, es que no se pongan puertas al libre movimiento de mercancías, cruzada para la que cuentan con el apoyo de los propios empresarios británicos y, lo que es más importante, de un mundo globalizado y sin fronteras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios