Empresas

El pequeño comercio se reivindica con la bandera de la calidad

  • Jerez Centro Comercial suma 66 negocios que han conseguido sus acreditaciones pese a la complicada situación de los últimos años

El salón noble del Ayuntamiento acogió ayer la entrega de los certificados de calidad a seis comercios de Jerez Centro Comercial Abierto, asociados a Acoje, que se suman de esta forma a los 60 que ya cuentan con esta acreditación. El acto contó con la asistencia de la directora general de Comercio de la Junta, María del Carmen Cantero, el presidente de la Confederación de Empresarios de Comercio de Andalucía (CECA), Manuel García Izquierdo, el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz y de la Cámara de Comercio, Javier Sánchez Rojas, el comisario de la Policía Nacional, Andrés Garrido, el vicepresidente de Diputación, Bernardo Villar, delegados municipales y una representación de asociaciones de comerciantes y de los centros abiertos de San Fernando y Cádiz.

La secretaria de Acoje, Nela García, presentó el acto, convertido en un reconocimiento al papel del pequeño y mediano comercio dentro de la economía de la ciudad así como al esfuerzo de supervivencia realizado durante los últimos años, en los que el consumo ha sufrido una drástica caída. García felicitó la "labor de todos los compañeros por el esfuerzo y dedicación que caracteriza al comerciante enamorado de su trabajo" y destacó que Acoje es la asociación de comerciantes con mayor número de certificados de calidad en la provincia.

También con referencias al mal momento económico, la intervención del presidente de Acoje, Fernando García, fue un alegato a la "calidad de los pequeños y medianos comercios, frente a otros formatos comerciales y las franquicias". García agradeció a los asociados de Acoje y a las instituciones que Jerez Centro Comercial sea una realidad.

Los seis comercios que ayer recibieron los certificados de calidad fueron los siguientes:

Fátima Canca Arévalo, emprendedora, que produce mediante su taller de confección, sus propios artículos, que comercializa: vestuario flamenco, clásico, para academias de baile y bailaoras profesionales para toda Andalucía. Exporta al extranjero, siendo sus principales mercados Japón, Alemania, Inglaterra y Rusia. Fátima Canca viene ejerciendo el comercio desde hace más de veinte años y de ella, la secretaria de Acoje destacó que "desarrolla una continua formación y superación, creciendo ante las adversidades, y con una gran ilusión en superar la crisis que afecta al comercio en general".

Sollero Ceremonia. Su propietario, Félix Sollero Henestrosa, lleva más de cincuenta años dedicado al comercio de trajes de ceremonia, negocio que continuó de su padre constituyendo una firma de prestigio en Jerez.

Ya voy mamá, de Esperanza Gómez. Se trata de un comercio especializado en el mundo de los niños, que abrió sus puertas en octubre de 2011, donde se puede encontrar desde juguetes a moda infantil y complementos. Es un comercio que marca su diferencia con otros del sector pues en él se realizan talleres de pintura, música, ciencia, todo ello enfocado siempre al mundo de los pequeños. Está especializado además en marcas alternativas.

Floristería Los Rosales, de Ángel Navarro de la Rosa. Es una floristería que lleva abierta en Jerez más de 40 años. El negocio lo inició su suegro y pasó posteriormente a manos de Ángel y su esposa. Junto con este comercio tienen dos más dedicados al comercio de la flor. Disponen de flores y plantas artificiales pero su especialidad es la flor cortada. Está adscrito a la Red Interflora y exportan flores a todas parte del mundo.

Modas Aurora, de María Luisa Montero Soler. Inició el negocio hace más de 40 años y actualmente se encuentra en la calle Corredera, después de haber pasado por varias ubicaciones. Su especialidad son los trajes para novias, novios, madrinas y trajes de flamenca. Tiene diseñador propio y ofrece un servicio personalizado con asesoramiento y complementos en tocados y calzados.

La Nueva París, de Margarita Fernández Borrego. Comenzó su andadura comercial en 1998 con el establecimiento Mercería Algarve y tras mucho trabajo y dedicación extendió hace cinco años su actividad a un nuevo negocio que es el que actualmente regenta: La Nueva París. Este está especializado en mercería, corsetería, lencería y ropa de baño. Comercializa el traje de flamenca y todos sus complementos. En La Nueva París se realizan arreglos y se dan cursos de punto y ganchillo, y un asesoramiento personalizado a toda la clientela.

A las felicitaciones a los comerciantes galardonados se unió el vicepresidente de Diputación, Bernardo Villar, quien dijo que "el comercio es el alma de una ciudad, es lo que hace que sus calles estén llenas y que una ciudad esté viva".

La teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, cerró el acto en representación de la alcaldesa María José García-Pelayo, que por problemas de agenda, no acudió a la entrega de certificaciones. Sostuvo que todos los miembros del gobierno local han apostado siempre por el centro "al que consideramos el corazón y motor de la ciudad" y defendió que desde el Ayuntamiento se están adoptando medidas consensuadas con las asociaciones de comerciantes "para que el centro funcione". Felicitó a la Junta por la hoja de ruta marcada para proteger al pequeño y mediano comercio, aunque pidió que no se quede sólo en eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios