Denuncia por picaduras de insectos a niños Los gatos ‘toman’ Parque Norte

  • Vecinos de una urbanización, próxima a Caballero Bonald, alertan de que hay niños que presentan picaduras por insectos a raíz de que la colonia de felinos ha aumentado sin control

Vecinos de la urbanización Parque Norte están en pie de guerra por una colonia de gatos descontrolada en la zona de San José Obrero. El problema se ha ido agravando en los últimos años hasta que hace unos días varios niños de la urbanización presentaron picaduras y ronchas por el cuerpo a consecuencia –según los vecinos– de la decena de gatos que “campan a sus anchas” por la urbanización y el parque infantil.

“Estábamos en el parque y al llegar a casa vi a mi niño de año y medio lleno de bichitos y se llenó de ronchas. Dos días después, los dos niños de otra vecina tenían picaduras de pulgas hasta por la espalda... El problema va a más”, declara una vecina. Afectados relatan que “parece que el gato de una casa colindante crió hace un par de años y no habrá sido la única vez, porque ahora tenemos unos tres gatos adultos y siete pequeños”.

“Hemos intentado poner soluciones, desde llamar a una protectora a través de una conocida tienda de animales y a la Policía. Han venido a poner jaulas, pero una vecina pone comida y claro, los gatos no se pasan por donde están las jaulas. Creen que tenemos algo con los gatos, nos dicen que los queremos matar... Y no. Lo que queremos es control y evitar que entren en la urbanización por lo peligroso para todos”, cuentan.

La comunidad de propietarios ha pagado incluso una fumigación, pero no erradica el problema: “Los gatos entran en casas, están por la zona de la piscina, en el parque infantil... Pedimos una solución”.

Juan Manuel García, jefe de unidad de salud pública y del centro zoosanitario, desconoce el caso de la urbanización Parque Norte, pero puntualiza que “tenemos entre 15 y 20 colonias de gatos localizadas en Jerez”. “Tenemos unas 11 jaulas siempre a disposición de quien nos llame. El problema es que no la podemos poner en la vía pública porque o la rompen o la roban”, declara García.

El jefe del centro zoosanitario adelanta que el próximo martes se celebrará una reunión con protectoras y el Colegio de Veterinarios para avanzar en el programa de control y gestión de colonias felinas aprobado en junta de gobierno local (en octubre de 2018).

Una de las asociaciones que más lucha para la puesta en marcha del plan de control de gatos es la Asociación para la Protección de la Colonia Felina de Torrox. Su presidenta, Rebeca Gascón, reconoce que una colonia sin control provoca muchos problemas en la comunidad, por ello, considera que “hay que tratar el problema en conjunto: limpieza y desinfección, castrar/vacunar/desparasitar, y educación. Si siguen abandonando gatos, vuelta a empezar”.

“Nuestro método consiste en capturar a los animales, esterilizarlos, tratarlos sanitariamente con desparasitaciones y vacunaciones, identificarlos y tras un breve postoperatorio son liberados en el mismo lugar donde fueron capturados”, declara Gascón. También se ocupan de alimentarles diariamente con pienso específico para gatos y agua limpia “para que los animales tengan un estado nutricional adecuado que les ayude a luchar de forma óptima contra las enfermedades felinas”.

“Nuestro objetivo primordial es conseguir estabilizar la población de gatos, pero también que los gatos estén bien alimentados para que estén sanos y no constituyan una fuente de transmisión de enfermedades a otros animales y un riesgo para la salud pública”, subraya Gascón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios