Jerez

El alquiler de pisos turísticos mueve ya en Jerez 4 millones de euros al año

  • En Jerez hay 1.280 viviendas turísticas registradas en Airbnb de las que algo más de 500 estaban activas en octubre

  • Los ingresos medios anuales de un piso turístico tipo de uno o dos dormitorios en Jerez ronda los 8.500 euros, el doble que el alquier tradicional

Carteles de pisos turísticos de alquiler en una plaza céntrica de Jerez. Carteles de pisos turísticos de alquiler en una plaza céntrica de Jerez.

Carteles de pisos turísticos de alquiler en una plaza céntrica de Jerez. / Manuel Aranda (Jerez)

Las viviendas de uso turístico se han convertido en un filón que parece no tener límites en Jerez, donde esta actividad mueve ya al año del orden de 4 millones de euros. En concreto, el volumen de negocio en los últimos doce meses por el alquiler de estos pisos en la ciudad a través de Airbnb, la plataforma de referencia que aglutina a la inmensa mayoría de la oferta, asciende a 4,1 millones de euros según el Estudio de Viviendas Turísticas en Jerez 2018 elaborado por Surthy, empresa de gestión integral de este tipo de pisos.

El sector viajes ha cambiado por completo con la proliferación de los alquileres turísticos, un fenómeno que arrasa en España, el quinto país con mayor tasa de reservas de viviendas turísticas (32,1%) a través de la principal plataforma digital, ránking que encabeza Polonia con el 41,4%.

E

El alquiler turístico en Jerez acumula un incremento anual del 70% desde 2013

n Jerez hay un parque de 1.280 viviendas turísticas registradas en Airbnb –en Madrid había el año pasado 10.400 y 8.900 en Barcelona–, si bien sólo medio millar estaban activas en octubre, mes en el que desaparecieron de un plumazo más de un centenar de apartamentos tras el acuerdo alcanzado por la Junta de Andalucía con la plataforma para que se permita únicamente anunciarse a las viviendas con licencia.

Se trata de un sector en pleno auge y al que está habiendo mucho trasvase del alquiler tradicional, fundamentalmente, porque genera mayores ingresos, señala Francisco Javier González, fundador de Surthy, quien advierte no obstante que el alquiler turístico requiere mucho más tiempo e incluso dedicación completa por parte de los propietarios de los inmuebles para sacarle todo el partido y no limitarse a tener ocupación sólo en momentos puntas del turismo.

González afirma que con una buena gestión de precios y ocupación, los ingresos superan entre 2 y 2,5 veces a los del alquiler de larga duración. De hecho, los ingresos mensuales por el alquiler tradicional de un piso de uno o dos dormitorios oscila entre los 450 y los 600 euros, mientras que con el alquiler turístico se pueden superar sin problemas los mil euros.

El 74% de los huéspedes se aloja en pisos de uno o dos dormitorios ñy su estancia media es de 2,83 días

La media de ingresos anuales para una vivienda tipo de uno o dos dormitorios en la ciudad se sitúa en 8.500 euros, si bien las ganancias varían sustancialmente en función de la zona, el tamaño de la vivienda y la época del año. Por ejemplo, en el centro hay ejemplos de pisos turísticos gestionados por Surthy con ingresos de hasta 13.000 euros.

Lo más demandado son los pisos de uno o dos dormitorios, en los que se aloja el 74% de los huéspedes, que generalmente viaje en pareja y su estancia media es de 2,83 días. Pero el sector tiene aún una marcada estacionalidad en Jerez, que también se vende muy bien como destino de segunda línea de playa, lo que permite a los turistas encontrar precios más asequibles que en la zona del litoral.

La mayoría de los huéspedes viajan en pareja y son extranjeros, principalmente británicos y alemanes cuya afluencia aumenta conforme avanza el año, salvo en el último trimestre, en el que desciende notablemente. El turista nacional es más estacional, coincidiendo sus reservas con eventos o festividades locales como la Semana Santa, Feria y motos en mayo, vacaciones de verano y Navidad.

Lo más valorado por los huéspedes, según sus opiniones en Airbnb, es el check in y la comunicación con el arrendatario, pero creen que hay que mejorar la limpieza y la localización de las viviendas.

Mientras que en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, los alquileres turísticos están dando más de un quebradero de cabeza a dirigentes políticos y ciudadanos, Francisco Javier González entiende que en ciudades medianas o pequeñas, como es el caso de Jerez, no hay problema a la vista, al menos de momento.

La regularización de los alquileres turísticos está en constante revisión, si bien algunos Ayuntamientos como Madrid, Bilbao y San Sebastián aprobaron una serie de normas restrictivas en un intento de acabar con los abusos del sector que han sido recurridas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El Gobierno anunció recientemente su intención de modificar la ley de arrendamientos urbanos y la de la propiedad horizontal para permitir que las comunidades de vecinos sean las que decidan si aceptan pisos turísticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios